Nada más corroborando

Antes que nada, les agradezco a todas las personas que difundieron la entrada anterior sobre las malas traducciones en TV Azteca. Lo importante es que más gente esté enterada de lo que en realidad sucede.

Esta vez me puse a analizar otra noticia de TV Azteca respecto a Japón. El reportero Edgar Galicia visita un albergue. ¿Traducciones cambiadas? Sí, y mucho. Pero antes de escribir el análisis creo que es necesario aclarar algunos puntos:

  1. El reportero no tiene la obligación de saber hablar japonés. Por tanto, aunque su pronunciación sea malísima, esto no es, ni debe ser, objeto de burla. Todos hablamos igual o peor cuando recién comenzamos a hablar una lengua extranjera, así que no se vale mofarse o criticarle esto.
  2. El objetivo de este análisis es corroborar lo expuesto en la entrada anterior. Personalmente, y mi opinión es tan debatible como la de todos ustedes, creo que sí hubo dolo en el cambio de las traducciones porque en el reportaje me da la impresión de que el reportero, al explicar el detalle del baño en Japón, sabe (o supo después, ya que le tradujeron) lo que le estaban mencionando.
  3. No hice análisis de todos los entrevistados aquí.

En el análisis se incluye:

  • La transcripción en japonés de lo que los entrevistados dicen.
  • La traducción realizada por mí, la cual no es profesional y puede ser corregida.
  • La traducción obtenida con Google Translate (porque hay reporteros que dicen que lo usan para traducir).
  • La traducción que TV Azteca mostró en sus subtítulos (y que puede verificarse viendo el video).
Sin más preámbulos, el video:

0:53, entrevistando a una voluntaria:

Transcripción:

心を癒す、ヒーリングの役割があると思っています。
私たちの地区は幸いにも家が無事でした。家族も無事でした。ライフラインもOKです。なので、えっと、近くの、近くに住んでいる私たちが皆さんをお風呂に、あの、連れていきたいと思って、ボランティアをしています。

(kokoro o iyasu, hiirung no yakuwari ga aru to omotte imasu.
watashitachi no chiku ha saiwai nimo ie ga buji deshita. kazoku mo buji deshita. raifurain (lifeline) mo OK desu. nanode, etto, chikaku no, chikakunisundeiru watashitachi ga minna san o ofuro ni, ano, tsureteikitai to omotte, borantia o shiteimasu).

Según yo:

Creo que nuestro papel es el de la curación, el de curar el corazón/alma/mente.
Tuvimos suerte de que las casas en nuestra área estén a salvo. Las familias también están a salvo. Los servicios básicos (luz, gas, agua, etc.) también funcionan. Por tanto, nosotros los que vivimos cerca de aquí estamos de voluntarios para llevar a estar personas a que se den un baño.

Google Translate:

Sanar su mente, creo que hay un papel curativo.
Nuestra zona fue casa de seguridad, afortunadamente. Familia estaba a salvo. Lifeline es también en Aceptar. Así que, bueno, cerca de un baño que viven cerca de nosotros, que, me gustaría dar es voluntario.

TV Azteca:

Somos voluntarios y vemos que la mayoría de estos ancianos están vivos de milagro y aun así, para ellos, el estar aquí les representa un golpe muy fuerte en sus vidas. El japonés está acostumbrado a su hogar. Les entristece mucho estar aquí.

1:52. Edgar Galicia le hace una pregunta a la misma voluntaria:

Transcripción:

おふろに○○△△?  (o furo ni %”&/#) No se le entiende.

Según yo:

No se le entiende. Solo al principio se alcanza a escuchar “ofuro”: “baño”, “bañarse”

Google Translate:

No se puede aplicar porque no se entiende lo que el reportero pregunta.

TV Azteca:

¿Por qué es una doble desgracia?

Respuesta de la voluntaria:

Transcripción:

えっと、今、あの・・・逃げてきている方は皆さん泥に浸かって逃げてきた人ばかりです。
(etto, ima, ano… nigetekiteiru kata wa minna san doro ni tsukatte nigetekita hito bakari desu).

Según yo:

Este… todas las personas que han huido hacia acá son personas que vinieron llenas de lodo.

Google Translate:

Bueno, ahora, que ha estado lejos de que la gente está huyendo del lodo todos empapados.

TV Azteca:

Los japoneses suelen ser muy limpios, ordenados, aman y cuidan sus hogares. Perderlos en un instante y luego vivir en un albergue, para ellos es sumamente duro.

3:14 Hombre entrevistado

Transcripción:

今いる人は地震から1週間経って、家が無くなった人が殆どです。
ここに避難してきた人に寝る用意をしたり、それから食事の提供をして、もう・・・一日中を通して昼から夜までお世話してます。

(ima iru hito wa jishin kara 1 shuukan tatte, ie ga nakunatta hito ga hotondo desu.
kokoni hinan shitekita hito ni neru youi o shitari, sorekara shokuji no teikyou o shite, mou… ichinichi juu wo tooshite hiru kara yoru made osewa shitemasu).

Según yo:

Casi todos los que están aquí son personas que han perdido sus hogares después de 1 semana del terremoto.
Todo el día, desde la mañana hasta la noche, nos encargamos de atender a las personas que se refugiaron aquí; les preparamos un lugar para dormir y les ofrecemos comida, etc.

Google Translate:

Ahora la gente desde el terremoto de una semana después, y la mayoría de la gente ha ido a casa.
Listo para el sueño o que se refugiaron aquí, y para proporcionar comidas, y no me importa toda la noche desde el primer día un día más.

TV Azteca:
Aquí les damos alimento caliente, un techo y una forma de empezar a sobrevivir.
Diario colocamos las listas para que ellos vean si el ejército ya localizó los cuerpos de sus hijos o de algún pariente que haya quedado debajo de los escombros.

¿Qué podemos concluir de  este espectáculo?

Primero: no se vale escudarse en el pretexto de que “todos los medios lo hacen” o “en todos los medios hay amarillismo”. Como noticiero, es natural querer tener la primicia en una historia y hacer una cobertura lo más completa posible, pero creo que no hay excusa para escribir palabras que la gente no mencionó al momento de ser entrevistadas. ¿Que en la cultura japonesa no se acostumbra decir las cosas directamente o no se habla con la verdad? Si lo anterior lo dice alguien que conoce la cultura japonesa, lo pongo en la mesa de debate; si lo dice alguien que no tiene idea de lo que es vivir en la sociedad japonesa, no hay ni siquiera punto a discutir.

No están traduciendo rumores de Twitter o Facebook. Están haciendo una cobertura de un desastre, en donde mexicanos están siendo o pudieron ser afectados. Tienen un público que les cree, por lo que es muy lamentable que a ese público le traten de presentar una realidad diferente de lo que se vive por acá.

Segundo: ya he mencionado que yo no necesito disculpas explícitas de reporteros. La empresa en cuestión es la que debe disculparse con el pueblo de México. Según mencionaron en un comentario de la entrada anterior, al parecer entrevistaron al reportero que cubrió la nota y mencionaron que “hubo problemas en la traducción” pero nunca se faltó a la verdad. Yo no he visto el video en cuestión, y quedaron de enviarme la liga tan pronto como fuera posible, así que no puedo dar una opinión en concreto.

Por lo demás (porque hay mucho todavía que se puede comentar), optaré por quedarme callado. Pueden revisar mi timeline en Twitter, así como la de otros mexicanos que puse en la entrada anterior, si gustan saber más detalladamente en dónde ha desbordado todo este asunto. Por mi parte, y mientras no haya nada extraordinario, el tema está terminado. Demostré mi punto, y espero que a las personas que hayan leído este par de entradas les haya hecho reflexionar al respecto. No significa que todo lo que yo diga tiene que ser verdad: recuerden que es importante leer mucho, analizar y sacar propias conclusiones. Con esas bases, es más fácil decidir a quién le creen y qué es lo que quieren ver en los medios de comunicación.

Es más que un hecho que los medios le temen a internet porque por este medio la gente tiene voz y puede aplaudir o criticar a viva voz lo que ellos le transmiten al pueblo. Sigamos usando este medio responsablemente para provocar un cambio.

Por último, al menos espero que TV Azteca al menos haya despedido al traductor en caso de que argumenten que las traducciones estuvieron mal hechas y que no hubo dolo.