Lo que debes saber de Japón si vienes como turista

En los últimos años he tenido la oportunidad de conocer a mucha gente de México que ha venido de viaje a Japón y me conceden el gran honor de verlos y convivir un rato con ellos. La semana pasada fue algo similar, con uno de mis mejores amigos, y él me hizo la recomendación de escribir al respecto de lo que alguien que viene por primera vez a Japón (como turista) necesita saber (o sería bueno que supiera) para moverse más fácil por el país y poder hacer frente a algunas de las situaciones más comunes a las que se van a encontrar por este lado del mundo. Siguiendo su consejo, aquí presento lo que, a mi parecer, es información que puede ser útil al momento de planear un viaje por el país del sol naciente.

Clima

sakuraJapan

No sé de qué manera decir lo siguiente para que reverbere en sus mentes cada que piensen en viajar a Japón: asegúrense de conocer el clima al que se enfrentarán en la época en la que piensen venir.

El invierno y el verano en Japón son extremos. Cierto, existen lugares que son mucho más calientes o fríos, y si están acostumbrados a ellos, entonces no hay mucho que mencionar al respecto, pero si no, pónganse a pensar lo siguiente:

  • ¿Qué quieren ver del país además de lo tradicional (templos, aguas termales, Akihabara, etc.? ¿Sakura? ¿Chicas en bikini o yukata y festivales de verano y fuegos artificiales? ¿Hojas rojas? ¿Festival de la nieve, árboles totalmente congelados y deportes invernales?

Venir a Japón sin saber a lo que se enfrentan puede convertirse en una experiencia amarga. He visto personalmente un par de casos en los que gente viene en enero y terminan odiando el frío y enojados porque no pueden concebir como las chicas andan en minifalda con el frío que hace (actividad que apoyo con fervor, claro). Planeen bien la época en la que quieren estar por acá para que vean lo que quieren ver y sepan cómo estará el clima.

JR Pass

Por excelencia, uno de los objetos que definitivamente debes obtener si es que planeas viajar dentro de Japón.

JRpass

(Imagen en su contexto original por acá)

Para los que no saben al respecto, el JR Pass es un boleto que te permite abordar casi cualquier tren (y algunos barcos) de la compañía Japan Railways, lo que incluye algunos tren bala. La cuestión es que solamente se puede comprar fuera de Japón. Con él, viajar dentro de todo el país (por tren bala) se vuelve muy sencillo y práctico, lo que permite conocer gran parte del territorio japonés sin gastar un centavo más. El punto malo es que definitivamente no es barato.

Si ya tienen planeado brincar el charco para venir a Japón, un viaje que solo incluya una ciudad (como Osaka o Tokio) se queda muy corto para conocer realmente lo que es Japón, por lo que la recomendación es hacer alcancía y comprarlo. Es una inversión que vale mucho la pena.

Compren una tarjeta Suica (o Pasmo)

suica

Aunque el JR Pass da acceso a casi todos los trenes de JR, si necesitan usar el metro o andar en autobús, entender la cantiad que uno tiene que pagar y estar comprando boletitos con la cantidad exacta es enfadoso y toma tiempo, más cuando vas de prisa y necesitas tomar el siguiente tren a la voz de ya.

Para evitar esas situaciones, la recomendación es comprar una tarjeta Suica (o Pasmo, que es similar). Éstas se venden en cualquier estación de JR en las máquinas de color negro, las cuales tienen opción para inglés (o Pasmo en las estaciones del metro), y tienen un costo de 500 yenes de depósito más lo que quieras ponerles de crédito. De esta manera, en vez de estar viendo cantidades y comprar boletos, nada más te preocupas por el saldo de tu tarjeta (que puedes revisar en las máquinas donde cargas o al momento de pasar por el torniquete para entrar o salir a los andenes), y le dices adiós a los boletos y filas para comprarlos.

Tiene además el agregado de que en muchos lugares (como tiendas de autoservicio/conveniencia) puedes pagar con ella, así que cuando no traes o no quieres sacar cambio, pagas tu Suica y listo.

Por cierto, a partir de hace 2 años es posible usar en todo el país la Suica, Pasmo, u otras tarjetas de pago electrónico de diferentes regiones de Japón. Antes de eso, Suica y Pasmo eran nada más en Tokio y alrededores, y cada región tenía su tarjeta propia, pero era enfadoso para la gente que viaja frecuentemente y decidieron que todas se puedan usar en todos lados. Yo he usado mi Pasmo en Kioto, Nara y hasta en Iizuka (Fukuoka) sin ningún problema.

Antes de salir de Japón puedes devolverla para que te regresen tu depósito, pero recomendaría llevársela de recuerdo.

Celular y comunicación

pocketwifi

Mantenerse comunicado en Japón puede ser difícil debido a que el número de WiFi libres que hay en el país es limitado, y en muchos lugares te tienes que registrar primero antes de poder usar el servicio (como en Starbucks). Para evitar eso, existen 2 opciones:

  1. Si tu teléfono está debloqueado, puedes comprar una tarjeta SIM de datos. Los precios y las marcas varían, pero la que yo he comprado para algunos visitantes cuesta alrededor de 3000 yenes y te da 3GB para usarlos durante un mes, lo cual debería ser más que suficiente para la mayoría de visitantes.
  2. Si sufres por estar atado a un teléfono bloqueado, existe un artefacto llamado “Pocket WiFi”, que básicamente es un mini módem que cargas y te provee una WiFi a la que puedes conectarte usando cualquier dispositivo que te lo permita, como celulares, laptops, consolas, etc. Los precios varían dependiendo del proveedor con el que contrates, y también hay límite de datos, pero es también suficientemente largo para que te dure el viaje.
    La ventaja de este servicio es que lo puedes reservar por internet desde antes de llegar a Japón, lo recoges en el aeropuerto al llegar o te lo pueden mandar a donde te vayas a hospedar, y regresarlo es simplemente meterlo en el sobre que te dan y echarlo en cualquier buzón alrededor del país.Acá algunas ligas de lugares donde puedes ver más acerca de este servicio:
    http://www.globaladvancedcomm.com/pocketwifi.html
    http://www.pupuru.com/en/
    http://www.veltra.com/en/asia/japan/tokyo/a/104174

Eviten las máquinas vendedoras de bebidas si quieren ahorrar dinero

jihanki01

Las máquinas vendedoras son, sin duda, un atractivo turístico en Japón, que además es útil y conveniente porque te las encuentras en casi cualquier lugar. Y aunque existen de diferentes tipos y que venden diferentes productos, aquí me centraré en las que venden bebidas.

japan_drinks

Las bebidas que se pueden adquirir en estas máquinas son variadas, así como lo son sus precios. Encontramos café en lata, sopas o cremas (como de maíz), diferentes tipos de té, bebidas energéticas y refrescos (sodas, gaseosas). El punto es que el precio en el que se venden es caro a pesar de no parecerlo. Tomemos como ejemplo el CC Lemon, que en la imagen de arriba se muestra que cuesta 150 yenes; si se meten a un supermercado, aunque sea de los pequeños, en la sección de bebidas es muy probable que lo encuentren entre 75 y 90 yenes, dependiendo del lugar. Lo mismo con las latas de Coca-Cola: en máquina, cuestan entre 100 y 120 yenes, pero en los supermercados se pueden encontrar entre 50 y 70 yenes, y no es precio de mayoreo. Incluso en las tiendas de 100 yenes se pueden adquirir las bebidas más baratas también. Es más: en los supermercados es posible comprarse botellas de 2 litros de té o alguna otra bebida como el CC Lemon o Coca-Cola, en menos de 150 yenes. Ahí saquen cuentas.

La única excepción a todo esto son las tiendas de autoservicio/conveniencia, como el 7/11, ya que ahí generalmente todo cuesta más caro, no nada más las bebidas.

Obviamente, a muchos nos da flojera ir al supermercado y formarse solo para comprar una bebida, pero si andan contando los yenes para lo que les queda de viaje, son una muy buena opción para ahorrarse algo de dinero.

Museo del estudio Ghibli y similares

Mitakanomori

Si son fans del trabajo de este estudio, venir a Tokio y no visitar el museo del estudio Ghibli es equivalente a… algo. El caso es que el lugar es bonito y divertido siempre y cuando conozcan las obras del estudio.

El museo de Ghibli se llama “Mitaka no mori”, literalmente “El bosque de Mitaka”, y está ubicado al oeste del área central de Tokio, en un área llamada precisamente Mitaka (三鷹).

El principal problema con este lugar es que los boletos se tienen que comprar por internet, y de preferencia con algunos meses de anticipación. El sitio oficial especifica que los boletos se venden anticipadamente hasta con 3 meses, por lo que es buena idea tratar de comprarlo lo más rápidamente posible, porque se acaban. El punto es que la hora de entrada está restringida por espacios de media hora (si mal no recuerdo), y los boletos vuelan.

No hay que confundirse: la hora de entrada está restringida, pero una vez que entras, puedes estar todo el tiempo que quieras dentro del museo, aunque por lo general siempre hay mucha gente.

La forma de comprarlos fuera de Japón está detallada por acá. La información está en inglés.

Si no encuentran boletos de la forma tradicional, en Yahoo Auctions (Japan) es posible que encuentren a la hora y día que quieren, pero obviamente habrá que pagar entre 3 y 5 veces su costo original. Existen servicios como fromjapan en lo que es posible comprar algo por Yahoo Auctions y que te lo manden hasta tu país, obviamente pagando un costo extra.

Recalco aquí algo muy importante: si van a ir con alguien, asegúrense que esa persona conozca y guste del trabajo de Ghibli, porque si no, corren el riesgo de no pasarla tan bien. El lugar es bonito, pero en sí no es muy grande, y te tardas más en recorrerlo por el montón de gente que hay dentro que por lo que realmente ves. Además, no dejan tomar ni fotos ni video dentro (política del lugar).

Existen lugares similares, como el museo de Fujiko F. Fujio, en Kanagawa, el cual más o menos sigue las mismas políticas que Mitaka no mori, pero es del trabajo del autor mencionado. Si lo conocen y conocen algunas de sus obras, la nostalgia los invadirá, y disfrutarán cada sala de exhibición; pero si no, es un lugar que no ofrece mucho. La vez que fui terminé comprando una figura de Perman y la pasé muy bien.

Onsen (aguas termales)

onsennikko

Independientemente de los planes que tengan en este país, deben hacer tiempo para probar las deliciosas mieles de un onsen. Es una experiencia única, relajante, y se vuelve mucho mejor si escogen el lugar correcto.

Huelga decir que tienen que desnudarse por completo dentro de un onsen, pero obviamente están separados hombres y mujeres. Sé que hay muchas personas a las que les es muy difícil hacerlo, o simplemente no pueden, y es perfectamente respetable. Lo único que puedo decirles es que intenten vencer su pudor ante la promesa de una experiencia que difícilmente podrán disfrutar en otro lado.

Si se llegan a animar, recuerden que hay reglas que deben seguir, especialmente el orden de cómo deben usar el lugar.  Hay muchos sitios en donde describen con lujo de detalle cómo entrar a un onsen. Por ejemplo, aquí les dejo uno (en inglés):

http://www.onsenjapan.net/onsenbasics.php

¿Qué lugar es el correcto? ¡Hay muchos! Con “correcto” no necesariamente me refiero a lugares caros y remotos, sino a lugares preestablecidos y famosos por sus onsen, y no a los baños públicos que se pueden encontrar en algunas ciudades (los cuales no son necesariamente malos). Puedo mencionar como ejemplos de onsen:

  • Hakone
  • Nikko
  • Beppu
  • Ibusuki

Hay muchos, pero muchos otros. El chiste es que busquen cerca de las áreas a las que planean ir y se den tiempo de ir un rato (al menos un par de horas) a experimentarlo.

konyoku-old

Ahora bien: sí, existen todavía los “konyoku” (混浴), es decir, los lugares en donde entran hombres y mujeres al mismo tiempo. La cuestión es que estos están en lugares más remotos, y a las mujeres les permiten usar traje de baño o toallas. La parte “mala”: si como hombres esperan ver a chicas jóvenes ahí, mucha suerte. Sí hay chicas que van a los konyoku, pero por lo general hay más gente de la tercera edad. Si hablan japonés, se pueden pasar un rato muy agradable platicando con ellos, aunque nunca falta el que ignora todo lo que se mueve.

Antes de que pregunten: sí, sí he entrado a konyoku, pero la única vez que me tocó que una chica joven entrara (totalmente desnuda) fue una vez por la noche, en Amagase. Iba con su esposo/novio/acompañante, y ambos entraron a donde yo estaba sin inmutarse ni avergonzarse.

Si te gustan las emociones fuertes, FujiQ Highland

Olvídense por completo de Tokyo Disneyland y Tokyo Disney Sea, a menos de que nunca hayan ido a ningún Disneyland en el mundo y la oportunidad más cercana sea en Japón. Para emociones fuertes de este lado del mundo, la recomendación es FujiQ Highland.

Este parque está localizado en la prefectura de Yamanashi, pero es posible ir y regresar el mismo día desde Tokio. Se puede ir por autobús, tren o carro, pero la recomendación es por tren para evitar embotellamientos, además de que se disfruta mejor el paisaje.

¿Qué hay en FujiQ Highland? Además de atracciones tradicionales como el carrusel, sin duda las montañas rusas que hay en el lugar satisfarán sus necesidades, pues varias de ellas tienen récord Guinness por algo:

Ee ja nai ka

Takabisha

Fujiyama

Dodonpa

Además de esas bellezas, también tiene la famosa 戦慄迷宮 (senritsu meikyu), una especie de “hospital del terror”, en donde actores esperan sacarte un buen susto… por aproximadamente una hora, que es lo que dura el recorrido.

Y para los fans de Evangelion, está también el Evangelion World, un pequeño lugar de exhibición en donde, además de algunos lugares icónicos de la serie, pueden apreciar el busto del Eva 01 en tamaño real.

Más allá de Hiroshima: Kyushu

fukuokamomochiarea

(Vista de la ciudad de Fukuoka)

Una situación que es muy común entre muchos visitantes es que su recorrido al oeste de Tokio siempre termina en Hiroshima. Los itinerarios casi por lo general incluyen Nara, Osaka, Kioto, Hiroshima y… a regresarse. Pero obviamente hay más que ver y experimentar más allá de ese lugar.

Kyushu, la isla al sur del país, ofrece una vista increíble y diferente de Japón. Mucha naturaleza, mucha hospitalidad, muchos lugares que visitar… y sin embargo, mucha de la gente que viene a este país nunca lo toma en cuenta “porque está lejos”.  El problema, además de la lejanía, es que Kyushu tiene mucho que oferecer, pero para los extranjeros quizá no es llamativo, sobre todo si vienen de Honshu. Ciertamente Nagasaki atrae a muchos turistas, pero fuera de ahí, parece como si Kyushu fuera nada más para los locales.

Yufuin (由布院 o 湯布院)

yufuin01

Localizado en Oita, este lugar es muy pintoresco. Los paisajes que presenta son increíbles, y las aguas termales son muy, muy buenas. Cerca de ahí también está Beppu, otro lugar famoso por sus onsen, pero personalmente me gusta más Yufuin.

Kurokawa Onsen (黒川温泉)

kurokawa01

Ubicado en la prefectura de Kumamoto, este lugar realmente te hace sentir que estás en Japón, tanto por su arquitectura, como por los paisajes que muestra y lo tradicionales que se sienten sus ryokan (hoteles estilo japonés).

kurokawa03

Kurokawa es un lugar mágico, al que recomiendo ampliamente ir y pasarse una noche en un ryokan, y al día siguiente comprar el “boleto” que sirve para poder entrar a 5 onsen diferentes. Hay una, en un hotel un poco alejado de donde está la concentración principal, en la que el panorama es toda una montaña, toda. Se siente una libertad increíble entrar a disfrutar las aguas termales mientras se disfruta del paisaje. Además, las delicias que te dan de comer en el ryokan son incomparables.

Monte Aso (阿蘇山)

mountaso

Otro lugar lleno de naturaleza y bellos paisajes. El monte Aso es un lugar para relajarse y olvidarse del ajetreo de la vida. Comer ahí y tomar de la deliciosa leche que producen las vacas que se crían en la región es un verdadero agasajo. Está también en Kumamoto.

Ibusuki (指宿)

ibusuki01

Yendo hasta la prefectura de Kagoshima, al sur de Kyushu, se encuentra Ibusuki, lugar que además de su comida es famoso por la arena caliente en la que te entierran, lo cual también recomiendo ampliamente: quedarse en un ryokan, comer rico, entrar a que te entierren en la arena y después de refrescarte con agua fría entrar a las aguas termales garantiza un descanso profundo. Y si gustan de tomar cerveza, dicen que tomarse una después de lo anterior es un deleite que no se debe dejar pasar.

Yabakei (耶馬溪)

yabakei

Este lugar en la prefectura de Oita es especialmente hermoso en otoño, ya que ofrece una gama de colores que es un deleite apreciar.

Obviamente menciono más acerca de Kyushu porque ahí viví por 8 años y medio y conocí muchos, pero muchos lugares que me hicieron ver el Japón tradicional. No obstante, al norte de Japón también hay mucho que ver, sobre todo en Hokkaido. Lo malo es que no se puede llegar hasta allá en tren bala, sino que hay que tomar hasta Aomori y de ahí cruzar.

Puedo seguir mencionando otros detalles, pero creo que lo anterior es, según mi experiencia, lo mínimo necesario para estar preparado al venir de viaje Japón. Planeen con tiempo, y una vez que estén de este lado del charco, disfruten su viaje, ya que Japón es un deleite si vienes como turista.

6 thoughts on “Lo que debes saber de Japón si vienes como turista”

Comments are closed.

La vida de un mexicano en el país del sol naciente.