Eficiencia

Hace poco más de una semana nos avisaron en la oficina que tendríamos nuevas tarjetas de presentación. Uno de los miembros del departamento de administración viene a confirmar los nombres de los extranjeros, aunque realmente no hay nada qué cambiar, ya que las tarjetas que hasta el momento he usado tienen mi nombre completo. Todo bien hasta aquí.

Un par de días después, la misma persona viene a decirme que la empresa que está haciendo las tarjetas le dijo que mi nombre “está muy largo” y que no cabe, por lo que me quería preguntar qué parte de mi nombre podían omitir. Le volví a mostrar mi tarjeta actual y le dije que cuál era el problema si en ella estaba mi nombre completo. Visualmente confundido y titubueando, expresó que consultaría con la empresa para ver “qué se podía hacer” al respecto, pero que si le respondían con una negativa pensara en qué parte del nombre iba a “cortar”. A los 10 minutos regresa y me dice que “no hay ningún problema” porque ya le confirmaron que sí pueden poner el nombre completo. ¡Bien!

Al día siguiente, viene el de administración otra vez y me dice que la empresa de las tarjetas está teniendo problemas porque no pueden escribir la “á” (a con acento) de “González”, y que por esa razón es posible que mis tarjetas se retrasen un poco. Yo me quedé con cara de “¿es neta?”, pero al final pensé “¿qué tanto se podrán tardar?”.

El jueves de la semana pasada todos los demás empleados recibieron sus tarjetas de presentación, excepto yo. Como ya me habían avisado que se tardarían más no le presté mayor atención, aunque sí bromeé con algunos compañeros extranjeros diciendo que “iban a tener que pedir un sistema operativo en español con teclado en español” para poder escribir la dichosa “á”.

Lunes por la mañana. Vienen y me avisan que la empresa de las tarjetas “no tiene la fuente” para escribir la “á”, por lo que esa empresa, para no perder el $$$, le pedirá a su vez a otra, que las haga. Me dicen que, como mínimo, va a tomar 5 días tenerlas listas, pero que “harán lo posible” por tener al menos un paquete listo para este viernes por la tarde/noche (ya que andaré en Kioto la próxima semana y las voy a necesitar).

Luego ahondaré en el tema de la eficiencia laboral en Japón, pero definitivamente tenía que poner este caso especial en el blog. Todavía no me la creo, y sigo buscando la cámara escondida para reír con todos y decir “¡qué buena broma!”, pero nada…

Busqué en Google “aの上にアクセント” (literalmente, “acento arriba de la a”), y el primer resultado obtenido fue de soporte de Microsoft, en donde explican (en japonés) cómo escribir caracteres con acento, no nada más la “a”.

¿Cómo termino el post? ¿”Sin comentarios…” ?  ¿”¡PLOP!”? ¿”¡Ay no ñañen!”?¿”唖然”?… Todos parecen buenos candidatos :S