El verano se acaba… ¡nooo!

Aunque las temperaturas siguen altas (36/25), el calor comienza a sentirse menos.

En Japón, del 13 al 15 de agosto es conocido como “Obon”, que, si lo comparamos con las tradiciones mexicanas, sería el equivalente al día de muertos. Además, Obon es de esas épocas raras en las que los japoneses descansan (quisiera estar siendo sarcástico), por lo que es temporada alta para viajar. Muchos regresan a la casa de sus padres, otros se van de paseo, e incluso los más afortunados (los que pueden tomar más de una semana de vacaciones) se van al extranjero. Sin embargo, siendo Obon la fiesta de los muertos, se cree que las puertas del infierno se abren y que quienes están dentro se quieren llevar a cuantos se dejen. Por ello, la mayoría de los japoneses evita a toda costa ir al mar en estas fechas, ya que piensan que alguien “los va a jalar” y morirán ahogados.

Yo no soy supersticioso, pero la vez que me andaba muriendo hace como 3 años, fue en Obon. Pero lo mío fue estupidez mezclada con cansancio y falta de conocimiento de mi propio cuerpo.

Obon marca también el inicio de otra “temporada”: la de las medusas. En Kyushu te recomiendan ir al mar antes de Obon, porque después hay muchas más medusas en el mar. No está prohibido meterse a nadar después de Obon, pero es 95% seguro de que si lo haces saldrás con algunos “piquetitos” de medusa. Ya me han picado, y sí duele. ¿La solución? Los parques acuáticos están abiertos hasta el 31 de agosto, así que son buena opción para refrescarse sin el miedo a encontrarse con medusas nadando plácidamente.

Bajo el calendario japonés, comienza el otoño. El calor que queda después de Obon y hasta mediados de septiembre es llamado precisamente “Zansho” (残暑), que se traduce como “calor restante”. Además, los japoneses suelen decir que una vez que Obon termina, el fin de año está a la vuelta de la esquina.

En esta época también se suele enviar un regalo a la gente que ha cuidado de ti, te ha aconsejado, te ha ayudado a salir de problemas, o simplemente es tu jefe (por raro que pueda sonar). Este regalo se conoce como お中元 (Ochuugen), y lo más común es regalar paquetes de productos que venden en las tiendas exclusivamente para ese propósito, entre los que se incluyen aceite para cocinar, café, jugos, cerveza, entre otros.

El verano siempre me pone de buenas: me levanto temprano, ando mucho más activo, no lavo tanta ropa 🙂 y la poca que lavo se seca rapidísimo 🙂 ¡ah! y ando con sandalias todo el tiempo. Muy cómodo. Sin embargo, la estación es corta y hay que prepararse para lo que sigue. Y lo de “corta” depende del área de Japón. Aquí en Kyushu la temporada para ir al mar dura 2 meses, mientras que en Hokkaido (al norte), dura solamente un par de semanas. ¿Sendai? No sé, pregúntenle a Omar 🙂

One thought on “El verano se acaba… ¡nooo!”

  1. Oh pues, con nada se te da gusto. Ya ni aca que hay dias que parece sucursal del de rojo :/ calor que quema y aigre que hiela los cachetes :/ bah…

    Ya alistandote para las vacaciones?

    Cuidate y come bien, no manches que dificilisimo se ve eso del arco :/ jejeje si has seguido a los mexicas en las olimpiadas, veras que una coterranea tuya casi llega.

    🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *