Modo de desesperación

Muchísimo trabajo.
Esas son las 2 palabras que expresan todo lo que he tenido y tengo qué hacer todavía.

Las clases de inglés con los niños van viento en popa, solo que tengo problemas con los de 5to. año de la escuela a la que voy los miércoles (de nombre Hiratsune): No quieren participar, no quieren aprender, no quieren escuchar, y así tengo que aguantarlos… Por lo demás, todo relativamente tranquilo.

La 2da. presentación de mi proyecto es el 22 de junio, así que ando en soberana friega haciendo las diapositivas. Tengo que prepararme bien, porque además en agosto se viene el examen de admisión al doctorado.

Tomé muchas fotos del Dontaku (el festival de la ciudad de Fukuoka), pero esta cosa solo deja subir de una en una, así que es una flojera. Luego cuando tenga tiempo, intentaré subirlas.

Además, mi máquina está fallando mucho. Van 3 veces que se me apaga sin razón y eso ya me preocupó. He estado haciendo respaldo de todo, pero si ahorita me quedo sin máquina entonces sí me pongo a llorar.

Y claro, no puedo dejar de mencionar la administración del portal Hablajapones. Ahora que está en su versión 3, como que la tenemos más light Omar y yo, pero de cualquier forma hay que estar haciendo muchos cambios y estar revisando mensajes y escribiendo tutoriales.

Y para terminar: La siguiente semana tengo otras 2 juntas sobre los sistemas que estoy creando para un par de compañías japonesas. Ya casi están, y todo parece indicar que una de ellas me pedirá uno más.

Quiero dormir… pero no puedo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *