Un respiro entre tanto estrés

Dando señales de vida.

Las últimas semanas han estado bastante ajetreadas. He tenido una carga de estrés enorme, y aunque no había encontrado la razón específica, creo que ya sé de dónde proviene.

Generalmente no me gusta hablar mal de mi trabajo a menos de que los jefes se manchen, y como casi todos se han manchado, pues es mi deber desahogarme.

Si bien no tengo por qué quejarme del contenido del trabajo que estoy haciendo ahora, ni de la forma en la que me tratan, sí me tengo que quejar de la forma en la que el dueño de la empresa trata a mi jefe. Imagínense: si yo no tengo vela en el entierro y aún así me siento estresado, cómo estará el pobre jefe que es el directamente afectado.

La forma de enseñar en Japón siempre ha sido estricta (excepto en la universidad, donde a los maestros les vale si los alumnos se duermen o no): todo es a base de disciplina, regaños, gritos, golpes a las cosas. Algunas veces justificado el regaño, algunas veces no, el caso es que a mí me toca aventarme todo el show como espectador, y la verdad me desespera mucho saber que puedo decir mucho al respecto y me quedo callado porque no debo meterme.

Han sido días en los que llego del trabajo y me siento tan cansado, que lo último que quiero hacer es prender la computadora, lo que me ha llevado a retrasarme en mis proyectos, a no estar al día en ciertos temas que debería de estarlo y a hacer más distantes las entradas del blog. Desayuno bien, pero a las 2 horas de estar en el trabajo ya me estoy muriendo de hambre; comienzo a bostezar sin cesar alrededor de las 9 pm y termino sin querer hacer nada más que vegetar. Hasta ver una película me da flojera.

Como el estado descrito arriba no es para nada bueno, decidí aguantarme el cansancio e ir a nadar (la hernia lo pedía), y aunque termino el doble de cansado, al menos estar en el agua me ayudó a aclarar la mente. Salí de la alberca mucho más animado, aún bostezando, pero ya con las ganas necesarias para prender la computadora y escribir aquí.

Afortunadamente no he caído en el estado japonés de “mi vida es el trabajo” (ni pienso caer), pero el estrés sí me mantuvo atrapado algunas semanas y eso no es buena señal. Se vienen varios días de descanso dentro de 2 semanas, y espero sinceramente que no vaya a haber trabajo que me los quite. Los fines de semana me caen como anillo al dedo, pero las idas al otorrinolaringólogo me hacen perder medio día cada vez.

El trabajo dista mucho de ser lo difícil que es la investigación, pero los factores externos influyen a que se sienta el ambiente más pesado. Digamos que lo bueno es que sí me dejan escuchar música mientras trabajo, lo cual es una bendición, aunque solo cuando estoy en la computadora.

Yo soy estricto a la hora de enseñar (nada más pregúntenles a mis estudiantes de español), y hay veces en que, cuando uno es líder, hay que hacer reaccionar a los miembros del equipo que están fallando; sin embargo, creo que nunca lo he hecho a la vista de los demás, exponiéndolos a las habladurías y criticas de parte de los demás. Creo que ese tipo de situaciones deben ser más privadas, no solo por sanidad del implicado, sino también de los que están alrededor.

Denme chance de reponerme para programar la parte 2 de la charla de la beca, responder los correos que me han enviado y poner más al corriente este blog.

6 thoughts on “Un respiro entre tanto estrés”

  1. Iba a hacer una broma sobre el alto indice de suicidios y pactos suicidas japoneses pero mejor me abstengo DX. Espero que te vaya bien.

    BTW creo que te podría gustar este widget para twitter (el que tienes se ve demasiado grande D:): http://kadazuro.com/blog/.

    1. Encontré el parámetro para cambiar el tamaño del otro widget, pero el que me dijiste es más simple y le puedo cambiar el color. Muchas gracias 😀

    1. No, no es dedazo. Más bien creo que no me expliqué bien. Salgo a las 6 pm, pero normalmente me duermo a las 11 pm o 12 am a más tardar. Sin embargo, con tanta cosa que he traído, últimamente comienzo a bostezar a partir de las 9 pm, lo cual es muy raro en mí. A esa hora debería estar jugando Tekken 😀

  2. Señor…

    Bienvenido al area laboral 🙁 aunq se q ya habias tenido experiencia laboral antes d irte pa alla…

    Dejando el sarcasmo atras, q gacho q apenas tengas unos cuantos meses en el trabajo y t sientas d esa forma, es fatal el no tener un buen ambiente d trabajo y lo peor es cuando piensas q tienes q ir diario, ni ganas dan d levantarte e ir a trabajar.

    Sinceramente espero q mejore esa situacion a fin d q hagas tu trabajo con las ganas q haces todo lo demas, o q cuando menos sepas separar ese ambiente tenso en el q trabajas con el ambiente fuera del trabajo. Echale ganas, trata d tener mas actividades fuera del trabajo, para q recargues las pilas y puedas hacer lo q tienes q hacer.

    Cuidate y seguimos en contacto 🙂

  3. cuidate mucho mi estimado porque esta canijo que los japoneses son morbosos o les gusta haser espectaculo con eso de ablar con tu personal se hace en privado por lo que vi en otro foro son callados en su casa pero gritones afuera de esta no en la calle en restaurantes y los gritones de las tiendas claro corrigeme si esta hinformasion es falsa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *