Nueva vida – De regreso al mundo laboral

Llegué a Japón por segunda vez en mi vida el 1 de abril de 2003. Era becario de Monbukagakusho. Me esperaban, en ese entonces, 3 años por vivir en este país. Estaba viviendo un sueño.

Terminé la maestría en marzo de 2006, y en abril del mismo año comencé el doctorado (sin saber exactamente en lo que me metía). Tardé mucho en decidirme; tenía 3 opciones: doctorado, trabajo o regreso a México. No quería que el sueño terminara ahí, así que era trabajo en Japón o doctorado. Todos sabemos cuál fue la decisión. 3 años después, en marzo de 2009, increíblemente me estaría graduando como doctor, después de un verdadero viacrucis.

La búsqueda de trabajo en Japón fue difícil al principio (con la bateada que recibí en Google Japan) y luego con comentarios de presidentes de empresas del tipo “Tener un doctorado y haber trabajado en otro país es una herida de muerte en Japón. Nadie te va a contratar porque no te pueden entrenar a su manera”. Cuando partí a México a presentar mi segundo artículo, todavía era incierto qué haría una vez que se me terminara la beca. Consideraba la posibilidad de no poderme graduar y de tener que regresar a dar clases de inglés en las primarias para poder sobrevivir y pagar la escuela. Sin embargo, la oferta del trabajo en el que laboro actualmente me cayó completamente del cielo.

¿Qué haces en tu trabajo?

En pocas palabras: soy consultor y desarrollador de sistemas que tienen que ver con procesamiento de lenguaje natural, y al mismo tiempo tengo que hacer la toma de requerimientos, lo que implica conocer directamente a los clientes. De momento estoy poniéndome al corriente en lo que son sistemas de recuperación de información (information retrieval). No tengo un lenguaje de programación definido, pero he estado trabajando con Python, y, en menor medida, en Java (de momento). Además, también le doy soporte a los servidores de la empresa.

¿Es cierto que tienes que vestir traje todos los días?

Sí. Muchas personas encuentran denigrante esta práctica en el sentido de que el traje pierde el sentido de elegancia y toma el de un uniforme escolar. En mi caso, me gusta vestir de traje desde hace mucho, y me concentro tanto en el trabajo que realmente se me olvida lo que llevo puesto. Así que no hay problema. Lo que sí me dolió fue tener que cortarme el cabello.

Ni modo… ya tendré oportunidad de dejarlo crecer otra vez. Pero, en el lado positivo del asunto, ya no me toma tanto tiempo lavarme el pelo ni peinarme, je je.

¿Es cierto que trabajar en Japón es como ser esclavo? ¿Te menosprecian? ¿Sales muy tarde? ¿No tienes descanso?

Las respuestas a cada una de estas preguntas dependen realmente de a quién se las hagan. Por lo general, todas las respuestas serían un rotundo “sí”, sobre todo después de haberlo vivido en persona con la carga de trabajo que hizo que Emi no tuviera tiempo de nada en los pasados dos años.
Para los japoneses, es prácticamente una tradición matarse en el trabajo con tal de satisfacer al jefe. Sus jornadas de trabajo son realmente exageradas (de 12 a 14 horas diario, a veces sin días de descanso). Los sueldos podrán ser mejores que en otros países, pero, en lo personal, no le veo mucho sentido estar gane y gane dinero y no tener tiempo para disfrutarlo. De hecho, ésa es una de las razones principales de que Japón sea una sociedad consumista por excelencia: el día que tienen tiempo, van a comprarse un montón de cosas (muchas de ellas totalmente innecesarias) solo para sentir que tienen “poder adquisitivo”. Ni se diga de las noches de borrachera después del trabajo; algunos mencionan que si no beben al menos 2 veces a la semana, no se sienten con suficientes fuerzas para trabajar al 100%.

Lamentablemente (al menos desde mi punto de vista), Japón es una sociedad que se mueve con el sake (el alcohol, booze, vino, como le gusten llamar): la convivencia en el trabajo depende directamente de que vayas a beber periódicamente con tus compañeros de trabajo; para hacer negocios, siempre tiene que ser en un bar después de la cena, para tratar de “ganarse” al posible socio. Además, la homogeneidad es una cualidad característica del país nipón, lo que significa que tratar de destacar de entre un grupo de personas posiblemente termine alejándote de ellas… hasta que tienes éxito con tus ideas y tu conducta. Es decir: mientras no tengas algo que “presumir” como exitoso en algún ámbito de la sociedad, vas a ser un “otaku”, un “gariben” (literalmente, un “ratón de biblioteca”, que solo vive para estudiar), un “hentai” o “ecchi” (pervertido sexual) y cuanto adjetivo le quieran agregar. ¡Ah! Pero si algo de lo que haces te da posición en esa sociedad, los mismos que te atacaban son los primeros que te van a elogiar, y se van a vanagloriar de haberte conocido antes de que fueras exitoso, y cualquier cosa que hagas diferente a lo que hacen todos los demás, va a ser tema de conversación, y vas a pasar de “fanático” a “experto”, con el debido cambio de perspectiva y respeto que eso conlleva.

En mi caso, al menos hasta el momento me han respetado todo lo que me prometieron: horario de trabajo, días de descanso y prestaciones. Quizá de momento no gane lo que podría recibir si estuviera en Tokyo u Osaka, pero el hecho de poder salir de mi casa a las 8:45 am y llegue al trabajo a las 8:53 am para poder comenzar a las 9, que no haya tráfico ni tenga que montarme en un tren en donde las leyes de física se rompen por completo (varios cuerpos ocupan el mismo espacio al mismo tiempo) compensa en cierta medida el sueldo que recibo. Además, aunque soy chalán, lo soy directamente del dueño de la empresa, y no de una jerarquía de departamentos, jefes superiores, jefes inmediatos ni sempai que no saben nada. No me puedo quejar de lo que se trata el trabajo, aunque tenga que leer mucho más de lo que leía en el laboratorio.

Con todo, es obvio que mi puesto no es seguro todavía y que tengo que ganarme la confianza de la gente que labora conmigo. Voy empezando. Vamos a ver cómo salen las cosas.

¿Entonces no te molesta nada de tu trabajo actual?

Todo lo contrario. Hay detalles que realmente se me hacen exagerados, y a veces creo que me regañan de más en varios de ellos. Por ejemplo, tengo sentimientos encontrados cuando me corrigen la forma en la que contesto el teléfono y atiendo la llamada (puesto que se tiene que usar el japonés más formal que existe); cierto es que me ayuda mucho a perfeccionar mi japonés, pero también me gustaría que, de vez en cuando, recordaran que soy extranjero y no crecí con el idioma como ellos.

Otro detalle es lo testarudo que puede llegar a ser el presidente de la empresa cuando no entiende algo, y estoy 99% seguro que no soy el único que piensa así. Está casi casi prohibido usar cualquier tecnisismo en una presentación con el presidente (he hecho 3 hasta el viernes pasado), y si lo haces, prepárate a extender a 40 minutos una presentación que podría haber durado 10 de no ser por la curiosidad del presidente por querer comprender hasta el más mínimo detalle. Estoy de acuerdo en que uno tiene que preparar lo que va a decir de acuerdo a la audiencia que va a tener, pero cuando estás discutiendo una herramienta de procesamiento de lenguaje natural desarrollada por el MIT y lo que puede hacer, al menos crees que no es necesario especificar que es Stemming, Tagging, Chunking y demás términos que son básicos en el área. Hasta eso, lo veo con el lado positivo y lo tomo como una especie de repaso de términos que no se me deben de olvidar.

Es también un poco extremista el que te llamen la atención por llegar 5 minutos antes de una cita. Sí, leyeron bien, “antes“. Digo, por lo general soy puntual y no me gusta dejar esperando a la gente, pero llegar 5 minutos antes de la hora prevista y que te digan “llegas un poco tarde” si te sorprende. La solución es simplemente llegar 10 minutos antes de la hora fijada; nada que no pueda remediar fácilmente.

¿Cómo te sientes dentro de esa empresa?

De momento, con ganas de responderle al presidente de la misma (que fue quien me contrató), porque me ha ayudado muchísimo para poder permanecer en este país. Insisto: me han respetado todo lo que me dijeron, pero lo más importante, me han ayudado también fuera del trabajo, y he de ser sincero en que esa ayuda era realmente necesaria y que gracias a ella puedo estar en este momento con mi computadora, en el escritorio, en mi casa (rentada, pero al menos es mi hogar por el momento).

Sabemos que todo cambia y que no todo es miel sobre hojuelas. Así que trato de tener previstas posibles situaciones o conflictos, y voy planeando cómo atacarlos de la mejor manera. Vamos a ver cómo se van dando los acontecimientos.

¿Cómo te sientes en tu nueva casa?

Primero, tengo que sentirme bien, puesto que la renta es mucho más cara de lo que pagaba en la anterior. Así que, por lo menos, quiero disfrutarla. Segundo: es más amplia, y eso me quitó un gran pendiente ya que tenía muchos tiliches y me preocupaba no tener dónde poner todos. Como ya comenté, tiré también muchas cosas ya inservibles.

Quizá lo único malo es que el inquilino que vive en el departamento de arriba es medio ruidoso al caminar (se oyen todos y cada uno de sus pasos); además, es importante mencionar que hay casas alrededor, donde viven familias, por lo que tengo que tener especial cuidado por las noches de no tener la TV en volumen alto, no levantar mucho la voz y, en general, tratar de hacer el menor ruido posible después de las 10 pm.

Me gusta mucho el hecho de que duermo en futón en el cuarto de tatami. Me acostumbré a no usar cama desde que llegué como becario.

La cocina es también muy amplia; tengo tina de nuevo, lo que me permite darme esos baños largos y relajantes después del trabajo; el excusado está apartado de donde uno se baña, y aunque todo sigue cayendo a un pozo como en mi casa pasada, aquí sí sale agua y el excusado tiene tapa para no estar viendo desechos humanos cada que levantas la tapa.
¡Ah! y algo que hay que notar es que el carro queda estacionado justo a la salida de la casa.

Para terminar, he de decir que hay una arboleda muy cerca (la calle se cierra ahí) y eso hace que todo sea muy callado por las noches (además de oscuro, pues no hay alumbrado público hasta esta parte).

¿Tienes algún plan para el futuro o piensas echar raíces en ese trabajo?

Por supuesto que tengo planes y metas que cumplir, y me seguiré moviendo para poderlas llevar a cabo. Como referí arriba, quiero responderle al presidente de la empresa como agradecimiento por todo lo que me ha ayudado. Iré construyendo poco a poco lo necesario para, cuando llegue el momento, poder llevar a cabo lo que tengo en mente.

Tengo además proyectos con gente de Bangladesh (Arif), y hay también por ahí 2 o 3 proyectos con Omar, que espero poder poner en marcha pronto. Además, traigo algunos pendientes con otras cosas en México y creo que a ésas les voy a dar mayor prioridad de momento, porque una vez que las deje en orden, se comenzarán a mover solas.

A grandes rasgos, todo lo anterior refleja cómo estoy y cómo me siento actualmente. Por supuesto, estaré escribiendo como siempre por aquí 😀 Es lindo tener internet de vuelta en la casa.

14 thoughts on “Nueva vida – De regreso al mundo laboral”

  1. Waoo esa si fue un entrada de Actualización. Me gusto la parte sobre como es el trabajo en Japón. En estos momentos me encuentro estudiando pero estuve trabajando tres años para una empresa de alta tecnología en Nagano y para las cuatro preguntas, yo respondo que si :p Me alegra saber que tu nueva etapa esta comenzando muy bien. Exito, Manuel.

  2. Gracias por la actualización, al parecer trabajar en Japón Sí es como lo pintan. Por otro lado, es muy buena tu reflexión de que para tí es mejor ganar menos dinero pero tener beneficios como llegar pronto al trabajo y no tener que abordar el tren. Gracias por aclarar ciertas dudas….

  3. Hola Manuel, me gustaría que pusieras fotos de tu nueva casa, ya me imagine la descripción de tu casa pero hacen falta fotos espero las coloques pronto. Saludos y échale muchas ganas.

  4. Hola hijo felicidades al fin uno de tus sueños hecho realidad y gracias a Dios que me permitio ver aunque por fotos otra etapa de tu vida . ojala que a partir de ahora toda tu vida sea mas placentera y menós extresante y qué comienses a recojer parte de tanto sacrificio ojala que de aqui para adelante tengas más oportunidades para qué tu vida sea mas desohogada y qué seas muy feliz tu madre que te quiere Rosa maria

    mi gran tesoro se encuentra en japon………

  5. [quote comment=””]Pff… Vivir para Trabajar ò Trabajar para vivir..
    Que bien caon con tu chamba para agarrar experiencia, pero si no dejes los proyectos. Que porcierto me gustaria saber de que tratan..

    Saludos! .[/quote]

  6. Lleguá a tu página y me ha parecido realmente interresante, me gusta tu forma de relatar todo… ya comenzaré a planearme una escapada a ese hermoso país… espero la estés pasando bien. Bessos

  7. NOOOOOOOOOO TU GREÑAAAAAAA NOOOOOOOOOOOOOO………………………………….. ES LO MAS SAGRADO…….jejejeje =)

    un saludo desde Merida Yucatan Mexico.
    Mis mejores deseos para ti compa en esta nueva etapa……. creeme que inspiras…… sin albur ¬¬

  8. me late tu sitooo lo sigo desde hace muco pero nuncahabia puesto un comentario pero que es necesario para darte animos y animartea seguir con la pagina y con tu trabajo digo hay q dar gracias de que tienes trabajoo con la situacion eso es muuy buenoo…..

    jeje saludoos…..

  9. ¡Enhorabuena por el trabajo y por estar haciendo lo que te gusta! Me alegro que todo esté yendo viento en popa, con sus detalles, claro, ¡pero lleno de éxito y sorpresas agradables!
    ¡Felicidades, Manuel!

    PD- me quedó la duda… tu baño es de tipo occidental o japonés?? Los baños japoneses me asustan… O_o ¿te ha tocado enfrentarte a uno de ellos?

  10. Me agradó mucho está entrada, vaya cierto es que te ha ido muy bien, espero que tus metas se cumplan como tal como lo esperas y en la medida en que has estado esforzándote, en serio eres un ejemplo a seguir Manuel, jeje.

  11. Hola! la verdad me llamo mucho la atencion tu blog, esta muy entretenido, bueno yo estoy por egresar de Ingenieria en Sistemas Computacionales, y me gustaria mucho estudiar en Japón, crees que tenga oportunidad de obtener una beca?
    donde me puedo informar?
    porque mande un correo a la embajada de Japon preguntando esto y nunca me respondieron T_T
    ah por cierto soy de Guanajuato jeje
    saludos!

  12. Como siempre un gusto saber que te esta yendo bien, enhora buena que tengas planes y proyectos con tus compa~neros de trabajo, aprovecho para saludar.

  13. Hola! Me llamo Ana y tambien soy de Guadalajara, tengo ascendencia japonesa, pero aqui en japon, por mas cara de japonesa y lenguaje fluido que pueda tener, yo simplemente soy EXTRANJERA!
    Por otra parte tambien estoy de acuerdo en todo lo que comentas, lo digo porque tambien tengo 6 meses en una agencia de viajes en japon, porque tambien vivo para trabajar, hago 1 hora de mi trabajo a la casa y viceversa, y trabajo mas de 12 horas al dia!!
    Agradezco que tengo trabajo..pero quiero tiempooooo jajaja
    Espero seguir compartiendo experiencias paisano
    Un saludo muy grande ^__^

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *