De cosas que pasan que no puedo comprender

Desde que me convertí en padre, me he vuelto muy sensible en lo que a niños y su cuidado se refiere. Soy de los papás que quiere llevar a su hijo al hospital si éste estornuda. Me aterra pensar que le puede pasar algo.

Por lo mismo, simplemente no puedo tolerar ni comprender acciones como la que sucedió en la prefectura de Yamagata hace tan solo unos días.

Una niña de 16 días de nacida murió por asfixia. ¿La razón? Los papás, el hombre de 23 años y la mujer de 17, querían jugar en el smartphone y la niña no dejaba de llorar, por lo que la metieron en un bote de basura y le pusieron otro bote de basura encima. Después de jugar por hora y media, la mamá llamó a la ambulancia para decir que su bebé no respiraba y estaba fría. 2 horas después se confirmó la muerte de la niña, pero el hospital tenía sospechas de la causa, llamaron a la policía, se inició una investigación, y la verdad salió a la luz.

Perdonen el anglicismo, pero WTF?????

Siendo yo alguien que creció con videojuegos y que estos me han ayudado mucho en diferentes etapas en mi vida, no me cabe en la cabeza lo que estos sujetos pensaron para llegar a la conclusión de que meterla en un bote de basura y taparlo con otro bote era una decisión sabia.

Sí, yo también tengo muchas ganas de jugar, de hacer speedruns como antes, pero es mucho más importante mi hijo, y el tiempo que paso con él ahora es invaluable, aunque a veces no deje de llorar y no deje dormir. Pero eso no significa que lo voy a encerrar en algún lado solo para tener tiempo para jugar. Ya llegará el día en que pueda hacerlo como antes, y lo mejor, junto con él (aunque su mamá diga que solo nos permitirá jugar una hora diaria cuando mucho. JOJOJO).

Según las notas, los papás no trabajan, y en la misma casa viven más miembros de la familia, pero como estos sujetos estaban en otro cuarto, no se dieron cuenta de lo que había sucedido.

Es cierto que este lamentable suceso puede pasar en cualquier lado, no solamente en Japón, pero el hecho de que sea aquí, de que tenga que ver con juegos y con la actitud de los jóvenes (y de los papás para tal efecto) como que me afecta más; y el pilón es que, como siempre, por sucesos como este los medios ven a los juegos como “lo malo”, y todos los que los disfrutamos quedamos etiquetados aunque ni la debamos.

Pobre Misao-chan…

Fuentes:

5 thoughts on “De cosas que pasan que no puedo comprender”

  1. Los videojuegos solo son el pretexto para el grado de inconciencia y podredumbre mental exhibido por los padres.

    Por el otro lado, con lo difícil que puede llegar a ser, uno valora mucho la experiencia de ser padre primerizo. El vínculo que creas con ti hijo cuando le despiertas una sonrisa o lo duermes en tus brazos. Una vez que entiendes las necesidades del bebé todo se vuelve mucho más llevadero.

    Como pequeña anécdota, cuando nació mi hijo mi mujer y yo nos regíamos “by the book” con la alimentación: determinado peso -> determinadas onzas de leche para su alimento. El niño lloraba frecuentemente después de haber comido, pensábamos que le dolía, nos volvíamos locos porque no sabíamos que le ocurría.

    Resulta que el pequeñín simplemente tenía hambre. Un poco más de alimento y quedó feliz de la vida.

    🙂 Saludos Manuel!

    1. ¡Hola Víctor!

      Sí, definitivamente ser padre primerizo, y más en un lugar en donde no hay quién te eche la mano, es una experiencia enriquecedora, pero a la vez muy, muy complicada.

      Curiosa tu anécdota 🙂 En mi caso, el bebé ha sido pura leche materna, por lo que la friega más grande se la ha llevado mi esposa. Poco a poco nos vamos acostumbrando, pero yo sigo súper preocupón cuando se pone a llorar y no sabemos por qué.

      ¡Saludos!

  2. Entre más leo tus publicaciones, más veo a Japón como cualquier lugar, sobre todo de aquí México.

    Yo no soy tan gamer, aunque sí suelo enfocarme en algo (diseños 3D, edición de fotos, descarga de imágenes, etc); y aunque tampoco soy padre, no me creo capas de ponerle más atención a un juego o distracción que a un ser humano, sobre todo si se trata de algo mío (mi sangre).

    Hoy en día los chicos (jóvenes) ya crecieron con algo faltante; tal faltante que los hace actuar como hoy en día. Posiblemente fue la educación estricta que nos inculcaron nuestros padres, y que hoy ya no se inculca por diferentes circunstancias.

    Aquí aplica, entre muchos otros, las palabras: “cuando unos desean hijos para cuidar y amar, otros los ignoran y hasta los niegan”, o algo así van las palabras.

    Déjame felicitarte nuevamente, Manuel, por tu familia. y no te digo que cuides de tus amores porque sé que así lo hiciste, lo haces, y lo harás, por aquella gran educación de la que estoy seguro fue de la misma manera que la mía.

    Saludos.

  3. Saludos. Yo tengo una vivencia con mi Primer Hijo como Victor. Solo que por no saber por qué lloraba, terminamos en el Hospital con el doctor, cuando nos preguntó que leche es la que le están dando a él bebe, y le respondimos, dijo buena leche, y pregunto también la frecuencia y dijo esta ok, y cuando pregunto la cantidad de leche en Onzas, ese fue el problema, era casi solo agua faltaba más de la mitad, ( padres Primerizos ) y bueno quedamos aliviados que no fuera nada grave, y en ese momento inicio a llorar él bebe y la doctora menciona que bien momento para que preparen la leche como debe ser, y nada en la casa dejamos la pañalera con todo, ya que nos dimos cuenta no llevábamos nada para él bebe de lo preocupado que estábamos de no saber por qué lloraba. Ahora mi hijo tiene 10 años y en ocasiones le contamos la anécdota y él se ríe y dices que nadie les decía como hacerlo……………

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *