El otro lado de la moneda

Japon es un lugar bonito, magico e increible. Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas: Sabemos que no existe la perfeccion, y este pais no es la excepcion.

Hoy me tomare la libertad de contar el caso de una mexicana, que la paso muy mal en Japon, y que la regresaron antes de la fecha que ella habia estipulado. No mencionare nombres. La denominaremos como X.

X estudia/trabaja en un postdoctorado en la misma ciudad que yo. No es becada. Es egresada de doctorado de una universidad muy importante y famosa en Mexico. Viene a Japon sin conocer nada de su cultura, sin hablar nada del idioma, casi casi como un reto.

Originalmente, su contrato es por un an~o, pero puede extenderlo hasta 3 si asi lo cree conveniente.

Sin embargo, al llegar a Japon, X se da cuenta de que las cosas por aca no son tan faciles como en otros lugares en los que ha estado. Primero, le afecta la lejania con su familia, pues aunque ha vivido sola, lo ha hecho solo en Mexico.
Segundo, no tiene amigos por aca, porque como no habla japones no se puede comunicar. Intenta hablar en ingles con la gente de su trabajo, pero obviamente no consigue mucho. Algunas de sus compan~eras le ayudan esporadicamente con sus compras. Es todo.

La empresa le paga un curso de japones mega-rapido, en donde sinceramente no se aprende gran cosa debido a lo corto del mismo. X intenta tomar clases por su cuenta, pero se desanima al ver que los demas alumnos de menos pueden leer Hiragana y Katakana, lo que los hace avanzar mas rapido. X decide no seguirse preocupando por el japones.

X pasa ratos tristes, y generalemente sola. De vez en cuando se va a pasear a Tenjin (el area principal de la ciudad de Fukuoka), pero hasta ahi.

X piensa las cosas y decide que Japon no es para ella, que es muy dificil estar aqui, y termina por no alargar su contrato, es decir, en octubre regresa definitivamente a Mexico.

X ha regresado a Mexico aproximadamente 3 veces desde octubre hasta la fecha. 1 vez fue por motivos escolares, otra para ver a su familia y esta (que no recuerdo para que fue exactamente). Pero esta vez, va con el medico y le diagnostican intoxicacion por las sustancias con las que trabaja. Necesitan hacerle examenes mucho mas especializados, pero los resultados tardan 23 dias. Ella tenia que regresar a Japon el 13 de junio, pero habla con sus jefes al respecto de su diagnostico y le extienden la estadia hasta el 17. Despues, ya no recibe noticia de ellos.

Hoy por la man~ana, el asesor de X recibe correo en donde los jefes de X comentan que es mejor que X ya se quede definitivamente en Mexico, y que solo regrese a Japon a arreglar sus asuntos (contratos de casa, luz, agua, gas, telefono, etc.). Esto molesta mucho a X, porque no se le dijo personalmente, y porque hace creer que ya le tienen mala idea en la empresa.

X esta sorprendida porque no sabe que hacer.

——-

El viernes pasado que estuve con los mexicanos viendo el partido de Mexico, alguien comento que Japon era el paraiso, pero que para las mujeres no era realmente un lugar tan bueno, y que por lo general se necesitaban 5 meses para que alguien, en especial las mujeres, se desencantaran de Japon y comenzaran a sufrir debido a la sociedad tan machista de por aca. Se me hizo un poco extremo el comentario, pero muchas veces es cierto, y este caso es la prueba.

Cual fue el problema de todo esto? Desde mi punto de vista:
1. La falta de conocimiento sobre la cultura japonesa.
2. La lejania entre Mexico y Japon.
3. No saber japones.

Nunca se pone en duda la capacidad de las chicas, como X, que es una eminencia en su campo. Sin embargo, Japon puede hacer que eso sea lo de menos si es que no se conoce (o se acostumbra) a sus “estandares” y “reglas”. Mas aun, el hecho de vivir en Japon sin saber o sin querer aprender japones es practicamente echarse la soga al cuello, y sin embargo, conozco extranjeros que dicen/han dicho que estudiar japones es una perdida de tiempo, que es un idioma impractico y que de nada servira en el futuro. Incluso, conozco gente que ha vivido en Japon por mas de 6 an~os y no habla casi nada de japones… pero ha sobrevivido. Como? Yo tambien me lo pregunto.

Por eso comento al principio que Japon es un lugar de ensuen~o, pero, si uno se descuida, puede convertirse en un lugar al que no se quiera regresar en toda la vida.

2 thoughts on “El otro lado de la moneda”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *