Mayo, y la otra cara de los 10 años

No es que le tenga un cariño especial al mes de mayo, pero al menos en lo que va del de este año se ha tornado “relajante”.

Cuando menos acordé, ya había terminado abril, y con eso me di cuenta que no había escrito nada en el blog en un buen rato. Cierto es que el escrito de los 10 años me llevó tiempo, y que no voy ni a la mitad de la siguiente entrega de “los años maravillosos”, pero aunque no me desconecté y seguí viendo y respondiendo comentarios, de repente si me di una escapada de la realidad.

Ahora que estuve hospitalizado, me dijeron que básicamente le tengo que bajar al estrés. Lo que no me explicaron fue cómo hacerlo en una sociedad como ésta y en un trabajo como el que tengo… menos con una personalidad como la mía. Verán: me pasa lo que a muchos investigadores les ocurre durante un tiempo: cuando no estás haciendo algo referente a tu área, léase “otro trabajo”, “diviertiéndote”, “saliendo con tus amigos” o simplemente “relajarte”, sientes que es tiempo perdido (en serio) y que podrías estar aprovechándolo en investigar más, en intentar otro experimento, en aprender algo nuevo. Todo con exceso es malo, muy sabias palabras. Por supuesto que me doy mis tiempos y mis escapadas, y tengo mis prioridades, pero últimamente mi deseo de que un día tenga 48 horas como mínimo se ha tornado mucho más grande (y si se cumpliera, seguro no me alcanzaría el tiempo).

En estas 2 semanas que van del presente mes creo que he aprendido y hecho mucho más que desde que llegué a la capital nipona. Falta también muy poco para liberarme por completo de compromisos adquiridos cuando trabajaba en Fukuoka, y siento que vienen muchas oportunidades.

Como saben, he pasado ya una década en esta parte del mundo, y aunque trato de estar al día con lo que sucede en mi país, hay cosas que simplemente se te olvidan porque ya no interactúas directamente con la sociedad; además, siendo Japón un país con una cultura y una forma de vida tan diferente a la de muchos otros países, vivir aquí por tanto tiempo hace que, forzosamente, te acostumbres a moverte al ritmo requerido. Explico:

Para mí ya es común tener siempre la razón cuando voy a un establecimiento o me proporcionan un servicio, simplemente porque soy “el cliente”. Es también normal que el transporte público sea eficiente (y los japoneses pierdan TODO el respeto y pasividad si se trata de subir a un tren repleto de gente con tal de llegar temprano al trabajo) y (lamentablemente) que no haya excusa de “se me fue el camión” cuando uno llega tarde a sus labores.  Asimismo, el hecho de ver gente que su única vida es el trabajo y que no quieren salir de él ni convivir porque muchas veces no saben cómo hacerlo, se ha convertido en algo cotidiano. De la misma manera, ver cómo los padres ocupados envían a sus hijos a la escuela esperando que sean los profesores quienes los eduquen mientras ellos no están, y que gasten un dineral en enviarlos a escuelas vespertinas/nocturnas para que “estudien más” y puedan ser admitidos a las primarias, secundarias y preparatorias necesarias para tener posibilidad de ingresar a una universidad de renombre con lo que asegurarán su futuro aunque salgan sin saber mucho es una imagen que ya no tiene nada de raro (pero con la que no necesariamente concuerdo). También ver cómo el matrimonio es más como “algo que tienes que hacer” en vez de “algo que quieres hacer” y que valga más ser una mujer divorciada a una soltera (o para algunos “quedada”) entra a la mente sin problemas después de una buena bombardeada de publicidad y una buena lavada de cerebro por parte de los medios de comunicación. ¡Ah! Y cómo olvidar el hecho de que es “normal” y “comprensible” que vayas a los lugares donde te ayuden (con dinero de por medio) a sacar tu estrés sexual si no tienes novia…

En fin. El párrafo anterior es para poner en perspectiva lo que uno ve, vive y capta de este lado del mundo. Pero, ¿qué pasa en otros lugares? ¿Han cambiado tanto las cosas en estos 10 años? ¿La sociedad se mueve diferente a como yo la recuerdo en 2003?

Se oye exagerado, pero permítanme ejemplificar lo que intento comunicar:

Hasta 2003, recuerdo que (al menos en mi rancho) todavía censuraban las palabras altisonantes en radio y televisión. Canciones como “Gimme the Power” de Molotov eran editadas para poder ser transmitidas; incluso personajes como Brozo “medían sus palabras”. No, no es que yo sea de la vela perpetua ni que me espante que ahora se diga de todo, pero me intriga saber en qué momento cambió todo.

Como referí arriba, no es que esté completamente perdido ni fuera de la jugada. Sólo me gustaría leer si ustedes han notado cambios en los últimos 10 años, y de ser así, cuáles y más o menos cuándo lo notaron.

Agradezco como siempre sus comentarios 🙂

 

23 thoughts on “Mayo, y la otra cara de los 10 años”

  1. Hola que tal, un saludo desde Tapachula, Chiapas, México. Cambios que he notado es escuchar a niños de 7 u 8 años decir palabras altisonantes mas elaboradas de las que ni en sueños se me hubieran ocurrido decir a esa edad. El respeto hacía las personas se ha perdido, ahora ya ni un saludo cordial se hace ni se regresa. Tal parece que importa más la apariencia virtual que la real. Ya veremos que cambios se dan en los próximos años.

  2. Que onda Manuel.
    Pues cambios en sí sería el del incremento de la violencia a principios de 2008. Que supuestamente le han bajado en estos inicios de año y que las cosas se han calmado, pero para mí que la sociedad tristemente se acostumbró a verlo normal. Ah! y Adal Ramones anda regresando a Televisa con su programa de Otro Rollo desde hace tres años y no´mas nada. Me imagino que si te toco la época en que lo pasan en la tele. A mi me gusta ver algunos de sus monólogos que anda por youtube.
    Y no se como eran las cosas antes en cuanto al respeto a la máxima autoridad, pero (por lo que he visto) en las redes sociales los insultos y burlas al presidente de メキシコ son pan de cada día. En fin, cosas de política…yackkk…
    Saludos

  3. Hola Manuel:

    Muchas gracias por tus post. suelo leerlos pero normalmente no dejo comentario. Lo que comentas es muy interesante. Yo pensaba que si algun mexicano le tocaba vivir en Japón el exeso de estres no le sucederia por ser mexicano. Aparentemente la actitud relajante del mexa no es gnetica sino, obviamente, circunstancial. el mexicano, considerado en muchos paises flojo, es en realidad muy trabajado. para prueba todos los migrantes chambeadores en EUA. ASi que entiendo que estes estresado pues te haz adaptado muy bien al Japón.

    Ahora relajate. Es muy importante que consideres que tu salud es lo primero. Disfrutar la vida no es pecado. Hasta Jesus fue a una boda. El trabajo es mega importante para vivir, pero no es la vida en si. sobre todo si ya te esta enfermando. Seria cuestion de que te organizaras. Vete de picnic con Sandy y tus amigos.

    Disfruta la vida, y no te la tomes tan en serio, al cabo no vas a salir vivo de ella.

    Desde Gdl, Hector

    1. ¡Ese Héctor!

      Gracias por pasar por acá.

      Sip. Me la trato de llevar tranquila, en la medida de lo que puedo.

      ¡Saludos!

  4. Cuando yo estaba chico primaria, secundaria, todos los niños decian chilo(sur de Sonora), con la influencia de la televisión(big brother, otro rollo, etc), esto cambio ahora los niños dicen chido.

  5. Creo que el cambio más notable en la sociedad mexicana, por lo menos en las nuevas generaciones, es que estás son más concientes socialmente y ya no es tan sencillo que los gobernantes les den atole con el dedo. Las redes sociales tienen mucho que ver con ello. Por supuesto, todavía tenemos que soportar el cinismo y prepotencia de ciertos personajes de la vida política, pero estos a su vez ya se tienen que andar más con cuidado. En lo anímico, también me parece que con todo y crisis y escándalos y mala programación en la tv, la gente ya no es tan negativa ni pesimista en sus aspiraciones para con este país.

  6. Por los trabajos que he tenido, me ha tocado ver cambios de 2003 para acá respecto a problemas puntuales de política pública y participación ciudadana.

    En 2003 que empecé a trabajar en el Congreso Federal a 2011 que salí del Gobierno Federal, me he dado cuenta que las personas son más conscientes de exigir al Gobierno rinda cuentas, en los últimos años se han formado multitud de asociaciones proanimales, properiodistas, promigrantes, prodesaparecidos, etc y han influido en cambios concretos, por ejemplo en Sonora se acaba de prohibir las corridas de toro.

    Las cosas van cambiando, lentamente pero se ve cierta mejoría, luz y fuerza del centro, la compañia más ineficiente de México cerró sus puertas en 2011 y ahora opera CFE en la Ciudad de México con mucho mejor servicio, por citar otro ejemplo.

    Pero desde mi punto de vista, no es que los políticos hayan mejorado, sino que los ciudadanos se organizan más y mejor, en otro caso, una asociación ciudadana llamada Alconsumidor, logró que la compañia de televisión satelital Sky pagará a sus clientes por publicidad engañosa.

    Obviamente para los que hemos tenido la oportunidad de visitar países de primer mundo, nos gustaría que nuestro México fuera así, sin embargo no hay que desesperarnos, los “maestros” encapuchados que toman carreteras en Oaxaca y Guerrero siguen ahí, la pobreza extrema sigue ahí, la gente mocha en Guadalajara y Puebla siguen ahí, pero también está ese otro México que piensa hacer las cosas diferente, creo que esto se ha acentuado ultimamente.

    Para cerrar mi comentario otro ejemplo. Alguna vez había comentado en este tu blog, que en México también se trabaja mucho, más que en otros países pero somos improductivos y me encontré este artículo muy digerido (y nada aburrido) de que está verdaderamente mal en México, nuestra falta de productividad…

    El simple hecho de hablar de nuestros problemas reales sin meter demagogia o metafísica me parece un cambio extraordinario que he visto en los últimos años: abordar nuestros problemas sociales con un enfoque técnico, no con choros mareadores. Aquí comparto la nota y envío Saludos.

    http://www.eluniversalmas.com.mx/columnas/2013/05/101566.php

    1. Muchas gracias por el comentario y por la nota. Cierto: el chiste que nos organicemos como ciudadanos, como sociedad, y no esperar a que el gobierno nos resuelva la vida.

      ¡Saludos!

  7. Por lo menos en Sinaloa parece que se ha intensificado la admiración a la narco-cultura que ahora en sus corridos no se miden con las palabras hablando de hazañas como mutilaciones, decapitaciones, asesinatos a sangre fría, burla de los cuerpos de seguridad y trasiego desmesurado de drogas, entre otras cosas y con la inclusión que ahora si mencionan los nombres de los narcotraficantes, algo no muy común en los clásicos corridos Mexicanos.

    Aquí cada vez es más común escuchar ese tipo de corridos de la propia boca de los niños desde aquellos que apenas acaban de aprender a hablar. Me acuerdo que antes cuando reinaban los corridos de los tigres del norte o de los tucanes de Tijuana eran más creativos a la hora de mencionar a drogas y carteles.

  8. hola Manuel – un cambio: la gente opina más (ojalá pudiera decir más y mejor, pero no, sólo opina más) lo cual quiere decir, se queja más, sobre cualquier cosa. Investigué el internet de hace 10 años y el panorama era totalmente distinto – saludos.

  9. hola Manuel – un cambio: la gente opina más (ojalá pudiera decir más y mejor, pero no, sólo opina más) lo cual quiere decir, se queja más, sobre cualquier cosa. Investigué el internet de hace 10 años y el panorama era totalmente distinto – saludos.

  10. hola Manuel – un cambio: la gente opina más (ojalá pudiera decir más y mejor, pero no, sólo opina más) lo cual quiere decir, se queja más, sobre cualquier cosa. Investigué el internet de hace 10 años y el panorama era totalmente distinto – saludos.

  11. Un cambio que e notado mucho aca en el Noreste mexicano es la falta de cultura, de civismo y de amor por nuestros colores, el hecho de que ahora hay mas gente vanal y que aunque se digan en contra de algo a la mera hora se hacen para atras, sinceramente creo que no se vale.

    Creo que en gran medida esa apatia tiene mucho que ver con los medios de comunicacion y las redes sociales que desinforman y de los padres desinteresados por sus hijos.
    Saludos Manuel, que estes bien.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *