Una pausa y regreso…

No es el anuncio de que voy a comerciales. Simplemente me estoy tomando unos minutos entre tantas cosas que tengo que hacer. Para no hacerles la historia tan larga, ahí les va la actualización:

* Mi asesor quiere que, a toda costa, saque un artículo para una conferencia en China en agosto de este año.
* La fecha límite para enviar el artículo es el 15 de marzo.
* El artículo tiene que ser de 8 páginas.

Lo anterior no suena tan difícil, pero si agregan el hecho de que tengo que tener resultados de experimentos que avalen lo que estoy escribiendo en él, las cosas cambian.

**Lo bueno:**
[more]
Afortunadamente comencé a cambiar la función principal de mi sistema hace como mes y medio, lo que sin duda me ha ayudado enormemente, porque nunca habría terminado si tuviera que empezar a cambiarla en este momento.

**Lo malo:**

Estoy haciendo pruebas para mejorar lo que ya tenía hecho, y esto es antes de meter lo que quiero que el sistema haga.

**Lo peor:**

La falta de datos. Ya mencioné en otra entrada que no puedo hacer mucho sin datos. Mi tirada va a ser explicar cómo manejar esos datos, tratar de meter todos los que pueda y hacer experimentos a lo bestia mientras escribo el paper en Latex.

**Lo que ya es para locos:**

Esta semana tengo trabajo del martes al viernes, y el jueves tengo que dar clases de español por la noche.

Hoy que fui a comer una hamburguesa al lugar de siempre, el dueño me dijo: “No te ves muy bien. Parece que estás cansado”. Y con justa razón: Casi no he dormido en la última semana, y parece que va otra.

Emi se enfermó y ayer estuvo todo el día en cama después del trabajo. Yo llegué a la casa a las 6 porque estaba sola y con fiebre. Fui a comprar de cenar, y Emi me encargó unas manzanas y un yogurt. También me pidió que le pusiera gasolina a su coche. Después, de cenar, se volvió a dormir y yo seguí trabajando en casa.

Quizá el párrafo anterior suene hasta cierto punto normal, pero me hizo reflexionar mucho sobre lo que estoy haciendo y lo que quiero para mi futuro. Cabe mencionar que no fue la primera vez, puesto que, por otras causas, he tenido que pensar con detenimiento el rumbo que está tomando mi vida. Un amigo de Malasia regresó a su país después de 4 años en su doctorado, y una plática que tuve con él el sábado en la noche me ha servido más que cualquier otra motivación externa que haya tenido respecto a mis estudios (sin contar a Emi), y al ver la situación en la que está mi compañero de laboratorio (un chico de Bangladesh), realmente la falta de sueño y el cansancio que tengo en este momento no es nada y vale mucho la pena. Solo que, siendo realistas, no sé si alcance a terminar a tiempo.

He decidido cambiar mi carro. El que traigo todavía funciona, pero se vienen los gastos de la verificación y el seguro, además que tengo que repararle algunos detalles. Hablando con Emi y con los señores del taller a donde lo llevo, todos me aconsejaron que era buen momento para cambiarlo. Tuve que consultarlo con los ahorros, y pues no me ajusta, pero voy a pagarlo en abonos: Un pago inicial y 5 pagos mensuales. De esta manera, sí puedo solventarlo, además de que es un carro 12 años más nuevo que el que traigo, y con la verificación por 2 años incluida, vale mucho la pena. Lo único que pido es que la laptop no me deje de funcionar, puesto que todo mi trabajo lo tengo ahí (claro, con sus respectivos respaldos como en 10 servidores diferentes), y sin ella, tendría que estar en casa o compartiendo máquina con alguien más aquí en el laboratorio.

¡Ah! Pagué 3,000 pesos mexicanos de teléfono en mi casa de México (en la vida habrían podido pagar ese dinero), y mi madre ni siquiera me dio las gracias. Solo mi hermana la grande. ¡Quién lo habría pensado!

Necesito dormir, pero tengo que seguirle.

One thought on “Una pausa y regreso…”

  1. Yo también ultima mente me he puesto a reflexionar sobre “en donde estoy y adonde voy” acabo de cumplir 18 (por cierto soy de México) y la presión familiar y social, sobre lo que voy a ser de mi vida no se a echo esperar… Creo que te comprendo “aveces tenemos que detenernos y pesar detenidamente, escuchar a los amigos, familiares y conocidos lo que piensan de nosotros y tratar de escuchar su experiencias propias “… tal ves y a lo mejor encontremos una solución en una charla Amena y agradable…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *