El 2014 en un kanji

Se termina otro año más, y siendo fiel a la tradición en este blog, hay que resumir en un kanji lo que este periodo de tiempo significó para mí.

Para ser sincero, este año estuvo tuvo muchos eventos para olvidar, algunos de los cuales no he tocado todavía aquí, y si hago cuentas seguro que las cosas negativas salen ganando. Sin embargo, hubo una serie de eventos que hicieron que esa mayoría negativa saliera perdiendo y me hicieron recuperar la fe en muchos aspectos, incluyéndome a mí mismo.  Por tanto, los sucesos de este año los represento con el siguiente kanji:

2014Kanji

Tiene varios significados, pero los más importantes son “raro” (en el sentido de algo que no sucede con mucha frecuencia) y “desear” o “esperanza”.

Si a finales de agosto me hubieran preguntado sobre mi kanji del 2014, les habría respondido algo como 「落」(caer), 「絶」 (terminar algo a la mitad, dejar de hacer algo) o similares, pero los últimos 4 meses del año le dieron la voltereta al marcador.

Ya casi pido mi tarjeta VIP en el hospital de la región, pues este año fui más veces de la cuenta, aunque debo reconocer que algunas de ellas fueron por revisiones preventivas. Pero aun así, ya sueño ese hospital.

¿El trabajo? Hmm… es un tema que quiero discutir mucho más a fondo en otro escrito. Por lo pronto mencionaré que está estable, pero no siento que se vaya a mantener así por mucho.

Como sea, el año terminó muy bien; de hecho, mucho mejor de lo que podría haberme imaginado, y por eso hay que llegar con mucha energía al 2015.

Por cierto, el kanji de este año en Japón fue 「」 , que significa “impuesto”. A NADIE le sorprendió, puesto que aunque hubo muchas noticias que causaron revuelo en este país, lo que le afectó a todo el país fue el aumento al impuesto de consumo (lo que sería el IVA en México) de 5 a 8% en abril. No fue, ni está siendo, nada divertido, pero al menos el plan de subirlo a 10% a partir de abril del próximo año ya se pospuso… Al menos es algo.

2015 será, y sin temor a equivocarme, un año que cambiará mi vida por completo y definirá el futuro inmediato (al menos de aquí a unos 2-5 años). Y claro que aquí seguiré escribiendo mil y una cosas, esperando que a alguien le sirvan, ya sea como información o simplemente como entretenimiento al ver cómo alguien como yo se trata de abrir paso en la vida.

Quiero agradecerles a todos ustedes, los lectores, nuevos o ya veteranos, todas sus atenciones en este año que termina. Hubo comentarios de todo, incluyendo trolls; tuve la oportunidad de conocer a varios de ustedes, quienes se tomaron un tiempo durante su viaje por Japón para dedicarlo a una buena plática con su servidor; y en fin, un montón de anécdotas que han sido contadas en su momento en este espacio.

¡Nos vemos el año que entra!