Sea World – Día 5

Lunes, día libre. Un día antes de la presentación. Tenía que aprovecharlo. Considerando que el hostal está a tan solo 10 minutos (caminando) de Sea World, me sacrifiqué y fui.

La entrada no es nada barata: 66 AUD. De hecho, llegué a las 10:45 am y solo traía 80 AUD en la bolsa. Sabía que tenía que comer dentro del lugar, por lo que 20 AUD no era buena señal, así que me regresé al hostal, y 20 minutos después estaba de nuevo en la entrada de Sea World, ya con un poco más dinero (lo esencial para comer). Una vez dentro hice mi plan y me fui a ver un show de focas, algunas atracciones, recorrer el parque caminando, comer, ver más shows, subirme al teleférico y al monorriel y comprar un recuerdo.

Les diré: El lugar está bonito y los espectáculos son entretenidos, pero no creo que valga los 66 AUD. El horario es de 9 a 5. Yo entré a las 11 am, y aun con las esperas en las atracciones más populares, para las 3 ya había visto todo lo que había que verse y hasta comprado mi recuerdo. Ya pondré fotos.

Llegué al hostal, y como era temprano, decidí ir al centro de nuevo (y usar el pase de una semana que compré para el autobús). Ahí fui primero a una atracción llamada "Infinity", y es otra onda: Es un laberinto de espejos, pero todo oscuro, solo un juego de luces que crean ambientes, a veces extraños, a veces muy llamativos. Lo único que tienes para guiarte son los guantes y los calcetines que te dan, ya que brillan en la oscuridad. Por ejemplo, lo primero que tienes que hacer es encontrar la salida en un setting de una tarjeta madre de una computadora, y les quedó muy bien. En verdad sientes lo que es un electrón. Después, hay algunos cuartos interesantes, un puente que, supuestamente, cruza un abismo sin fondo (creado con el reflejo simultáneo de 2 espejos), y la típica foto del recuerdo.

De ahí, me fui a Minus 5°, un bar en donde todo está hecho de hielo: Asientos, paredes, estatuas, la barra y hasta los vasos en los que tomas. Está caro (30 AUD por 30 minutos, 1 bebida incluída), y también es pequeño, pero si vas en bola puede ser un lugar divertido para pasar el rato. Ahí, hablé con el bartender, y como era también estudiante universitario, fue fácil entablar conversación. Por supuesto que le pregunté dónde había Tekken, y me dijo de un lugar, al que después fui y sí, en efecto, estaba Tekken… 4. Sin palabras.

Los lunes en el hostal son "noches de películas". Rápidamente regresé y llegué a tiempo para ver… "El código da Vinci". Bueno, sin nada que hacer, y para ahorrar dinero, fue una buena opción.

Terminando la película me directamente a dormir. El martes era el gran día, así que tenía que estar despierto a tiempo. 

One thought on “Sea World – Día 5”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *