Saint Seiya – Legend of Sanctuary

Creo que está de más decir que este artículo contiene informacion que puede ser considerada como spoilers por algunos. No obstante, la película se basa en lo que ya se conoce de la serie, pero con algunos cambios en el desarrollo de la historia. Si no quieren enterarse de esos cambios, aun cuando ya saben en qué termina todo, mejor dejen de leer a partir de donde dice “Reseña”, y nada más vean las imagenes.

Para los que no quieren leer todo

  •  ¿Te gustó? – Sí. Visualmente es un deleite y se agradece el dinamismo de las peleas, pero no esperen que profundicen mucho en la historia.  No obstante, creo que pudo haber sido mucho mejor. El santuario es simplemente impresionante.
  • ¿Qué le agregarías? – Dado el ritmo tan rápido de la cinta, sólo un poco del entrenamiento de cada uno de los protagonistas. Además, un poco más de Ikki; creo que lo ignoraron mucho.
  • ¿Qué le quitarías? – Los toques cómicos que le dieron. La personalidad de Seiya es la que ya conocemos, pero se siente un poco más “jovial”. Al menos sí da el gatazo de un adolescente por su comportamiento en ciertas partes.  También: a ese Death Mask.
  • Entonces, ¿vale el boleto? – Sí. En lo personal, creo que la primera secuencia de la película y la última batalla son suficientes para justificar lo que uno paga. Además, ver batallas mucho más activas hace que uno se emocione más, aunque duren muy poco.
  • ¿Quiénes deberían evitarla? – Quienes esperen ver secuencias de “usaré este golpe contra tí, pero antes recordaremos durante 3 capítulos (de 30 minutos cada uno) cómo fue que lo aprendí”. Quienes quieran una historia profunda estilo la serie.
  • ¿Va a llegar a México? – Según esto, es oficial que llegará por allá en septiembre, y con el elenco original de doblaje de la serie.

Un detalle a mencionar

Al enemigo principal en la saga de las 12 casas lo conocimos en México como “el patriarca”. Sin embargo, en japonés es llamado “教皇” (Kyoukou), palabra que significa “papa”, como en “la autoridad mayor en el mundo católico”. Me pregunto si la decisión de usar “patriarca” tuvo que ver con evitar mencionar al papa.

Trama

La trama de la película es la batalla del santuario que ya se conoce: el patriarca engañando a todos por su sed de poder, Aioros protegiendo y muriendo por Atena, y los saints de bronce que buscan pasar los 12 palacios (los que en México conocimos como las 12 casas). Nada relativamente nuevo.

Reseña

La historia comienza con una secuencia de acción extremadamente buena, que te hace pensar que valió la pena el boleto. Es sencillamente impactante. Básicamente es Aiolos escapando con la pequeña Atena en brazos. Luego, Kido Mitsumasa encuentra a Aiolos en su lecho de muerte y a Atena bebé: Aiolos le pide que proteja a Atena por los próximos 16 años, ya que aparecerán guerreros que la protegerán.

Hasta aquí todo bien.

El encuentro entre Saori, a quien se le revela en su cumpleaños 16 que es Atena, y los guerreros que juraron protegerla es una batalla intensa, pero aquí es donde la película comienza a acelerar el ritmo. La nueva forma de cargar las armaduras funciona: olvídense de cargar la cajota en la espalda; ahora es llevar un pendiente en el cuello que se lanza al suelo, haciendo que la cajota de la armadura aparezca. Olvídense también de la secuencia larga y repetitiva de ponerse las armaduras; todo es más dinámico ahora. No obstante, aunque se da una explicación de quiénes son los guerreros (Seiya, Shiryu, Hyoga y Shun) y cómo fue que se convirtieron en ellos, es muy breve. Lo que importa es “proteger a Atena”, pues para eso fueron seleccionados para ir a entrenarse y ganarse las armaduras.

¿Ikki? Mi saint favorito es quizá el personaje de los principales que tiene menos apariciones.

De aquí en delante, todo avanza muy rápido. La ida al santuario ocurre al día siguiente del encuentro con Saori, no sin antes otro par de batallas: una de ellas en donde ocurre el ya conocido flechazo a Atena, aunque aquí no la tumba ni la deja inservible como en la serie; la otra, contra un Aioria que todavía cree en el patriarca. En esta última se muestra claramente la superioridad de poder entre un saint de bronce y uno dorado.

El santuario es precioso, y la forma en la que muestran los 12 palacios es increíble. Shiryu es el que explica que hay que llegar con el patriarca, pero para eso hay que pasar por cada uno de los palacios, cada uno resguardado por un saint dorado. Pero en menos de lo que se espera, ya tenemos a Seiya peleando con Aldebarán, e inmediatamente después llegando al palacio de cáncer, en donde nos encontramos con un Death Mask con una personalidad arrogante (ya conocida), pero con “canción” de presentación, uno de los toques cómicos que le quisieron dar a la película.

Como todos saben, Shiryu se queda peleando con Death Mask, pero casi al mismo tiempo ocurren las batallas de Hyoga y Camus en Acuario, Seiya y Aioria en Leo, y Shun e Ikki en Sagitario, contra Milo (quien un aspecto por demás femenino) y Shura. ¿Todo el drama de cada uno de los saint dorados? Brilla por su ausencia. Las batallas son muy  rápidas y no pude evitar preguntarme cómo percibirían la historia quienes no conocieran la serie original. En cuestión de segundos vemos la escena memorable de la doble ejecución Aurora en Acuario; a Seiya ser totalmente abrumado por Aioria de no ser por la ayuda de otro saint dorado; a Shura y a Milo (quien por cierto tiene un aspecto mucho más femenino que el original) patear los traseros de Shun e Ikki y a Shiryu quitándose la armadura y derrotando a Death Mask en la entrada del infierno. Visualmente las batallas son estilo Dragon Ball por lo rápidas y por los azotones que se dan, pero uno se queda con ganas de que duraran un poco más.

Aunque la identidad del patriarca es la misma que en la serie, la batalla final sí vale mucho la pena, y si ven el póster de la película se dan cuenta quién pelea contra él y qué armadura trae puesta: Seiya con la armadura de Sagitario, acompañado por Atena. ¿A que no se lo imaginaban?

Dicho sea de paso, la batalla final parece algo así como un summon de Final Fantasy.

Como ya he mencionado, la película lleva un ritmo muy acelerado; se entiende que es una adaptación y que se tienen que hacer sacrificios, pero, en mi opinión, la historia queda muy plana y no hay realmente profundidad en ningún personaje. No obstante, aun con todas sus posibles fallas, es un festín de fan service para los que conocen la serie y las historias de los protagonistas: las batallas son muy dinámicas y terminan muy rápido, pero visualmente son increíbles. Además, es la primera vez que pienso que el Pegasus, Ryusei-ken (meteoro pegaso) no es chafa.

Si son fans a morir de la serie, definitivamente tienen que verla, pero creo que muchos saldrán con sentimientos encontrados porque esperaban un poco más. En lo personal, creo que sí vale la pena el boleto, incluso para alguien que ve Saint Seiya por primera vez. Y para fortuna de Latinoamérica, se ha mencionado que llegará por allá en septiembre, y con el elenco original de doblaje. Así que sólo hay que esperar un poco para que puedan ir a disfrutarla.