¿Sabías que…? – Parte 15

Aunque supongo que esto es común en muchos otros países, lo comento aquí porque en Japón fue donde lo viví por primera vez.

¿Sabías que mientras llenas el tanque en las gasolineras de Japón los empleados te limpian las ventanas, revisan el aire de las llantas, te preguntan si tienes basura que tirar, y en algunos casos chequean el nivel de aceite y la batería del carro, y todo es totalmente gratis?

  • También es común que te den un trapo para que limpies la parte interna del coche.
  • Como en Japón no existe la cultura de dar propina, los empleados consideran ese servicio como parte de su trabajo.
  • Hay gasolineras de autoservicio, en cuyo caso lo anterior no aplica porque los empleados están solamente para auxiliar en el manejo de las máquinas o en caso de que haya algún problema.
  • El servicio en las gasolineras no termina cuando el cliente prende el carro para seguir su camino: un empleado te guía hacia la salida y te indica cuando puedes salir sin peligro de que venga gente o algún carro. Al arrancar, te da las gracias efusivamente mientras se quita la gorra (que por lo general es parte del uniforme) y hace reverencia hasta que el carro ha avanzado.

Al igual que con el agua, la primera vez que fui a una gasolinera por acá y me dieron todo ese servicio, yo pensé que me lo cobrarían. “¿Y cómo me niego?”, pensé cuando el empleado limpiaba el parabrisas sin haberme pedido permiso. Viniendo de un país en donde una clase de servicio como ésa invariablemente lleva el concepto de “propina”, he de confesar que sí me sentí mal por no dar dinero (que obviamente no te piden).

 

Incluso en los establecimientos más pequeños y remotos, el servicio incluye al menos: limpiar el parabrisas y preguntarte si tienes ceniza (por si fumas) o basura que tirar. Eso lo comprobé en múltiples ocasiones cuando viajaba en carro por Kyushu. Me encontraba con gasolineras pequeñas, de ésas de una sola lámpara en medio de la oscuridad, y siempre estaba un señor, generalmente de edad avanzada, listo para atenderte.

 

Mi pregunta es: ¿han experimentado esta clase de servicio? De ser así, ¿en dónde? ¿Fue gratis o dejaron propina?