Ya viene Navidad y yo ni enterado

Este mes ha sido una prueba al aguante y paciencia, en diferentes aspectos. El más difícil, pero gratificante, ha sido ver crecer a mi hijo. Apenas cumplió 7 meses, pero al igual que sus primeros dientes, el carácter se le ha comenzado a formar, y vaya que es enojón 🙂

Entre el trabajo, la casa y la familia en México, apenas me di cuenta de que ya Navidad es esta semana. Eso de que no se sienta el espíritu que pulula en México hace que se te olvide que en algún momento estas fechas fueron especiales, y es cuando más extrañas a tu rancho.

De este lado del charco, mucha gente me pregunta si voy a regresar a México para la Navidad o el año nuevo, y tristemente tengo que responder con un “no”.  De que me gustaría ir, ¡claro!, pero hay otras cosas que hay que tener en cuenta por acá y que hacen difícil que emprenda el viaje, aunque sea por pocos días. De hecho, en el caso de que hubiera podido ir, habrían sido realmente pocos días: 5 para ser exacto. Creo que tengo que acostumbrarme a que en Japón viajan así: tienen apenas 3 o 4 días libres y se lanzan a Europa… que realmente lo disfruten es otra historia.

La situación se tornó más “bonita” este año porque a los de esta empresa se les ocurrió que la reunión de fin de año (a la que la asistencia es voluntariamente a fuerzas) fuera realizada justamente el 25. Para los que no sepan, en Japón se trabaja normalmente hasta por ahí del 28 o 29 de diciembre, y dan de descanso entre 6 y 9 días (dependiendo de cómo se acomoden los días en el calendario). 6 días, para estándares japoneses, es mucho, y mi súper jefe en la empresa anterior así lo consideraba; ¿9? ¡Vamos a dar la vuelta al mundo! Extraño tener 2 semanas de vacaciones 🙁 Pero seré sincero en algo: esta semana prácticamente no hay mucho que hacer en el trabajo, por lo que el estrés estará, en teoría, leve.

Con todo, este año la Navidad y el año nuevo serán muy especiales: son las primeras fiestas que pasaré con mi hijo 😀 Creo que eso hace que todo valga la pena. ¡Ah! Y hay que dar gracias de que el emperador cumple años el 23 de diciembre, porque es día festivo nacional.

Por cierto, anunciaron al premio a las palabras o frases “de moda” este año:

  1. 爆買い ”Bakugai”. Literalmente “compras explosivas”, se refiere a cuando se realizan compras al por mayor. Se puso de moda por la cantidad de turistas chinos que vienen a Japón y compran de jalón un montón, pero un montón de cosas, que van desde electrónicos hasta maquillaje.
  2. トリプルスリー. “Triple three”. Mucha gente nunca la había oído, y cuéntenme como otro que ni sabía que existía. El término se usa en béisbol cuando un jugador obtiene en una temporada:

    – Porcentaje de bateo entre 0.3 y 0.4
    – 30 hits
    – 30 bases robadas

    El término fue elegido porque este año fueron 2 jugadores los que lograron la hazaña, que al parecer no se había presentado en Japón desde 2002.

Pero dejemos de lado todo lo arriba escrito y discutamos sobre el tema realmente importante de esta semana: ¡se acabó En Familia con Chabelo! …

Y no vi el último programa 😛