De nuevo en Ruby

Después de 3 años de haberlo estudiado, hacer pequeños programitas y casi olvidarlo por completo, me encuentro usando de nuevo Ruby.

Ruby es un lenguaje script orientado a objetos, con el que el manejo de texto se vuelve más sencillo que en otros lenguajes de más alto nivel. Podríamos compararlo remotamente con Perl, pero em Ruby los objetos siempre se usan. Sin embargo, tanto en Perl como en Ruby el manejo de texto es lo fuerte del lenguaje, especialmente por el uso de expresiones regulares, que también se pueden usar en Java y otros lenguajes, es cierto.

He tenido problemas para acoplarme de nuevo con Ruby, pero ahí la llevo. Ando transcribiendo todo el código del análisis que realiza mi sistema de Java. Por lo menos, las definiciones de las clases sí quedan más pequeñas (y por tanto, más entendibles). Ya pude conectarme a la base de datos de MySQL y puedo realizar queries, aunque aquí tuve que resolver otros problemas con respecto a los encodings… Leí mucho, y terminé bajando una librería para Ruby que trae funciones para convertir entre UTF8, UTF16, Shift-JIS y EUC y fueron ellas quienes resolvieron todo.

Lo que me da más gusto de todo esto es que de nuevo estoy desarrollando en Linux. El código en Java también funciona con el pingüino sin mayor problema, solo la salida con voz es lo único que todavía me hará falta de este lado. En cuanto a la entrada, uno de los del lab me dijo de un sistema llamado “Julius” para poder meter los datos con voz, pero parece que voy a tener que pasar un buen rato entrenando esa cosa antes de que pueda reconocer bien las frases que le digo.

¡Ah! Y se me olvidaba: Con la nueva versión de Skype (2.5, todavía beta) se pueden enviar mensajes SMS, aunque por alguna extraña razón cuestan más caros que llamar directamente por teléfono. Como sea, es una característica interesante. Ya probé enviando uno, pero no he corroborado si llegó o no.

—–

¿Qué si sigo pensando en ella? ¡Claro! A todas horas de hecho. Y precisamente por eso tengo que aprovechar estas ganas de trabajar que traigo ahora para avanzar rapidísimo en mi investigación, que, cierto, es lo más importante para poder mantenerme aquí, pero que de momento ha pasado a un segundo plano, sin que eso signifique que la estoy descuidando.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *