Respuestas a las preguntas que más frecuentemente me hacen

Debido a que muchas personas generalmente me preguntan lo mismo y a que soy muy flojo para contestar lo mismo varias veces, aquí dejo una especie de FAQ:

1. ¿Qué haces en Japón?
R: Soy estudiante de la maestría en ciencias computacionales, en el área de inteligencia artificial, específicamente en el área de procesamiento de lenguaje natural.

2. ¿Qué es procesamiento de lenguaje natural?
R: La definición más fácil que puedo dar es: Hacer que la computadora comprenda (y por ende reaccione) ante el lenguaje que los humanos usamos en el habla cotidiana.
Más información en google.

3. ¿Trabajas en Japón?
R: No del todo. Estoy becado por el Ministerio de Cultura y Educación de Japón (lo que sería la Secretaría de Educación Pública en México, pero en versión chida y sin tanta corrupción).
De vez en cuando voy a primarias a exponer sobre México o a dar clases de inglés. También doy clases privadas de español. Claro, todo esto con la previa autorización del gobierno japonés (o sea, tengo permiso para desempeñar estas actividades).

4. ¿Cómo conseguiste la beca?
R: Esa es una historia muy larga que me da flojera escribir ahorita. Pero con mucho gusto les dejo las direcciones para que revisen los requisitos. Cualquier persona (dentro de los requisitos) puede aplicar para la beca, es cuestión solamente de hacer las cosas bien:

http://becas.sre.gob.mx

La dirección de la embajada de Japón en México ya no existe. Pero de cualquier forma pueden buscarla via telefónica. No es difícil.

Para asuntos de cómo hacerle con los trámites, consejos para poder obtener la beca y demás, contáctenme directamente. Estoy a sus órdenes para ayudarlos a obtener la beca.

5. ¿Tienes novia en Japón?
R: No. Sigo en la busca.

6. ¿Es caro Japón?
R: Es uno de los países más caros del mundo. Aquí los precios de algunos productos:

(1 yen = 0.094 pesos aproximadamente)

– Refresco 500 ml: De 120 a 150 yen, dependiendo el lugar.

– Pasaje de autobús: Depende de la distancia. La tarifa mínima es de 160 yen. Ir de donde vivo a la ciudad de Fukuoka en autobús cuesta 950 yen (poco más de 1 hora de camino), es decir: 1900 yen ida y vuelta.

– Pasaje de tren: También depende de la distancia. La tarifa más barata es 180 yen. Ir de donde vivo a la ciudad de Fukuoka en tren cuesta 740 yen (sí, es más barato que el camión, además de más rápido y más cómodo), es decir, 1480 yen ida y vuelta.

– Taxi: También depende de la distancia. Hay 2 tipos de taxi en cuanto a tamaño: medianos y grandes. En los medianos caben solo 3 personas (además del chofer, claro), y en los grandes caben 4. El banderazo en los primeros es de 450 yen y en los segundos es de 660 yen. Claro, también depende de la compañía de taxis y del área. Todos los taxis usan taxímetro y en muchos taxis se puede pagar con tarjeta de crédito.

– Comida: Dependiendo del lugar. En el comedor de la universidad (el cual es muy barato) una comida que incluye arroz, misoshiru (una especie de sopa), algún guisado y una ensalada ronda entre los 350 y 450 yen.
En el Hard Rock Fukuoka, una hamburguesa de las simples cuesta 1800 yen (lo sé porque un día fui con una amiga a cenar y vaya que me dolió. Obvio, yo solo pagué lo mío).

– Cine: La entrada en los cines de Japón es de 1,800 yen; Con descuento para estudiantes es de 1,500 yen; en el “late show” (funciones después de las 9 pm) es de 1,200 yen. Para estudiantes extranjeros, en casi todo Fukuoka es de 1,000 yen.

– Gastos de vivienda: Esto sí es muy dependiente de la zona de Japón en la que se viva. Mi departamento es de aproximadamente 4×3, más la cocina, el baño y la terraza, y pago al mes 33,000 yen de renta, más 4,000 de internet (fibra óptica), más 3,000 de estacionamiento: 40,000 yen. Sin embargo, en un departamento en Tokyo de las mismas dimensiones se paga entre 90,000 y 100,000 yen solo de renta.
De luz pago un promedio de 2,000 yen al mes.
De agua, pago 2,700 yen cada 2 meses.
De gas, pago 4,400 yen cada mes (sobre todo por el frío, léase agua caliente al momento de bañarse, y porque de vez en cuando cocino).
De teléfono pago 2,300 yen al mes, pero es línea rentada.
De celular pago un promedio de 4,000 yen al mes.

Creo que con eso es suficiente en cuanto a precios.

7. ¿Cuándo vienes de vacaciones a México?
R: No lo sé sinceramente. Me conviene más visitar países asiáticos o incluso ir a Egipto, por lo que no tengo una fecha exacta para ir a mi país.

8. ¿Cuánto tiempo más estarás en Japón?
R: Por lo menos otros 4 años y medio, posiblemente más, Dios mediante.

9. ¿Qué es lo que más extrañas de México?
R: La comida. Tengo muchas ganas de tacos al pastor y de tortas ahogadas.

10. ¿Ves anime todo el día?
R: No. Sería estúpido venir a Japón solo a quedarte encerrado a ver anime. Sí, veo anime y leo manga, pero no todo el día. Ahora el anime que estoy viendo es el siguiente:

Mai Hime
Black Jack
Detective Conan
School Rumble
Bleach
Yakitate Japan
Naruto
Saiyuki
Gundam Seed Destiny

En cuanto a manga, de eso sí leo mucho:

Aa Megami Sama
Genshiken
Yugo
GunSmith Cats (la nueva)
Ore wa captain
Full Tama
Tsubasa Reservoir Chronicles
Mahou Sensei Negima
Naruto
Inu Yasha
Hayate no gotoku
Suzuka
Ichigo 100%
Death Note

entre otros títulos. Es mucho más fácil leer manga, ya que puedes avanzar a tu ritmo, por lo que en los ratos libres agarras y lees una historia y así te la llevas durante la semana. Es más cómodo.

Luego pongo la parte 2 de esto 🙂

Lo que hace la ansiedad

Nomás me baja tantito la carga de trabajo y me pongo a investigar un montón de cosas.
Hoy tuve éxito en un experimento que comencé ayer. Para que comprendan el grado de éxito, explicaré brevemente los antecedentes:

En Japón existen varias compañías de teléfonos celulares: Docomo, Vodafone, AU. Cada una tiene diferentes teléfonos con diferentes funciones. Eso sí, existen algunas funciones afines: E-mail, navegar por internet, cámara digital, agenda, entre otras. Además, desde hace mucho existen las llamadas “Chakushin Melo” que no son otra cosa que los “tonos” al momento de que se recibe una llamada o un correo (pueden ser diferentes). Sin embargo, los telefonos de AU pueden usar, además de estos tonos, fragmentos de canciones , o más recientemente, las canciones completas como el sonido que se escucha al recibir llamada o correo. Esto tiene varios años.

Ahora bien, estas canciones se consiguen en internet (conectándote por medio del teléfono), pero muchas veces tienes que pagar por bajarlas (entre 100 y 400 yen, 10 y 40 pesos aproximadamente), más aparte obviamente el costo de transferencia de paquetes (lo que pagas porque la información de internet llegue a tu celular), y muchas veces tienes que registrarte en un sitio de internet que te cobra mensualmente por bajar las canciones que quieras a un precio fijo. Pero el problema es que muchas veces la canción que uno busca no está, o bien, no vale tanto la pena como para estar pagando 315 yen (31 pesos aprox) al mes para solo bajar una melodía.

Esos son los antecedentes.

Ayer, un compañero de Bangladesh del laboratorio recibió un correo de la red de bangladeshes en Japón en donde le pasaron una página de donde podía bajar melodías de su país y ponerlas como tonos. Sin embargo, no le fue tan fácil, porque lo que no le dijeron es que había que cambiar de formato los archivos: En la página había midi, y los teléfonos de AU reconoces las “Chakushin Melo” como .smc. Así que después de un rato de buscar, encontramos un software que hacía el cambio. Lo probamos y funcionó. El de Bangladesh, contento; yo, con la espinita de poder hacer lo mismo, pero no con las melodías, sino con las canciones.

Los teléfonos de AU reconocen las canciones como archivos .amc, y después de estar leyendo un rato me di cuenta que son archivos .mp3 pero con una codificación especial. Estuve revisando un buen rato hasta que encontré un mini tutorial que explica como convertir una canción de un CD a la canción que usas como tono, pero el problema es que al momento de que haces la conversión, tanto el bitrate como el sampling rate son diferentes dependiendo del modelo de teléfono. Así que a leer otro rato.

Después de encontrar la información (y navegar por sitios bastante densos de información y todo en japonés obviamente), logré convertir un mp3 en un .amc que efectivamente mi teléfono reconoció, pero no lo podía poner como el timbre principal ya que se necesita que un apartado llamado “Copyright” esté activado, y para lograrlo se necesita o meterse al archivo binario y saber donde moverle, o un software que ya lo haga. Total que leí el nombre de uno y me lancé en su búsqueda, pero en todos los lugares que lo referenciaban la liga o estaba caída o suspendida. Tuve que irme a páginas en chino hasta que lo encontré.

¿El resultado? Ahora tengo en mi teléfono el opening de la serie “Mai Hime”, titulado Shining Days (interpretado por Kuribayashi Minami), totalmente hecho por mí, la parte que yo quiero, y es el “timbre”, es decir, al recibir una llamada, es la canción que se oye. Y claro, haciéndolo una vez, lo puedo hacer las veces que sea necesario.
Funcionaron las casi 3 horas que estuve pegado a la computadora sin poner atención a otra cosa.

Lo que hace la ansiedad…

Todavía hay clases, pero…

Después de la presentación y de la mega arrastrada que me pusieron en el examen de ayer jueves, ya respiro un poco más tranquilo, al menos hasta el próximo año.
Tengo todavía muchos pendientes, pero poco a poco los voy a ir sacando. Ando haciendo algunos applets y algunas otras monerías que ya tenía ganas de hacer desde hace rato.
Salió Metal Gear Solid 3 por fin de este lado del mundo. Ya tengo que hacer en mis ratos libres 🙂 (como si tuviera tantos, jeje).

¿Qué harán en navidad?
¿Yo? La respuesta en otro escrito 🙂

PSP: A la venta

Lo que muchas veces vi en revistas y en la televisión cuando estaba en México, ayer lo vi en persona:

Con la salida del PSP, era de esperarse que habría mucha gente formada en cada una de las diferentes tiendas donde se vendería, pero no imaginé que sería tanta. En Tokyo, la venta del PSP comenzó a las 6 am de ayer domingo 12 de diciembre, y el primero que la compró es un asalariado de 22 años, quién estuvo formado desde las 11 am del sábado 11. Al respecto, comenta:

“Sabía que habría un reducido número de consolas. Escuché el rumor de que en esta tienda tendrían muchas, así que opté por venir y formarme aquí. El PSP me gusta porque puedes disfrutar tanto video como música, eso lo hace muy bueno”.

Aquí en Fukuoka, ayer que fui a la ciudad me encontré con filas enormes en las grandes tiendas departamentales, y eso que era las 4:30 pm. Personas con anuncios de que todavía había PSP estaban hasta 3 o 4 calles alejados de la tienda para hacer publicidad; podías jugar gratis con el PSP ya que había modelos (que en vez de voltear a ver el juego volteabas a verles las piernas) que te permitían jugar por unos minutos.

La consola es, como se esperaba, un fuerte rival para nintendo con su consola DS. Estuve jugando Ridge Racer ayer en el PSP y vaya que es increíble (para una consola portátil) la calidad y claridad de la imagen, además de lo grande de la pantalla, que en resumen, deja en ridículo a las 2 pantallas del DS.

La verdadera batalla comienza a partir de ahora: 2 nuevas consolas portátiles, muchos juegos nuevos: Una, tratando de innovar la forma de juego con el uso de 2 pantallas (una de ellas Touch Screen), mientras que la otra se consolida como “el walkman del siglo 21” (según palabras textuales de la gente de SCE), ya que además de juegos, es posible ver películas, escuchar música y ver imágenes.

¿A quién le van?
Yo me espero hasta el mes que entra para mi PSP. No tengo prisa, y menos con la salida del Metal Gear Solid 3 de este lado del mundo. Lo tengo apartado ya y seguro me entretendré mucho en las vacaciones.

1 día para el PSP

Estamos a prácticamente un día de que salga a la venta la nueva consola portátil, esta vez por parte de Sony: PSP (PlayStation Portable).

Todo el mundo ya vio el Nintendo DS, y yo hice comentarios al respecto. Sin embargo, no todos han tenido la oportunidad de ver el PSP, por eso mi recomendación de esperarse a que salgan los 2 para poder comparar. En mi caso, prefiero el PSP por todas las funciones extras que ofrece además de excelentes juegos.

¿Que si lo voy a comprar en cuánto salga? No lo creo. Tengo apartado el Metal Gear Solid 3, así que con ese me entrentendré un rato. Quizá a mediados de enero lo compre.

Estudios Ghibli

Con la salida hace 3 semanas de la nueva película de los estudios Ghibli dirigida por Hayao Miyazaki, llamada “Howl’s moving castle” (basada en la novela del mismo nombre de la inglesa Dianne Wynne Jones), Japón ha estado recordando las obras de este estudio, y la prueba está en el alza de las ventas de DVD’s de sus obras y la transmisión de películas en televisión abierta: Primero Mononoke Hime, hoy Sen to Chihiro no Kamikakushi y el 24 de diciembre Tenkuu no Shiro Laputa.
Para quienes han visto al menos una película de Ghibli, no es nada nuevo mencionar que son simplemente hermosas, aunque algunas no pegan tanto como otras. Para las personas que no han visto ninguna película de éstas, la recomendación es la siguiente:

– Hotaru no Haka (La tumba de las luciérnagas).
– Tenkuu no shiro Laputa (Laputa, el castillo en el cielo).
– Mononoke Hime.
– Sen to Chihiro no Kamikakushi (El viaje de Chihiro).
– Howl no ugoku shiro (Howl’s moving castle).

Este es el orden que su servidor recomienda.

Estudios Ghibli es la prueba de que hay animación japonesa de excelente calidad y que puede ser disfrutada por toda la familia (aunque la trama sea complicada y haya que explicarles a los niños). Los DVD se pueden conseguir en todo el mundo y no son caros, así que en la primera oportunidad que tengan, dénse un tiempo para conocer estas obras de arte.

La uniformidad del idioma inglés

Es obvio que al hablar un idioma extranjero, especialmente uno universal como el inglés, cada persona le agregue un acento diferente, influenciado por su lengua materna. Sin embargo, el vocabulario es el mismo, y ciertamente es un misterio para mucha gente (incluso para mí: Hay muchas palabras en inglés que no conozco).
Como sea, ciertamente mi inglés está influenciado por Estados Unidos y siendo que lo hablo desde hace mucho tiempo, suelo meter muchos modismos al momento de una conversación.
Escribí esto en el pizarrón de la sala de estudiantes extranjeros con motivo del comienzo de la hora del café (Coffee Time):

“Speak about yourself and make new buddies”.

Más de una persona ha intentado corregir la palabra “buddies” confundiéndola con “bodies”. Ayer tuve esta conversación con un estudiante de Túnez:

(El estudiante de Túnez se dispone a borrar la palabra en cuestión).
Yo: “¿Qué vas a borrar?”
Estudiante: “Voy a corregir la palabra ‘buddies'”.
Yo: ¿Por qué?
Estudiante (sonriendo y seguro de su respuesta): “Porque significa ‘cuerpo'”.
(Acto seguido, comienzo a explicarle lo que significa y cómo usarla).

Un ejemplo más de por qué hay que aprender y comunicarse en japonés, incluso con los estudiantes extranjeros.

Recordando México

La diferencia del concepto “atención al cliente” entre México y Japón explicada con un ejemplo real de llamadas que hice ayer por la noche a las oficinas de Japan Airlines Japón y México respectivamente:

Japón (Traducido al español):
Persona que contesta: “Gracias por llamar a Japan AirLines. Esta es la sección de viajes internacionales, le atiende Yamada, ¿en qué puedo ayudarle?”.

México:
Persona que contesta: “¿Bueno?”
Yo: “Sí, buenos días. Disculpe, estoy hablando a Japan Airlines México, sección boletos?
Persona que contesta: “Sí”.

Sin comentarios realmente.

Mucho que hacer todavía

Muchos se preguntan por qué no escribo tan seguido en el blog. Lo que sucede es que ahora acabo de entrar en modo “histeria”, y entre las mil cosas que tengo que hacer, la que me tiene más tenso es sin duda mi presentación del 15 de diciembre.
Vi Howl’s moving castle el día de su estreno. Es una película hermosa, pero deja algunos huecos que solo leyendo el libro se pueden comprender. Con todo, vale la pena ir a verla.
El Nintendo DS está a un par de días de salir a la venta en Japón. Aunque en América tiene 2 semanas de haber salido, no he leído los reportes de ventas. De lo que me pude dar cuenta al jugar varios títulos para esta consola fue:

– No la pienso comprar a menos de que la gente con la que convivo también la compre. Son realmente muy pocos juegos de 1 jugador que valen la pena. Los demás son entretenidos si hay gente con quien jugarlos. El Pictochat, software que viene incluido dentro de la consola, no es más que un simple “pintamonos”, con el plus de poder enviar y recibir mensajes hasta a 16 personas por medio de redes inalámbricas, pero hasta ahí.

– Nintendo comprende y aplica a la perfección la reutilización de código. Super Mario 64 DS es simplemente Super Mario 64, con algunos detalles nuevos, como poder seleccionar a Mario, Wario o Luigi al principio de cada escenario, algunos detalles estéticos mejorados y los minijuegos, pero no presenta algo como para tirar la baba.
Son muy pocos los juegos realmente interesantes, y son todavía menos los que aprovechan la ventaja de las 2 pantallas.

– Me espero mejor al PSP. Definitivo. Solo faltan 2 semanas para que salga a la venta. Mientras, me entretengo con los juegos que tengo pendientes en GC y PS2.

– El nuevo “The legend of Zelda” para GC está de lujo. Las batallas a caballo, los enemigos y el link de nuevo adulto (gracias a Dios) son la combinación perfecta para un gran juego.

Lamentablemente, no hay fotos del evento porque estaba prohibido.

Fotos del festival de la escuela y del viaje de otoño en cuanto tenga chance de subirlas. Ya hay algunas, pero faltan un montón todavía.

Quiero dormir… pero no puedo. Todavía tengo 2 clases más hoy :/

No habrá programa: Noviembre 19

¡Qué tal a todos!
Espero que les esté yendo muy bien.

Por este medio les informo que no habrá programa hoy viernes 19 de noviembre (sábado 20 para mí) debido a que por sobrecarga de trabajo no he tenido oportunidad de prepararlo y además porque ando todo adolorido y no he dormido bien en 2 noches.

No se me pasan los pendientes, todo lo tengo anotado. La próxima semana nos escuchamos sin falta, ¿de acuerdo?

Muchas gracias por su comprensión.

La vida de un mexicano en el país del sol naciente.