Modernización telefónica

En julio de 2008 escribí sobre el iPhone en Japón. ¡Vaya que han cambiado las cosas en 2 años!

iphone4-white

El éxito del iPhone en el resto del mundo tardó en surtir efecto en Japón, y aunque ese éxito todavía no es “total”, ahora sí podemos decir que las tendencias han ido cambiando y que ahora el mercado de los smartphone en el imperio del sol naciente ha aumentado considerablemente.

No es un secreto que Japón es un país cerrado en lo que a telefonía se refiere. Los teléfonos que aquí se venden tienen muchas funciones sorprendentes, pero que solamente se pueden usar en Japón. Normalmente esto no importaría, ya que los japoneses no tienen necesidad de salir al extranjero para obtener algo, y las funciones de los teléfonos facilitan en gran medida la vida diaria de los nipones; pero aun con todo eso, el hecho de que solamente se puedan usar en su totalidad dentro de Japón hace que se consideren retrasados en comparación con otros países. A este síndrome le pusieron el nombre de Galápagos, queriendo dar a enteder que, por sí mismos, los teléfonos son extramadamente avanzados, pero al mismo tiempo están totalmente aislados del resto del mundo.

El iPhone entró, y como todo producto extranjero que llega por acá, tuvo que luchar para penetrar en el mercado. La falta de funciones como dinero electrónico, televisión y uso de servicios WAP es, todavía en estos días, el obstáculo a vencer. Al iPhone no le quedaba otra: obligaba a cambiar los estándares de los teléfonos en Japón o de plano Apple sacaba un modelo que cubriera la necesidades telefónicas de las personas. ¿Qué fue lo que le pasó? Indirectamente, lo primero, aunque no en su totalidad: gracias al montón de aplicaciones que existen, los japoneses, en especial los famosos, comenzaron a hacerse de iPhones, y como la gente acá copia todo lo que hace la gente que goza de popularidad, poco a poco se fueron vendiendo más y más, y comenzaron a aparecer aplicaciones diseñadas por y para japoneses. Pero… ¿qué hacer para cubrir las funciones que no tiene y que los otros teléfonos sí? La respuesta es: nada. El iPhone, y para los mismos fines, cualquier smartphone, carece de ellas. No obstante, siendo extranjero realmente es difícil notar su ausencia.

Un ejemplo práctico es con la red WAP. Actualmente, muchas tiendas ofrecen cupones de descuento tan solo por suscribirte en su sitio WAP, y éste es un servicio muy utilizado por los japoneses. Incluso en McDonald’s puedes ahorrarte algunos yenes gracias ellos. Pero vámonos a uno todavía más claro: las arcadias, concretamente Tekken y Street Fighter IV.

tekken6brarcade

Estos dos títulos tienen el servicio de guardar tus estadísticas de peleas ganadas y perdidas, así como tu nombre de usuario y el rango de tu personaje, características que enriquecen la experiencia. El punto es que ese servicio solamente puede ser accedido por medio de redes WAP, es decir, usado teléfonos celulares japoneses, y cada servicio tiene un costo de 315 yenes al mes. Dejando al lado el precio, el sistema funcionaba porque está diseñado para usarse con teléfonos nacionales. ¿Qué pasa cuando el iPhone, y más recientemente los teléfonos con Android, comienzan a abundar en el mercado? La gente se queja (en este caso los gamers), porque comienzan a llamar la atención esos dispositivos, pero es poca la gente que quiere tener 2 celulares, dejando uno exclusivamente para estos servicios. La presión ha sido tanta que Capcom ya anunció que por fin habrá soporte para smartphones en el sistema de la arcadia de Super Street Fighter IV, y podemos esperar lo mismo para Tekken Tag Tournament 2.

cell_phone_630px

El sistema ha funcionado para Japón durante todos estos años, en los cuales Japón se puso estándares muy altos en cuanto a telefonía, pero esos estándares solo funcionan dentro de Japón, y ésa es la razón por la que los fabricantes nipones han tenido pérdidas económicas durantes todos estos años: el japonés estándar tiene un megateléfono que hace de todo, pero ese teléfono no puede ser vendido fuera del país porque simplemente no fue diseñado con eso en mente, lo que significa que no puede ser usado en su totalidad. Además, cada teléfono se construye desde ceros, incluyendo el sistema que usa, por lo que hacer uno es, además de costoso, tardado.

galapagos-softbank

Por lo anterior, las compañías telefónicas ahora sí han invertido en nuevos modelos de smartphones, y uno de ellos, el Galapagos de Softbank (nombrado así precisamente por el síndrome arriba mencionado, como signo del reto que hay que vencer), apuesta por reunir las características de un smartphone con las de un teléfono celular convencional en Japón: navegador de redes WAP, televisión, dinero electrónico, navegador de internet “normal”, aplicaciones (tiene Froyo – Android 2.2), y la posibilidad de tomar fotos en 3D. Y así como el Galapagos, se viene una ola de dispositivos con Android que pretenden conquistar un mercado que ha estado estancado, y todo por crear estándares cerrados.

Todavía hace falta mucho camino por recorrer, pero en este momento es innegable la influencia que el iPhone ha tenido en este país. A final de cuentas, los beneficiados somos nosotros, puesto que hay más variedad de productos. Ahora sí, en este momento, poseer un smartphone en Japón comienza a ser una buena idea.

Ligas de interés:

Línea de smartphones de Softbank

Línea de smartphones de Docomo

Línea de smartphones de AU

Artículo sobre los teléfonos celulares japoneses en el New York Times.

5 thoughts on “Modernización telefónica”

  1. Aun recuerdo cuando abriste una entrada hablando en parte de los smartphones, sobre lo practicamente inútiles que eran y en comparación, los celulares japoneses con todas las aplicaciones que tenían los dejaban muy atrás, pero me alegro mucho por los japoneses el querer ya abrirse al mundo siendo como resultado mas flexibilidad en los teléfonos.

    Esto puede ser el pequeño primer paso a que los que estén fuera de Japón puedan tener los mismos privilegios que los nipones (si ellos están permitiendo la entrada de smartphones y japonisandolos, porque no también a la inversa), al igual como tu dices mas variedad de teléfonos, por ende, mas competitividad y precios mas bajos.

    Consigue uno bueno si la oportunidad, por cierto, Cada cuanto es normal para un japones cambiar su celular? y cada cuanto un celular por alla se vuelve “viejo” u “obsoleto”?

  2. Orale…

    Según se, el iPhone es perfectmente capads (no tengo dseta) de utilidsar redes WAP. Voy a checar.

    El astronómico crecimiento del iPhone es Japón, ha tenido como buena consecuencia la inesperada demanda de programadores de aplicaciones occidentales para el mercado japonés.

    Desde hace un par de meses -y teniendo la rara habiliad de hablar japonés- me he estado haciendo buenos negocios con publicadores de contenidos para iPhone en Japón.

    Larga vida a Apple!!!

  3. A todo esto como bien dices los benefiados somos nosotros, por la variedad y la baja de precios por la competencia entre compañias celulares. Sólo habrá que ver, que tan buenos salgan para competir contra la apple y otras marcas que se comercian en casi todo el mundo.
    Acá en México es de lo mejor en celulares, y caros por cierto.
    ¡saludos!

  4. Fijate hermano como son las cosas, yo tenia idea que algunos equipos japoneses no pueden trabajar con la plataformas extranjeras en este caso mexico, yo trabaje para iusacell, movistar, y nextel la que mas se acerca a la plataforma que trabaja japon es iusacell pero aun asi los telefonos japoneses, que llegamos a trabajar en el mercado mexicano(la marca kyosera) funcionaron bien, pero despues no dieron el ancho no por ser malos sino que no dio el ancho para la plataforma , el iphone no se usa al 100% en mexico (como deberia ser) pues mucha gente realmente no utiliza el equipo paro lo que es, solo lo usa para presumirlo y despues se arrepienten y hacen lo imposible para regresarlo aaaaaaaa XP.

    no hay limite para la ciencia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *