Formalidad

Me doy un tiempo para escribir esto porque ando medio estresado por tanta cosa que hay que hacer, y no me sale nada.

Aclaración: No voy a dar nombres, ni afiliaciones ni nada. Las personas de las que voy a hablar siguen siendo mis amigos. Además, me ayudaron mucho en varios momentos en los que lo necesité, y eso se los agradeceré por siempre. Simplemente, creo que aquí les faltó formalidad, es todo.

Resulta que por ahí de marzo-abril de este año, me contactan para pedirme que ayude a buscar contactos e invitados para una convención de animación japonesa, de esas que ya abundan por todo México. La idea era conseguir a alguien pesado (de nombre, famoso), para asegurar gran asistencia al evento. Me dijeron que había presupuesto, y que si era necesario, gente de México vendría a cerrar el trato con el invitado.

Propuse una lista de gente famosa en el medio, específicamente de autores relativamente conocidos por allá: Rumiko Takahashi, Masami Kurumada, CLAMP, Naoko Takeuchi, entre otros. Me dijeron que estaba bien, y que me daban luz verde para contactarlos y negociar. Todo hasta ahí estaba perfecto.

Al principio si dudé un poco, puesto que no es tan fácil conseguir el contacto de una persona así. Incluso a veces les niegan entrevistas o contactos a los mismos medios de comunicación japoneses; hay otros, como Hayao Miyazaki, que son difíciles de alcanzar, y que, por lo general, venden el derecho de entrevistas para hacer documentales sobre su persona (me tocó uno hace varios meses en la NHK que estaba muy interesante). Sin embargo, y a como me habían manejado las cosas, de mí dependería que un artista de esa talla fuera a México como invitado especial.

Me armé de valor y comencé a moverme. De entre la lista escogí a uno: Masami Kurumada. Considerando que el evento está planeado para el primer cuatrimestre del próximo año, tenía justamente poco más de uno para hacer las negociaciones bien, teniendo en cuenta que los autores siempre están ocupados y que tienen, casi siempre, su agenda de los próximos 3 o 4 meses ya completamente llena, especialmente si en ese momento están publicando algo.

Mi primera idea fue llamar a la Shonen Jump, ya que ahí había sido publicada la obra original de Saint Seiya, y posiblemente ellos me podrían dar más información. Sabía que Kurumada estaba publicando en Red Champion, pero lo que tenía a la mano era el teléfono de la Jump, así que comencé la aventura: Llamé, expliqué la situación, y me dijeron que ellos no sabían, y que dudaban que pudiera conseguir el número de la oficina de Kurumada. Me dieron otro teléfono, el de la edición. Llamé de nuevo, expliqué de nuevo el asunto, y me dijeron que me llamaban enseguida. Pasados 10 minutos timbró mi teléfono y era la oficina de edición de Jump. Me dijeron que Kurumada estaba publicando también en la Super Jump, y me dieron el teléfono de esas oficinas. Volví a tomar el teléfono, me contestaron, volví a explicar la situación, me pidieron que esperara, y, después de unos 3 minutos, me contestó otra persona, y me pidió que le explicara los detalles.

Le dije lo que tenía que decirle: Que era el traductor de el equipo organizador de una convención a realizarse el primer cuatrimestre de 2008 en México, y que querían tener como invitado especial al maestro Kurumada. Especifiqué días y actividades planeadas para él. Me dijeron que no solo era yo, sino que había peticiones de países como Brasil y Francia para que Kurumada apareciera en convenciones locales. Mencionaron que tomarían los datos y que le avisarían a Kurumada, pero que necesitaban tener todo por escrito, es decir, algo más formal, en donde estuvieran estipulados los días exactos de la convención, las actividades que se le pedirían al autor, las actividades en general del evento, plan de estancia en México, etc. Pidieron mi nombre y número de teléfono, y me dijeron que enviara esos datos por fax tan pronto como fuera posible. Había conseguido algo.

Lo primero que hice fue buscar a esta persona en línea. No estaba. Sin embargo, y por suerte, me encontré a otra persona cercana a él y le pedí que lo contactara en ese mismo momento. Cierto es que, salvo el contacto y que sabían que existíamos, no se tenía nada todavía, pero teníamos un inicio. Me contactaron con la persona en cuestión y le pedí que hiciera un documento formal, con hojas membretadas, nombres, direcciones de donde sería el evento, etc., y que incluyera en detalle algunas de las actividades a realizar en el mismo, así como todo lo que se le ofrecería al autor en su estancia, las presentaciones, pláticas, sesiones de autógrafos que le pedirían y lo que se le daría a cambio en caso de que lo pidiera (dinero para ser exactos). Le expliqué todo punto por punto, y le dije que lo enviara en español, y que yo me encagaría de traducirlo todo a japonés y de enviarlo por fax a la oficina de Kurumada (ya tenía el número y ellos mi nombre, así que de menos lo iban a ver).

Desde entonces, jamás me han vuelto a tocar el tema para nada… Así es: Me dejaron volando, quemado (di mi nombre y mi teléfono) y no me dieron (ni me han dado) explicación de que fue lo que pasó. Ni siquiera un "siempre no, gracias". Nada. Al principio se notaba que me estaban evitando en línea, pero ahora no, y hasta he hablado con esa persona y con varios que se enteraron de lo que yo estaba haciendo, pero no me han dicho ni una palabra sobre el tema.

Pero ¡ah! De inmediato se anunció con bombo y platillo que Ishida Yoko estará presente en la TNT 2008, lo que me da mucho gusto por sus fans (yo tengo autógrafo y foto con ella de la Anime Expo 2002) y porque ciertamente es un gran paso para las convenciones mexicanas (paso que, a mi gusto, tomó demasiado tiempo en ser dado). 

Me molestó la actitud que se tomó respecto a lo que se me encargó. Cuando me lo pidieron, fue una cosa, pero nunca me dijeron nada ni le dieron seguimiento. Ni siquiera un "no, ya no te necesitamos", que hubiera sido suficiente.

Ahora, ¿por qué me dejaron así? Mis teorías:

  • Es increíble la cantidad de promotores que hay hoy en día. Tanta, que muchas veces no es necesario tomarse la molestia de pedir las cosas a Japón, si no que se usan contactos de USA para poder llegar a artistas japoneses.
  • La gente se dio cuenta (y no sé por qué antes no, si no es secreto) de que venir a Japón no es tan difícil como parece. Claro, se necesita cierta cantidad de dinero para el viaje, pero estando aquí, sabiéndote mover y aprovechando tu calidad de extranjero que no sabe cómo hacer negocios de la forma japonesa, se puede lograr algo.
  • Al momento de hacerme la propuesta, no se tenía ni idea de lo que habría en la convención. Lo único seguro eran las fechas. Pedir de repente un documento de la calidad y con el contenido que lo pedí era simplemente impensable.
  • Se fueron con un mejor postor que vive en Tokyo.

De los puntos anteriores, ni siquiera el último me molestaría, puesto que 1) no vivo en Tokyo, 2) no vivo del medio, 3) estoy suficientemente ocupado con todo lo que tengo que hacer por acá. Pero insisto: Un mensaje, unas palabras, una explicación. Eso era todo lo que pedía. A fin de cuentas lo que importa es el resultado, y si se encontraron a alguien que puede moverse mejor que yo por vivir cerca de la capital y por tener más tiempo libre, me daría mucho gusto, y hasta yo, en su lugar, haría todo con esa persona.

Bien me dijo el panda que he pasado mucho tiempo en Japón cuando exijo esta clase de formalidad, porque al medio (de la animación japonesa) en México le faltan años para ser formal, y la prueba es todo lo que ha tomado a las convenciones para llevar a artistas o autores famosos a México. Si la Conque hubiera seguido adelante con el ritmo que tenía (llevar a Stan Lee a México por ahí de 1998) quizá las cosas habrían sido diferentes, pero la realidad es que, aún después de 10 años de Comictlán, Mangatrón, e incluso de TNT, Mole y las que se les parezcan, no le llegan todavía ni a los talones a lo que fue la Anime Expo en sus 10 años (ahora lleva 15). Ishida Yoko y Kageyama Hironobu son buenos inicios, pero falta mucho, todavía muchísimo por hacer.

Ojalá que algún día las convenciones adopten la formalidad necesaria para traer no a una, sino a varias figuras del medio al mismo tiempo. Mientras tanto, no queda más que conformarse.

10 thoughts on “Formalidad”

  1. Pues no creo que hayas exigido nada del otro mundo. El hecho que contactes a un autor de esa talla, implica que hay que hacer las cosas bien, con profesionalismo y responsabilidad. No es solo decir: vente y aqui a ver como le hacemos. Es hacer un documento en forma. Si quieren seguir con sus informalidades, no se invita a nadie y no pasa nada, pero algo a esa escala, es obvio que necesita ser formal.

    Yo, con menos años que tu en japón, inclusive hubiera pedido todo por escrito antes de hacer el contacto.

    Ni modo, confiaste en la palabra de gente, sin esperar a algo mas aterrizado

    Te sirve como expreriencia para el futuro.

    Por cierto, me contactas con Akira Toriyama? le pago un millon de pesos si va a cenar conmigo… tu contactalo, luego te aviso detalles 🙂

  2. Ay y yo quiero, solo un koala 🙂

    Danos nombres, minimo una spameada, ah que gente! la verdad por eso es que aqui las convenciones no son mas que tianguizotes (si lo siento pero eso son y ni se ofendan), no hay una propuesta real de ver y conocer a quien hace lo que te gusta. En fin, sigamos con los tianguis 🙁 grandotes :/ bu, bu

  3. Omar esta vivo!, ya en serio… es una lastima que por detalles asi muchos proyectos se queden en el “ya merito”… o que de plano la gente no sepa como tratar un invitado internacional una vez que lo contactan… para no ir tan lejos, el prospecto de pedirlo por escrito cuando ni un programa de actividades tienen debe ser aterrador… en fin. Que bueno que te animaste a escribir al respecto.

  4. Nombres, nombres, nombrees!!! hay que quemarlos en la hoguera! :mrgreen: :mrgreen: :mrgreen:

    Lo que te paso esta MUY LEVE.Yo te puedo contar anecdotas de cierta empresa europea de telecomunicaciones (yo tampoco doy nombres 😆 ) cuya sede en Mexico se daba el lujo de perder MILLONES por contratos perdidos. Y no, no me refiero a contrratos que no se pudieron conseguir, sino de contratos ya amarrados y todo, pero que se perdieron por no cumplir a tiempo con papeleos simples . Y claro, los contratos llevan especificadas las multas a pagar por imcumplimiento en los plazos, asi que no solo pierdes las ganancias por un contrato que no se cumplio, sino que hasta tienes que pagar de tu bolsillo por las informalidades de los empleados que simplement dejan olvidados los papeles en su escritorio y no les dan seguimiento. Y luego porque no hay utilidades en abril!!!! Como dice Condorito: Reflauta!!!

    Bueno, en cuanto lo que dijo Omar, estoy de acuerdo con todo. Nada mas que a mi consigueme a Megumi Hayashibara o Noriko Sakai, por favor. 😛

  5. Pues no creo que sea la formalidad japonesa… yo aquí esperaría lo mismo, un “siempre no” sería suficiente… Pero lamentablemente el mercado de las “convenciones” que de eso sólo tienen el nombre, en México, así es…. informal y mal hecho…

  6. Hola que tal, interesante tu comentario y en verdad.debió ser demasiado irritante
    ahí esta un pequeño articulo que hice con respecto a lo que es la TNT en su ultima realizacion.
    http://animeproject.org/modules.php?name=News&file=article&sid=385&mode=&order=0&thold=0
    La realidad es que no se tienen planes y tal vez sea que no se tiene un trabajo bien estructurado y que como comúnmente se dice todo se hace al chilazo, el trabajo estructurado no es algo que se tenga muy bien pensado (si es que se piensa), el hacer las cosas al ahí se va o improvisando en el camino es costumbre.
    Cierto es que no hay una convención que se acerque a lo que era la CONQUE o la MECYF ya ni pensar en algo parecido a la anime expo, es porque aun seguimos asistiendo a lo que se nos da, que es nada.
    Saludos y buena suerte

  7. ehhh..que les pasa? si no es secreto ni tabú que aún en latinoamérica los japoneses tienen imagen de responsables y estrictos…tanto que casi llega a nivel de estereotipo…..y aun así le huyen a los papeleos simples?, si esta gente estaba decidida a traer a alguien era porque alguien de esa convención se los asignó, y no soslo porque se lo pensaron así y ya estuvo.

    Y vamos a todo esto…Porque nadie se puede parar en los zapatos de los demás? una disculpa siquierea hubiese estado bien. digo, si se hubiesen puesto en los zapatos de Manuel, cualquiera se hubiese figurado lo ocupado que está. y que se tome la molestia de intentar contactar a Masami Kurukada para ellos…dar su nombre, su teléfono perder tiempo, etc….siquiera la disculpa se merece…..

  8. aah como me gusta leer tu blog! :mrgreen:

    respecto a esto , tu porq crees q estos eventos son tan maaaaaalos, .. por no decir , pesimos en organizacion ..

    he ahi en tu texto , la primera respuesta! ..

  9. A varios años de esto y a un año del último caso documentado -el caso ExpoComic/Oishi Maid Cafe-, me uno a lo que Kanapox pide: ¿Quiénes fueron?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *