Propina

Tenía un buen rato de querer poner este tema, pero por una cosa o por otra siempre quedaba pendiente. Sin embargo, hace unas semanas, leyendo r/mexico en Reddit, me encontré con una discusión al respecto, la cual me motivó a dedicarle tiempo a este asunto.

En Japón, la propina como tal no existe, lo cual llega a confundir a los extranjeros cuando intentan dejar propina en lugares en donde en sus países normalmente lo harían, como restaurantes, bares, taxis, hoteles, etc. Simplemente basta con buscar en Google “Tip in Japan” para darse cuenta de que “no dar propina” aparece en listas de “qué y qué no hacer al viajar a Japón”.  No obstante, pagos o cargos estilo propina sí existen en algunos lugares por acá.

Por ejemplo, hay bares o restaurantes que te cobran “cuota de servicio” en la cuenta, pero es una cantidad fija, no calculada usando el monto del consumo, y es solamente algunos lugares, no todos. Hay otros, que tienen su frasco de “propinas” junto a la caja y cada quien decide si echar algunas monedas o no, y nadie te fuerza o te ve mal si no lo haces.

Existe también algo llamado 「心付け」(kokorozuke), que bien podría traducirse como “propina”, pero solamente se le da a ciertas personas bajo ciertas circunstancias, y no necesariamente tiene que ser dinero, también puede darse con algún obsequio, pero nada ostentoso; es más para mostrar agradecimiento, y por tanto, la persona que lo recibe se sentirá mal si la cantidad recibida es mucha o si el regalo es o parece muy costoso. Pero insisto: es algo muy raro. En los más de 12 años que llevo en este país nunca lo he dado, ni he visto que nadie lo haga.

Como extranjero, entiendo a la perfección el sentimiento de quienes vienen de visita a Japón y quieren dejar propina, ya que se encuentran con la sorpresa de que los empleados la rehusan, y hay hasta quienes se sienten ofendidos cuando se las ofrecen. ¿Por qué digo que entiendo? Porque a mí también me pasó la primera vez que vine a Japón, y el sentimiento estuvo presente por un buen tiempo ya cuando vine como becario: el servicio que recibes en Japón en casi todos los lugares es realmente muy bueno; aquí si aplica eso de que “el cliente siempre tiene la razón” y “el cliente es nuestro dios”; simplemente el hecho de que los negocios sean quienes te den las gracias al comprar algo en vez de como lo hacemos en México (que le das las gracias al de la tiendita, por ejemplo) te hace sentir “especial”.  Por tanto, cuando recibes un servicio así, lo primero que piensas es en dar propina, pero te encuentras con que no es necesario y con que no te la reciben.

Para los japoneses, dar el mejor servicio al cliente, hacer que su experiencia sea la mejor posible y tratar de complacer todas sus demandas, es parte de su trabajo, y por ende, es parte de su sueldo. Es la norma, el estándar, y es el servicio que normalmente la gente espera recibir, lo que da como resultado que las propinas sean innecesarias. Algunas personas incluso se molestarán porque pensarán que estás intentando sobornarlas.

¿Qué pasa si intentas dejar propina? Lo más probable es que te digan que diste dinero de más, que es tu cambio, tu dinero, y que te lo tienes que llevar. He visto casos en donde extranjeros dejan un billete de 1000 yenes en la mesa (después de pagar) y el mesero corre a alcanzarlos para devolvérselo, pensando que se les olvidó. Se oye extremo, pero así hay casos. Cierto es que habrá gente que te reciba la propina, pero como mencioné arriba, los casos y las situaciones son contadas.

Lo que me llamó la atención de la discusión en Reddit fue que algunas personas mencionaban que era falta de educación no dejar propina, porque los meseros o gente de servicio ganan muy poco y realmente viven de ellas, y personalmente no estoy de acuerdo con ese punto de vista.

Mi señor padre fue mesero durante mucho tiempo, y después ascendió a gerencia en algunos restaurantes. Será muy enojón, pero de ese ambiente es un experto, e ir con él a comer a un restaurante siempre fue para mí una experiencia de aprendizaje. Él mismo comenta que, aunque es cierto que la gente de servicio vive de sus propinas, éstas se ganan, y nunca deben ser obligatorias. Aunque creo que mi papá a veces exagera, él se fija en todo al momento de que es atendido: presentación (de acuerdo al lugar), uso de lenguaje, forma de servir y atender, etc., y con base en ello decide si deja o no propina y cuánto dejar. Y estoy de acuerdo en eso. Ciertamente aquí entran factores de costumbres y hasta formas de pensar, porque hay quienes dirán que uno es “codo” (“tacaño”, en modismo mexicano) o “sangrón” si no deja propina, pero yo soy de la idea de que la propina realmente no debería ser necesaria porque se supone que dar un buen servicio es parte del trabajo de las personas, y no algo que se deba ofrecer con el fin de ganar un poco más de dinero. PERO, estoy consciente de la situación y de las costumbres de mi país (y de algunos otros, como Estados Unidos), y mi idea fuera de Japón es dejar propina siempre y cuando ésta sea justificada.

Recuerdo por ejemplo que, cuando mi mamá me mandaba a tirar la basura cuando pasaba el camión, siempre me daba una moneda para dársela a los señores que la recogían, y ella se sentía mal cuando no tenía cambio o no podía darles algo. También cuando llegaba alguien a instalarte algo que habías contratado, como internet o TV por cable (Direct TV en mi caso, sí, fui chico “Locomotion”), y los que te hacían la instalación esperaban que les dieras “para el chesco”; o los famosos “cerillitos”: niños que empacan tus compras en los centros comerciales a cambio de una propina (de hecho, durante algún tiempo quise trabajar de eso, pero mi papá siempre se negó). En fin,  no crecí aislado del ambiente de dar propina, pero sí me preguntaba por qué tenía que dar algo para recibir un servicio por el que quien me atendía ya había recibido pago (el caso de los cerillitos es diferente).

Venir a Japón y experimentar el trato al cliente aquí es algo que los visitantes que conozco (y a los que he tenido el gusto de guiar por acá) siempre me comentan asombrados. “Es como el servicio al cliente debería ser en todos lados”, me dicen, y concuerdo con ellos, no solamente en lo que a propinas se refiere, sino también a la forma en la que eres tratado. Obviamente existen excepciones, y es lamentable cuando te encuentras con una, pero la norma aquí es el buen servicio.

“A la tierra que fueres, haz lo que vieres”. Si tienen la oportunidad de viajar a Japón, les recomiendo que le den una revisada al tema de las propinas y a las experiencias que otros viajeros han tenido al respecto.

 

15 thoughts on “Propina”

  1. La verdad es que ir a un restaurante o comprar en Japón es todo un placer. Sí te sientes como un dios con tantas atenciones. Recuerdo mucho a un empleado de una tienda que se ofreció a guardarme todas las bolsas que llevaba en la mano en una sola bolsa y por si fuera poco la envolvió con una bolsa de plástico por que en ese momento estaba lloviendo. También recuerdo que estaba tomando fotos a la tienda Louis Vuitton en Omotesando y vi cómo la empleada le dio la bienvenida a una clienta y se agachó frente a ella para envolver su paraguas con una bolsa de plástico. A mí también me parece que lo normal sería recibir un trabajo así. Aunque también he escuchado que el precio a pagar por ese servicio es que muchos empleados se la pasan muy estresados todo el tiempo.

  2. Que tal Manuel, llevo poco leyendote pero llegue aqui por muchas dudas que he tenido estando acá en la tierra del sol naciente, y la verdad es que me seguí leyendo todas tus historias que han sido muy interesantes.

    Regresando al tema llevo 1 mes viviendo acá, vine por 3 meses a trabajar no hablo ni pío de japonés y somos varios mexicanos así por acá unos con mas o con menos experiencia en estos rumbos y unos que vienen por mas o por menos tiempo, somos como 20 tal vez mas. Les cuento mis experiencias, es increíble como al entrar a todos los lugares te saludan a grito todos los empleados o al irte todos se despiden y te agradecen.
    Siempre todos se esfuerzan por brindarte el mejor servicio y que genuinamente se preocupan por el cliente, de verdad cuando no tenían algo que buscaba en una tienda se sienteron verdaderamente apenados y me ofrecieron muchas disculpas y hasta un cupón de descuento.

    Donde si siempre tengo relajo es en los restaurantes pero creo que es mas por el lenguaje, si pudieramos explicarnos no creo que tuvieramos tantos problemas. Muchas veces vamos a comer varios compañeros juntos y como venimos de “business trip” nos pagan los viáticos por asi decirlo y necesitamos pagar cada quien por separado y que nos den recibo. En algunos lugares es sencillo pero en otros el hecho de pagar la cuenta cada quien por separado y el pedir ryoshuusho se vuelve un verdadero problema y la no lo entiendo, ¿se les crashea el sistema? no se que pasa el pagar una parte con tarjeta y otra en efectivo o el separar las cuentas es todo un relajo, en algunos lugares es practicamente imposible, y no es que se las pongamos dificiles, siempre lo que hacemos es dividir la cuenta completa entre el total de los que comimos y ya, simple, pero no, acá no funciona así en todos los lugares, aquí si pides betsu betsu normalmente o no aceptan o se vuelve un desmadre porque checan que se comió cada quien y que cada quien pague lo justo (?) aunque nosotros queramos pagar parejo todos, eso si, se esfuerzan mucho por ayudarte y atenderte bien, pero se estresan tanto que normalmente te niegan el servicio, te dicen que no se puede, es un poco frustrante, pero como digo mas bien es por problemas de comunicación.

    También es increíble como un país tan avanzado tecnológicamente en unas cosas, en otras estan tan retrasados, el dinero electrónico casi no funciona, es raro el lugar que acepte tarjeta, el efectivo manda en Japón, por poner un ejemplo, en McDonald’s no aceptan tarjeta

    Puedo seguirle pero ya los voy a aburrir llevo solo un mes y no se ya he tenido tantas experiencias, y las que me faltan tengo 10 días de vacaciones pagadas por la empresa, porque coincidió que el periodo en el que me mandaron habían vacaciones acá y sale mas caro regresarme a México por una semana que dejarme pasear por aquí

    Es un país increíble hay cosas que me gustan mucho, y hay muchas que si podría mejorar bastante,

    1. ¡Hola!

      Se ve que has aprendido mucho respecto a Japón en muy poco tiempo. ¡Bien ahí!

      Sí. Mucha gente nunca se da cuenta que Japón está muy retrasado en diversos aspectos. Lo que mencionas de la tarjeta de crédito es un gran ejemplo, pero déjame decirte que está mucho mejor que hace 10 años: cuando recién llegué por acá era realmente un circo pagar con tarjeta, y en prácticamente ningún lado se podía (mucho menos viviendo en Kyushu).

      El “betsu betsu” en restaurantes es algo que muchos rechazan nada más por la flojera de dar varios recibos, sobre todo a la hora de la comida. No obstante, eso que mencionas de que les hace “corto circuito” cuando les pides algo fuera de lo común es una situación que los que hemos vivido por acá más tiempo entendemos y hasta usamos exactamente la misma frase (corto circuito) para expresarlo. No es que se les “crashee” el sistema, sino que las posiciones y roles en los trabajos son muy “robotizados”, y si les pides algo diferente, les toma tiempo decidirse, se ponen muy nerviosos y algunos terminan diciéndote que no se puede cuando en realidad sí es posible.

      Japón tiene mucho por mejorar, pero no lo hará mientras los japoneses crean que todo está bien. Después de todo, son reacios al cambio, y uno de esa magnitud les tomará un buen rato.

      ¡Saludos! Disfruta tu estancia por este lado del charco.

      1. También tengo entendido que siguen usando Fax casi para todo en las empresas cuando en muchos países menos desarrollados ya no se usa para nada. Japón con mucha tecnología y con hologramas en algunos aeropuertos y siguen usando tecnología vieja en algunos ámbitos. Has un post de este tema, seria genial.

      2. ¡Ah sí! El tan nombrado fax. Sí, es todavía muy usado.

        Es uno de los temas que está en el tintero 🙂

        ¡Saludos!

  3. Yo tuve la oportunidad de comer dos veces en, el que creo yo, es un auténtico restaurante japonés, el Taro, ubicado en Avenida Universidad sobre Copilco, Ciudad de México. Además de probar otros platillos, más allá del rollo de sushi, y de beber sake, algo que me llamó la atención fue el momento de pagar la cuenta. Los meseros que atendían las órdenes eran mexicanos, pero quien daba la cuenta siempre era la dueña (eso supongo, ya que era japonesa). Y en efecto, te agradecía por comer en el restaurante.

  4. Cada vez respeto mas Japon cuando veo un post o video sobre sus costumbres. En mi pais ya sea un restaurante o algun otro servicio te atienden como si “te estuvieran haciendo un enorme favor”

    1. Lamentablemente, es la idea con la que nos críamos en México (y posiblemente en América latina): el servidor público o la atención al cliente “te hacen un favor al atenderte”, siendo que ésa es su actividad principal. Y encima de todo, hay quien después de un mal servicio te pide propina y se enoja si no se la das, como si fuera una obligación.

  5. Digamos en pocas palabras no reciben propina porque es su trabajo, por el excelente servicio que brindan y no es necesario incentivar a realizar mejor su trabajo, para ellos ya es excelente el servicio al cliente como bien mencionas, por eso ya estas pagando por tal, digamos ya esta cubierta su propina al recibir su salario y no es necesaria la propina y ciertamente se llegan a ofender como si se les denigrara entendiéndolo como limosna.

  6. es cierto, en japon no se dejan propinas pero considerando este hecho es que aparte de que se esmeran por dar un buen servicio y calidad, los meseros o ayudantes tienen un buen sueldo o están bien pagados; de lo contrario aquí en Mexico. Esta es mi inconformidad; soy mesero, es cierto que todo debe estar reglamentado (PROFECO)hablando específicamente de las propinas he estado en restaurantes o restaurantes bar, bares de buen servicio y los patrones están mentalizados de que tu recibes un buen de propina por los clientes que atiendes, y por eso te dan un sueldo tan raquítico, tan vergonzoso e insultativo que también creen ellos que les tienes que pagar por darte trabajo, ESTUVE EN UN RESTAURANTE BAR donde el dia en que descanzas o tienes libre, tienes que ir a limpiar, asear, desinfectar; considerándolo asi pues me tienen que pagar mi dia, no?, no lo pagan y a un asi trabajas, ok la segunda ocasión que paso no me presente, que paso que, al momento de pagar mi semana me descuentan el dia. que es lo que pasa por la ley no reglamenta esto abuso, también si un cliente es agradecido me deja propina pero en este caso me paga con tarjeta de crédito y me indica que le ponga el 10%,ok paso a caja su cuenta mas el 10% le regreso su tarjeta su ticket y su baucher, al momento de recibir mi propina de este cliente que debe ser el 10% caja me cobra el 35% de impuestos que por manejo de cuenta, y ya investigue y no hay tal cobro de impuesto o al menos estoy en lo incorrecto mande un a carta a institución bancaria y me respondieron que ellos no sabían nada de esto y que me dirigiera a la PROFECO y esta misma me responde que no se encarga de casos como estos que debo acudir al banco ops que feo tenemos que ser mexicanos. que puedo hacer me toco ser uno de los últimos a los que siempre el gobierno, empresarios, etc tienen que fregar.

    1. Gracias por tu comentario msj. Muy interesante lo que mencionas.

      En efecto, acá los meseros, y en general la gente que atiende al público, tienen un sueldo relativamente decente, y la cultura de las propinas no aplica ni se promueve precisamente por eso: porque a ellos les pagan para dar ese servicio. En cambio, en muchas otras partes del mundo se acostumbra dar propina como un gesto de agradecimiento por un buen servicio, que en teoría todos deberían recibir. El problema es que, como mencionas, desde hace mucho se ha vuelto un estándar, y hay gente que hace de esto una mafia.

      Mi padre fue mesero una buena parte de su vida, y él es el primero en reclamar un buen servicio y es espléndido con las propinas con los que “se las ganan”.

      Mala onda que el sistema no incluya ese tipo de cosas como abuso, porque sí lo es. Eso de obligarte a trabajar sin pagar estoy casi seguro que lo puedes procesar en conciliación y arbitraje; si estás dispuesto a seguir el proceso, quizá sería conveniente que lo hicieras, aunque un abogado en lo laboral podría darte un mejor consejo.

      Saludos 🙂

  7. Ahh el eterno problema entre mi esposa y yo, las benditas propinas, y que no se diga que soy tacaño 🙂 en lo personal sólo doy propina a alguien que se esmera por dar un buen servicio al cliente “yo” en algún restaurante y en mi perspectiva el buen servicio tiene que ver en el tiempo que tarda en llevarnos la carta a la mesa, en tomar la orden, en traer los alimentos, en su aspecto (limpio), en su trato amable hacia mí, después de entregar los alimentos que tanto está pendiente de lo que necesito, etc.

    No le doy propina a gente que les pagan por realizar esa actividad, o sea, no le doy propina al del…:
    gas
    COMAPA
    CFE
    TELMEX
    Al viene viene
    Al que entrega cualquier tipo de comida a domicilio
    Al de televisión de paga
    Al del camión de la basura
    Al…, bueno creo que se entiende mi punto y mi esposa si quiere darle dinero… Acuerdense de la película de pedro infante en donde con las propinas que dejaban y que la muchacha ahorradora mejor las guardaba a escondidas, con eso pago la fianza para sacar de la cárcel a luisito…

    En fin mi hermano un post de mas de un año pero quería desahogarme.

    Saludos,
    Javier

    1. Javier:

      Muchas gracias por tu comentario.

      Sí. Así como comentas lo de tu esposa, mi mamá es igual. El punto es que se crea una cultura en donde le tenemos que dar dinero extra a alguien por hacer su trabajo, y el problema es que el sistema está diseñado para eso… En un círculo vicioso, y muchas veces ya la propina no depende de lo bien que te den un servicio, sino simplemente de que te lo den y es ahí donde se crea más confusión.

      En fin. Ahora en mi último viaje a Guadalajara solamente le di propina a quien se la merecía. Algunos “viene viene” me la mentaron, pero es que no es onda que nada más lleguen a “echarte aguas” al momento de sacar el carro y te extiendan la mano por su “esfuerzo”.

      Saludos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *