La azarosa tarea de encontrar casa

 Por razones que ya detallaré aquí en su momento, me mudaré de casa en un mes. Sí, es adiós a Akihabara cerca, adiós a los pandas de Ueno, y en sí, adiós a la zona principal de Tokio. Y como siempre, la tarea de encontrar casa nueva es complicada y estresante.

Ya anteriormente había escrito sobre mudanzas en Japón, pero ahora ahondaré un poco más en los detalles de cambiarse de casa en la capital del país.

Muchos podrían pensar que por estar ahora en la gran ciudad de Tokio el rechazo a los extranjeros es menor, pero lamentablemente no es así. El problema puede ser desde la agencia inmobiliaria hasta el dueño de la vivienda que uno piensa rentar, y las razones del rechazo generalmente están entre una de las siguientes:

  1. Problemas con extranjeros en el pasado. Sin importar la nacionalidad, si una agencia o un dueño tuvo un altercado con algún inquilino no japonés, prefieren evitarse conflictos y optan por negar la morada a extranjeros. Los problemas pueden ser desde quejas de vecinos porque se hace mucho ruido, porque no se tira la basura cuando y como se debe, hasta sucesos en los que la ley tiene que ver,
  2. Barrera del idioma. Fácil: si no te puedes comunicar con él/ella, mejor no le rentes.
  3. Falta de aval. Una de las razones por las que muchos extranjeros se rascan la cabeza. Ya comentaddo al respecto acá. Afortunadamente hay empresas que se dedican a ser avales de gente que no los tiene, aunque obviamente hay que pagarles por sus servicios.
  4. Prejuicios del dueño. La mayoría de los propietarios es gente de más de 70 años, la cual conserva la forma de pensar del Japón justo después de la segunda guerra mundial: no quieren saber nada de extranjeros, o sencillamente les tienen miedo. Cuando la inmobiliaria les pregunta si permitirían que un extranjero vivía en su propiedad, su respuesta es negativa, o bien llena de dudas.

Cualquiera que sea la razón, uno la tiene difícil al momento de mudarse: buscar casa, verla por dentro, estudiar sí el vecindario es conveniente o no, ver qué tan lejos queda de la estación de tren más cercana; y después de todo eso, ver si el dueño da permiso para que uno viva ahí. Y obviamente ni hay que olvidar el sablazo del pago inicial…

 

Este cambio de aires es necesario para prepararme para lo que viene. La casa actual cerca de Ueno no está nada mal, y de hecho su ubicación es muy buena, pero algo me tiene amarrado a ella y eso es algo que desde hace mucho tiempo no me gusta: estar atado a algo por la fuerza. Para comenzar, tenía que cambiar eso y me aventé el volado. 

 

A partir de marzo, ir a Akihabara me tomará aproximadamente 1 hora en tren, por lo que quizá cambie el centro de recreo a Ikebukuro o Shinjuku ya que me quedarán más cerca. Por lo pronto, tengo sólo unas pocas semanas para preparar la mudanza, así que febrero será un mes de locos, pero se pasará muy rápido.

3 thoughts on “La azarosa tarea de encontrar casa”

  1. Alaa que rollo eso de mudarse, debe ser algo importante el próximo propósito que tengas. Ahora no será febrero loco por el clima si no por la mudanza y el nuevo asentamiento.
    Suerte en esa nueva etapa y lo más importante ¡shoshi kantetsu!
    Saludos Manuel desde Veracruz.

  2. Pues ya estamos mediados de febrero, y cuando menos pienses ya se habrá terminado el mes y estarás en un mejor lugar, me refiero a tu nueva casa, jaja. Tú échale ganas y vas a ver que pronto pasara todo este rollo en el que andas. Suerte!

  3. Qué cosas, esas de la mudanza.
    Espero de verdad que tengas éxito para ese sitio al que te cambiarás.
    Me asusta…eso de que los extranjeros tenan muchas trabas en Japón. Estaba pensando aplicar para la beca de Monbukagakushou en el 2013 pero me paso siempre por tu blog para saber tanto los aspectos positivos como los negativos de estudiar en Japón y vivir allí. En fin, mucho éxito, esperemos que ese cambio traiga cosas nuevas y mejores para ti. Tienes razón, sentirse atado en un lugar no sienta bien al corazón y siempre es bueno probar cosas nuevas, aventurarse.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *