Beca

Actualización: aunque esencialmente los pasos son los mismos, hay algunos que han sido modificados en fechas recientes. Aldo Goliath escribió una versión actualizada del procedimiento para obtener la beca: http://muereblogosfera.blogspot.com/2011/01/beca-monbukagakusho.html . Revisen también por allá para que estén mejor preparados.

Esta página muestra una pequeña guía de lo que hay que hacer para intentar obtener la beca para postgrados que ofrece el Ministerio de Educación de Japón (文部科学省-Monbukagakusho).

Aclaraciones:

  • Los requisitos para las becas de licenciatura son diferentes, y como no los sé, no los escribo aquí.
  • Los pasos solo aplican a mexicanos. Si eres de otro país, consulta directamente con la embajada japonesa de tu localidad.
  • Tendrás que viajar al Distrito Federal al menos una vez. Si pasas a las siguientes etapas, vas a viajar más.

Etapa 1:

  1. Si no sabes inglés, mejor toma un curso extra-super-ultra-mega intensivo de 1 año y regresa a intentar obtener la beca en la siguiente oportunidad.
  2. Si no sabes nada de japonés, es buen momento para comenzar a estudiar. Lo vas a necesitar si te dan la beca, y es una cualidad que te puede dar ventajas en etapas posteriores.
  3. Tienes que estar titulado o en proceso de titulación. Si apenas estás comenzando el trámite, asegúrate de tener constancia de que tu título está en proceso, y de que lo tendrás a tiempo para entregarlo en caso de que pases a las siguientes etapas.
  4. A principios de mayo, llama por teléfono a la embajada de Japón en el Distrito Federal y pide informes sobre la beca. Tendrás que asistir a una junta algún día de junio, así que es bueno decidir que día puedes ir (de los que te van a decir por teléfono). La junta es una explicación de cómo es la vida de estudiante en Japón, y aunque parezca que no es importante, de todas formas tienes que estar, porque al final te entregarán las solicitudes y los formularios que tienes que llenar, y te dirán los documentos que deberás entregar y la fecha límite para hacerlo.
  5. Decide con tiempo lo que quieres hacer en tu postgrado. La clave para pasar a la etapa 2 es tu plan de trabajo.
  6. Haz muchos borradores de tu plan de trabajo. Sé agresivo, pero tampoco escribas algo que suene muy inverosímil. No uses palabras de más. Trata de ser breve, pero al mismo tiempo explica con claridad lo que planeas hacer y con qué fin.
  7. Usa tu plan de trabajo para buscar a un profesor que acepte ser tu asesor en Japón. Hasta el año en que yo vine, no era un requisito indispensable, pero ahora parece ser que sí lo es. Necesitas una carta de aceptación del profesor, y esto puede ser una tarea muy difícil, ya que, si bien hay algunos profesores que no te preguntan mucho y te aceptan, hay otros a los que tendras que explicarles con lujo de detalle lo que quieres hacer.
  8. Muy importante: Antes de contactar a un profesor, revisa la ubicación de la universidad. Créeme: Si no estas listo para vivir en el campo japonés, una escuela en un área campestre puede ser causa de estrés, frustración, y en muchos casos, de que desistas de la beca y te quieras regresar a México. Vuelvo a decirlo: Créeme. Por mucho que te guste Japón y sepas al respecto, vas a sufrir un choque cultural muy grande, y si estás en un área donde no puedes comunicarte del todo, puedes caer en una depresión. Me puedes rebatir este punto diciéndome que vienes a Japón a estudiar, no a pasear, y es cierto, pero, salvo que no tengas vida social y no planees tenerla, y hayas estado toda tu vida dentro de tu casa y no sientas la necesidad de salir más que a la tienda de la esquina, el lugar en donde vivirás juega un papel decisivo en tu estancia en Japón.
  9. No obstante, vivir en un area no tan urbanizada tiene sus ventajas: Rentas más baratas, no necesitas estar tomando tren o autobus para ir a la universidad, mucha naturaleza alrededor, etc.
  10. La carta de aceptación tiene que ser entregada junto con los demás formularios y solicitudes, así que pídele a tu asesor que te la envíe por mensajería, porque conociendo lo malo que es el servicio postal mexicano, posiblemente tengas problemas por algún retraso (por mensajería llega en a lo más una semana, pero por correo puede tardar más de un mes).


Etapa 2:

¡Felicidades! Has pasado la primera “coladera”. Pero aquí es donde empieza la verdadera competencia.

  1. Si pasas la etapa 1, serás llamado a una entrevista en la embajada. Pase lo que pase tienes que ir y ser puntual, así que, si trabajas, es hora de que vayas pidiendo permiso de faltar un par de días.
  2. Esto es enteramente opcional: Si no te llaman de la embajada, es casi un hecho que no lograste pasar a la etapa 2. Con todo, puede haber un error. Si tienes la valentía, llama y pregunta. Eso sí: No esperes que te digan en qué fallaste. Simplemente te dirán algo como “usted no fue seleccionado”. Insisto: Rara vez hay un error, pero creo que es mejor preguntar a estar con la expectativa unos días más.
  3. Si en la solicitud especificaste que hablas un poco de japonés (no importa cuánto hayas puesto), antes de la entrevista vas a presentar un examen de ese idioma dividido en 4 partes. Sé realista y responde hasta donde puedas. Recuerda que si lo haces al azar, te puede causar problemas más adelante.
  4. Segun me dice Omar, en los ultimos años también se ha vuelto necesario hacer un examen de inglés. Dice que esta un poco más difícil que el TOEFL, asi que mas o menos date una idea del nivel que tienes que tener de este idioma.
  5. En la entrevista, vas a tener a mínimo 6 personas enfrente: Gente de la embajada, gente de Japón, y expertos en el área que quieres estudiar. Estos expertos son mexicanos, y generalmente son del Conacyt o de algun otro organismo similar (dependiendo de lo que quieras venir a estudiar, claro). Ellos van a cuestionarte el porqué te quieres ir a Japón a estudiar algo que, posiblemente, también podrías estudiar en México. No titubees en tus respuestas. Si necesitas tiempo para pensar, usa frases como “lo que usted menciona tiene razon. y lo he considerado, pero…“, y usa esos preciosos segundos para articular lo que vas a decir. NO TENGAS MIEDO. Estarás muy nervioso, y es normal, pero aquí es donde tienes que demostrar que realmente quieres venir a Japon.
  6. Si escribiste que sabías japones, espera al menos un par de preguntas en ese idioma. Si no entiendes, o no sabes cómo responder, sé honesto y menciónalo.
  7. Terminada la entrevista, recibirás el resultado en los días posteriores (generalmente 2). Si es positivo, significa que has pasado a la etapa 3.

Etapa 3:

Tienes un pie en Japón, pero todavía no cantes victoria. La etapa 3 es sencilla, pero aquí es donde tu salud puede traicionarte.

  1. Vas a tener que regresar al DF a que te hagan un examen médico en el hospital y con el doctor que la embajada te asigne. Obviamente no puedes escoger la fecha ni la hora, así que, si es que no te han despedido del trabajo por tanto faltar, pide permiso de nuevo.
  2. Para el examen médico, necesitarás hacerte unos estudios y llevar los resultados al DF. Éstos incluyen: Radiografías, pruebas de sangre y orina, examen de la vista, entre otros.
  3. La consulta generalmente es un hospital de lujo. Aunque te cobrarán solo la mitad, vas a pagar una cantidad considerable de dinero. En 2002, cuando yo lo hice, pagué 300 pesos.
  4. Si no tienes ningún problema de salud realmente grave, no tendras ningun problema aquí (bueno, quiza en tu trabajo si Laughing).
  5. Como recomendación adicional, si no tienes licencia de manejo, tramítala lo antes posible, no importa si, de momento, no piensas manejar en Japón. Esto con el fin de ahorrarte unos 27,000 pesos, que es lo que cuesta la licencia de manejo en la tierra del sol naciente. Si traes tu licencia mexicana, y pasaste al menos 3 meses en tu país después de tramitarla, puedes hacer el cambio a la licencia japonesa (presentando claro los examenes correspondientes). Todo esto se resume en aproximadamente 2,000 pesos, mucho mejor que pagar por la licencia completa.

Etapa 4:

Aquí solo tienes que esperar. Tus documentos serán enviados a Japon, y el Ministerio de Educación se hará cargo de ver si te pueden poner en alguna universidad de las que escogiste. Es raro que alguien tenga problemas aquí, pero de todas formas, hasta no recibir la notificación, por ahí de mediados o finales de diciembre, no des nada por hecho.

Una vez que recibas la llamada de la embajada, te puedes considerar un becario de Monbukagakusho. Pero todavía hay cosas por hacer:

  1. Vas a tener que ir al DF una vez más. Necesitarás ir a recoger el boleto de avión a las instalaciones de JAL (Japan Airlines), y vas a tener que pagar los impuestos del boleto. Generalmente son como 1,400 pesos.
  2. Además, tienes que tramitar tu visa de estudiante, así que no olvides tu pasaporte (a mí se me olvido… ya te imaginarás como andaba ese día).
  3. Dependiendo de tu nivel de japonés, es probable que Monbukagakusho decida que no necesitas un curso de japonés. Si eso sucede, puedes aceptar sin decir nada o puedes pedirle a la gente de la embajada a ver si se puede hacer algo al respecto. Yo no lo necesité, pero, a menos que realmente puedas comunicarte en japonés sin muchos problemas, te recomiendo mejor tomarlo. Traducido a niveles de la JLPT (Japanese Language Proficiency Test), si no tienes mínimo nivel 2 aprobado, mejor toma el curso.
  4. Solo te queda esperar a que llegue abril. Tu ida a Japón está cerca.

Si has llegado hasta aquí, ¡muchas felicidades por haber conseguido una de las mejores becas que hay en el mundo! De aquí en delante comienza la verdadera fiesta (en los 2 sentidos de la palabra), asi que todo depende de ti.

La vida de un mexicano en el país del sol naciente.