¿Cambio de rumbo?

Como mencioné hace poco, estos últimos 3 meses han sido muy pesados. Terminaba cada día prácticamente en calidad de bulto. Afortunadamente, hubo un resultado, pero desafortunadamente todavía no hay nada concreto. Es hora de contar los pormenores del asunto.

Creo que no hace falta mencionar que lo que voy a contar aquí no incluye ningún tipo de odio. Estoy muy agradecido por el trato y las atenciones recibidas; eso es muy aparte de lo que a continuación describo.

Resulta que, después de considerarlo por mucho tiempo (un año más o menos), de aguantarme varias cosas y de ser ignorado en tomas de decisiones importantes en las que mucho de mi trabajo tenía que ver, decidí aventurarme en la azarosa tarea de cambiarme de trabajo en Japón. Sabía que sería una tarea larga y difícil, pero la realidad superó mis expectativas.

Agarren palomitas, refresco y pónganse cómodos. No, esto no tiene nada que ver con “Los años maravillosos”, pero advierto que es una lectura larga.

Antes que nada, mi primer deseo es quedarme en Japón por un poco más de tiempo. Cierto es que existe la opción de irme a otro país, pero todavía siento que tengo asuntos que tratar con el país del sol naciente. Bajo esa premisa, continúo:

¿Universidad o empresa?

La primera decisión difícil fue elegir el tipo de camino que eligiría: académico o laboral. El primero sinceramente me llama mucho la atención, y es hasta cierto punto una parte de mi meta final (ser investigador y profesor), pero el segundo incluye una parte más grande de un sueño que quiero alcanzar en algunos años (y que en su momento relataré por acá). El problema de elegir regresar al mundo académico es no haber publicado nada en estos 2 años después de obtener el doctorado, y si aunamos a que no me gusta ninguno de mis papers (que saqué más a fuerzas que por convicción), mi perfil en esa área es débil. Pero como no hay peor lucha que la que no se hace, me incliné por ahí.

Comencé por platicar con algunos profesores de la universidad donde estudié (después de todo, está enfrente del trabajo); el panorama que me dieron no fue nada alentador: casi todos los puestos que se anuncian en los journals son nada más “estéticos”, es decir, para adornar esas páginas, puesto que por lo general los puestos ya están decididos desde antes de sacar el anuncio, y los agraciados son los estudiantes del profesor del laboratorio que lanza la oferta. Regresar al mundo académico no sería fácil, pero tampoco imposible.

Me puse a buscar puestos en los que podría entrar. Ni siquiera estaba esperanzado en encontrar algo sobre procesamiento de lenguaje natural; algún puesto como profesor de una materia como inteligencia artificial, programación concurrente, etc., eran suficientes: el chiste era estar dentro, y una vez ahí continuar investigando sobre mi área. ¿Qué fue lo que encontré? Casi casi nada.

Uno de los profesores a los que consulté me envió unas ofertas de trabajo en un instituto en la prefectura en Nara, y una de ellas era en traducción automática. “Ni mandado a hacer”, pensé, y me apresuré a reunir los requisitos y enviar los documentos necesarios. El problema era que no tenía mucho tiempo, y armar un plan de trabajo, incluso con una idea ya más o menos establecida, requiere de varias revisiones y correcciones. Los profesores me apoyaron con todo, dándome incluso cartas de recomendación. Como quieran y gusten, alcancé a enviar todo.

Resultado: rechazado. Lo veía venir, pero creía tener posibilidades. La realidad fue otra, y me tocaba seguir buscando.

Seguí buscando trabajo en el ramo académico por un par de semanas más, pero al ver que no había nada claro dentro de Japón, y habiendo escuchado comentarios muy malos de amigos míos que están como investigadores y en postdoctorado en universidades japonesas, la investigación en Japón parece estar estancada. Incluso llegué a escuchar los mismos comentarios de gente que está fuera de Japón pero tiene o ha tenido contacto con investigadores japoneses en los últimos años. Me costó trabajo abandonar esa idea, pero teniendo en mente que es parte de la meta final, opté por dejarla en stand by hasta que sea requerido.

No había de otra: había que buscar trabajo fuera de las universidades, en las empresas, en el mundo laboral, como lo he venido haciendo en estos años.

Doctor en Japón: no muy buena combinación

Quienes me hacen el favor de seguirme en twitter han leído esto antes, pero buscar trabajo en Japón como doctor es una tarea titánica. Olvídense de que uno sea bueno o malo en el área. Eso no importa. El simple hecho de ver en el currículum que tienes un doctorado hace que una gran parte de las empresas te digan que no sin siquiera darte oportunidad de hacer o decir algo. Cierto: habrá quien tenga suerte y pueda entrar a una gran empresa, de esas que sí contratan doctores, pero las oportunidades son muy pocas y contadas, por lo que los puestos son muy peleados.

Las empresas japonesas inmediatamente relacionan doctorado = investigación. La idea es que un investigador ha tenido muy poco (o nulo) contacto con el mundo laboral, por lo que carece de experiencia aunque tenga firmes conocimientos teóricos. Y aunque esa forma no está tan alejada de la realidad, deja fuera a la mayoría de extranjeros que vienen a estudiar un posgrado a Japón después de haber trabajado por cierto número de años.

El caso es que busqué trabajo por donde se dio oportunidad, pero no salía nada. Mi última opción era trabajar como desarrollador, labor que puedo desempeñar sin problemas, pero quería algo más cercano a mi área. Busqué, busqué y busqué, pero nada. Incluso salió una oferta de trabajo en Google, pero también me mandaron a volar. Y hay que mencionar que es la 2da. vez que intento entrar ahí y la 2da. que me rechazan. Definitivamente Google y yo no nos llevamos bien 🙁 . También envié mis documentos a IBM Japón. Ahí se vieron más buena gente, y me respondieron que no tenían ningún puesto por el momento, pero que tendrían mis documentos en cuenta por si algo de mi área salía (sí, yo sé que es una forma cortés de decirte que no, pero al menos dieron una razón). De ahí en fuera, nada.

Me deprimí. Comencé a optar por el plan B: salir de Japón. No era parte de mi plan para los próximos años (aunque sí lo es para más adelante), pero si de plano aquí no había oportunidades más allá de ser desarrollador o ingeniero (no porque les haga feo, sino porque eso debe leerse como “esclavo“), a lo mejor en otro país podría tener más suerte. Estuve en modo zombie durante aproximadamente una semana. Fue cuando estuve a punto de rendirme que, por un artículo en un blog, fui a dar a una página japonesa para buscar trabajo.

22 thoughts on “¿Cambio de rumbo?”

  1. Animo DOc, aunque yo ya sabia todo, me avente el maratoniano post, pero como siempre te digo, no te desanimes y veras como todo cambiara a mejor

  2. Como dice Javier, cuando eres positivo las cosas siempre terminan por tomar buen rumbo, así que ánimo!!

    Ya sabes que a final de cuentas puedes regresar a México, aunque la situación no está tan bien tendrías el aliciente de poder comer tacos cuando quieras 😉

  3. Desciciones difíciles que cambian toda tu vida >.<!
    y siempre las habrá 🙁
    Pero todo va para bien 🙂
    Aki tmb algo parecido pero no tan parecido
    Como dice Daniel siempre esta ahí Mexico 🙂
    Pero hay que exprimir hasta la ultima gota 🙂

  4. Gracias por compartir. Encuentro al menos 50 lecciones para mi en lo que nos narras. Saludos desde Monterrey.

  5. Wow, bueno si es largo, sin embargo no pierdes la buena narración, eso con todo es muy interesante… tal cual, tú decides. Por ahí hay un dicho que dice “Cuando no obtienes lo que quieres, obtienes experiencia”, solo esperemos que no obtengas demasiado de lo ultimo y que también logres lo que quieres.

    Mucha buena vibra desde este lado del mundo.

  6. Muy interesante la experiencia de búsqueda de trabajo en Japón, deseo que lo que elijas te haga feliz en ese ámbito.

    Por otra parte, en unas empresas donde estuve y actualmente en algunas áreas del Gobierno Federal aquí en México pasa algo parecido, si quieres avanzar y subir y tener mejor trabajo y mejor sueldo, la salida a las 11 pm es algo normal (la salida “normal” es a las 6:00 pm) , claro que son áreas top, no son los flojos de la secretaría de turismo o de reforma agraria, sino áreas muy contadas en lo que realizas realmente tiene un impacto cuantificable y medible en la sociedad, lugares como la Secretaria de Hacienda y Crédito Público y otras son pesadas porque aquí el 40% del personal no recomendado hacemos el 100% de lo programado.

    Me parece que es una “cultura” del trabajo mal entendida, de esos valores invertidos en la sociedad japonesa en mayor medida, pero también en algunas áreas de México.

    Después de este choro, no estas solo! jaja

    Saludos

  7. Sin duda toda una odisea, pero no te desanimes y sigue adelante! Ya llegará el momento para hacer el cambio a mejor 😀

    A veces es difícil mantenerse firme en nuestros principios, pero al final habrá valido la pena!

    Saludos!

  8. Hola Manuel! Te deseo las mejor de las suertes en la busqueda de trabajo!!! Se que encontraras algo bueno pues se ve que estás muy preparado!!! Te queria preguntar que piensas acerca de que los trabajadores de informatica sean llamados 土方 en Japón? Realmente se lo encuentran mal comparado con otras profesiones? o es como aquí que hay de todo y para todos? =S
    Se que ahorita tienes tus propios problemas pero te quisiera preguntar si crees valió la pena seguir con el doctorado o hubieras preferido quedarte solo con la maestria?
    Actualmente esoty proximo a comenzar la maestria en ciencias de la computación en Corea y estoy viendo según esta pagina http://www.worldsalaries.org que los salarios de los programadores e ingenieros en corea son notablemente mayores que los de los ingenieros en japón y mucho más que la de los programadores. Lo cual me parece ridiculo ya que la vida en Japón es muchisimo más cara que en Corea! =S
    Siempre he querido vivir en Japón, pero por el momento no se si buscar eso consiguiendo trabajo o haciendo el doctorado ahí, ya que como tu yo quiero trabajar en la industria. Un tanto complicado… pensé que la situación era más facil en Japón, pero aunque no lo creas aquí en México me parece aún más dificil, siempre y cuando quieras trabajar de empleado, en la poca experiencia que he tenido, por lo menos no trabajando en las grandes ciudades, ser programador era sinonimo de exclavo, generalmente te contratan como outsourcing por lo que no tienes prestaciones, y en mi ultimo trabajo era de 8am a 9pm! con una 1 1/2 horas para comer y pesimo ambiente, así que despues de eso, creo que estoy preparado para lo que sea! =S

  9. Y se me olvidó decir? Horas extras? Claro! aunque no te las paguen =P, creo que peor situación no puede haber, no? lamentablemente se que muchos trabajan así en la industria de la informatica en el país y para el colmo, el dueño ni era Mexicano jaja y lo que dices es muy cierto, cada quien cuenta como le va en la feria jaja siguiendo esa analogia creo que a mi me ha tocado vomitar en los juegos jaja así que estoy preparado para lo que venga. De todas las experiencias se aprende mucho, y creo que es lo unico que agradezco.
    Mucha suerte!!! que cuando menos te lo esperas, te sale algo que ni te lo imaginabas y mejor que que lo que tenias en mente! Saludos! 😀

  10. “Fue cuando estuve a punto de rendirme que, por un artículo en un blog, fui a dar a una página japonesa para buscar trabajo.”

    Por favor, enseñame la pag-web esa !!! Please.

    Dale con todo Manuel !!! Tú eres mi Goku !!!

  11. Ánimos Manuel, has lo que tengas que hacer para puedas encontrar el equilibrio entre el trabajo y tu felicidad, recordarte que solo tenemos una vida. Ojala que todo se salga como quieres =D

  12. =S ahora lo entiendo todo…
    Sé que es difícil decirte “no te estreses” en momentos como este [yo estoy pasando por algo similar] pero te lo diré xD no te estreses!! [demasiado =P] una cosa es más importante: sin buena salud no se puede hacer mucho; y aunque ahorita sea una gripita –que en realidad ya van más de 2– créeme que tu cuerpo ya pide tiempo fuera *la experiencia habla hoho*. Tienes que descansar un poco.
    Es excelente que tengas metas claras para que no te frustres en el camino en lo que llegas a ellas y sobre todo que las expreses tal cual son, mientras quizá se pueda disfrutar parte de ese recorrido, no crees?
    Coincido en que en todos los procesos de la vida se aprende algo, y eso es un logro que no todos poseen; y como te decía ayer o antier… lo que sea que venga, será bueno, confía en Dios, que Él sabe lo que hace, cómo y para qué. Mientras tanto, enjoy my friend! Sé que donde sea que decidas estar, te irá muy bien, toda la vida has luchado por ello, esta vez no será la excepción ;D

  13. Me gusta mucho leer tus post por que los detallas muy bien y haces que sean interesantes (al menos para mi). Sobre lo ya ocurrido pues que mal por los japoneses pero si son así no se pueden cambiar de un día para otro, como ya he escuchado en podcast de ustedes(MexInvJpn) hay que darle tiempo al tiempo. Solamente queda alentarte a que sigas adelante y que lo que no te mata te hace más fuerte. Saludos y que sigas de maravilla.

  14. Pues que caray Manuel, si que la vida es dificil, y mas cuando estas lejos de tu tierra y donde tienes que jugar con las reglas que los de la casa te ponen,pero sigue adelante, ya veras que veras el claro pronto.

    Saludos!

  15. Hola Manuel!, estoy impactada por la perseverancia!, Cuando leí la parte donde expones tus necesidades, y prácticamente les dices soy una persona no un robot, y no significa que me niegue,o que no haga el trabajo, simplemente defiendes tu derecho a vivir, sin un régimen, a mi opinión, absurdo, me quedé en shock, pues te jugaste el pellejo, sabiendo que habías invertido tiempo, dinero, esfuerzo, etc! pero que admiración el haberlo hecho!. Supongo que la reacción de ellos no debió ser “común”, pues imagino a que no están acostumbrados a ese tipo de respuesta!. No sé en que acabó todo, apenas he vuelto a leerte, espero que todo marche bien, y encuentres lo que buscas y mereces!. Bajo tu experiencia, me has dado ánimos. Nunca hay que desistir!.
    Gracias, Un abrazo!

  16. Animo Manuel! las cosas sandrán bien.
    Tienes buenas ideas y lo más importante es que las defiendas.
    Q estés bien. ¡Saludos! 🙂

  17. Me encanta como escribes! describes y narras tan fascinante que me encierro en tu historia, tambien me veo tan identificada, es de esas vidas que a simple vista se ve que te va muy bien en la vida, pero que los demás no saben cuanto te costó conseguirlo, que parte de tu logro se debe a tu actitud y a que las circunstancias del momento aunque te ponen en ruleta rusa y saliste ganando :)… Espero que mi vida, ahora que ya no soy estudiante me vaya tan bien como a ti… 🙂

  18. Solamente has lo que te gusta hacer y veras que el tiempo se va bolando, eres una persona muy capaz, abre los ojos, tienes todo el mundo para encontrar un buen trabajo y bien remunerado.Japon no es dueño de tu vida y de tu tiempo. Animo!!!!

  19. Deberias ingresar al programa de repatriación de talentos del CONACYT…ahi si volverias al mundo academico, en México hace falta gente talentosa en las universidades…es una opinión , si kieres seguir en el extranjero creo que no es de gran ayuda…saludos

    1. Todo a su tiempo 😉
      Apenas hace poco supe de ese programa gracias a Rigo. Me agradó 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *