¿Sabías que…? – Parte 26

Esto es algo que noté desde los primeros meses que estuve en Japón, pero después se convirtió en algo tan común (de ver, porque yo no me abstengo) que se me había pasado comentarlo por acá.

¿Quién se come el último pedazo?

¿Sabías que los japoneses siempre se abstienen de comer la última pieza (o la última porción) ?

Según tengo entendido, esto no es exclusivo de Japón, sino que es un patrón común en varias partes de Asia.

Hasta donde sé, la razón por la que nadie quiere tomar la última porción de algo es porque sencillamente les importa mucho lo que los demás piensen de ellos. En concreto, comerse la última pieza se puede considerar como que la persona que lo hizo solamente pensaba en comer, o bien que es una persona avariciosa. Y justamente cuando queda una pieza comienza el diálogo de a quién lo van a ceder (noten que no es “quién se lo quiere comer”). Generalmente hay que insistir mucho antes de que alguien junte el valor necesario para tomarla, no sin antes haber intercambiado frases como las siguientes:

  • Que se lo coma fulanito porque él es joven y puede comer mucho.
  • Que se lo coma sutanito porque no comió bien durante el día.
  • “¡Ándele jefe! ¡Vaya por la última pieza!”
  • “Sempai, por favor”
  • “No no. Hay que cederle la pieza al nuevo”.
  • “¡Pero estoy muy lleno y ya no puedo comer nada!”

En muchas ocasiones me tocó ver cómo la última pieza siempre se quedaba ahí, y lo consideraba como un desperdicio. Después de un tiempo, cuando alguien comenzaba con eso, yo levantaba la mano y la tomaba, usando mi poder especial de ser extranjero.

Si alguna vez tienen oportunidad de vivir esto, esperen un poco antes de ofrecerse como voluntario para tomar la última porción. Lejos de tomarlo como burla, es un aspecto interesante de la cultura puesto que, al menos con base en lo que aprendí en México, es algo que no se da en la nuestra.