Tag Archives: nieve

Nieve, mucha nieve

Aunque siempre me quejo del frío que hace por acá en invierno, la verdad es que hacía ya varios años que no se sentía tanto como éste.

El último invierno que recuerdo así de frío es el de 2003, el año en que llegué por acá. Era todavía mitad de noviembre y yo me estaba congelando. Fue ahí donde conocí lo que son los kotatsu, los calentadores de queroseno y, ya después, las alfombras y cobijas eléctricas. De hecho, ahora que lo pienso, el kotatsu que en aquel entonces me regalaron es justamente el mismo que uso ahora… es decir que mi kotatsu tiene 7 años conmigo + los que tuvo con el antiguo dueño, ¡y sigue funcionando!

Sé que para muchos el frío no es cosa del otro mundo, pero para mí, que en Guadalajara raras veces bajaba tanto la temperatura, el primer invierno por acá fue muy difícil. Después uno se acostumbra, es cierto, pero eso no hace que me guste. Mi estación favorita del año es verano: me gusta el calor.

El frío es una cosa; la nieve es otra muy diferente. Si va a hacer frío de todas formas, preferiría que nevara más seguido, sin llegar a los extremos como Niigata o Fukui. Pero la nieve se niega a aparecer seguido por esta parte de Japón. Sí, cada invierno nieva, pero en los últimos años eran 1 o 2 al año, y la nieve no se acumulaba (léase: “no se pueden hacer monos de nieve”). No obstante, este año se ha caracterizado por la nieve; ahora sí no ha faltado.

¿Qué puede ser malo en todo esto?

Continue reading Nieve, mucha nieve

Y el mundo fue blanco de nuevo



Así amaneció no solo la universidad, sino también la ciudad hoy lunes. Estuvo nevando toda la noche y cesó hasta cerca de las 3 de la tarde. Los caminos estaban solos, pero los paisajes, sencillamente hermosos. Para muestra, la imagen de arriba.

Todas las fotos, en la galería

De regreso, me quedé con las ganas de hacer un mono de nieve, y aunque ya era de noche, encontré mi carro lleno de nieve en la parte de arriba, así que aproveché para hacer uno pequeño. Me quedó bastante raro, pero al menos no me quedé con las ganas.