Ya (casi) nadie escribe bien… y a (casi) nadie le importa

Aclaración pertinente: Antes de que vayan a decirme que ya estoy ruco, que “le baje” o que me he vuelto muy “purista”, he escrito respecto a este tema antes, concretamente hace más de 7 años aquí y aquí. Porque luego salen con que ya “ando chocheando”.

Las reglas ortográficas se han vuelto muy escurridizas, pues las busco y busco pero cada vez es más difícil encontrarlas, y al parecer mucha gente se ha cansado de buscarlas y mejor optan por olvidarlas.

Hace años que comento esto, mucho antes de abrir el blog, pero veo con tristeza que cada vez a menos gente le importa escribir bien y que los demás también lo hagan. Y si antes era ya notorio, con la difusión de internet, de aplicaciones como Whatsapp, Line, Facebook o Twitter, más personas tienen acceso a medios escritos, lo que conlleva a la proliferación de errores y a resignarse porque nada, o muy poco, se corrige.

A nadie le gusta que lo corrijan, y conforme ganamos años y nos volvemos más seniles nos cuesta más trabajo aceptar que nos equivocamos. Es, creo yo, naturaleza humana. No obstante, las correcciones son necesarias si es que queremos aprender y dejar de cometer errores. El problema radica en el que la sociedad se ha vuelto mucho más tolerante a las fallas en la escritura debido a la inmensa cantidad de datos que se mueven dia a día gracias a la red: blogs, chats, foros de discusión, periódicos en línea, etc., etc., y esa tolerancia se ha convertido en duda, y después de eso, en indiferencia. Ya no nos preocupamos si algo está mal aunque lo entendamos, y de tanto ver los mismo errores, al momento de escribir dudamos de cuál sea la forma correcta, y a final de cuentas nos termina dando igual cómo estén escritas las cosas. “Al fin y al cabo, se entiende”, es lo que terminamos diciendo.

Antes escuchaba a las personas de las agencias de reclutamiento decir que ponían cuidado en revisar la ortografía de los candidatos, pero me pregunto si ahora, después de tantos años de no estar en mi país, se sigue aplicando esa práctica. ¿Y las clases de español en primaria y secundaria? Misterios (sólo mios, porque no vivo en México ahora) que hay que resolver.

Lo que ahora veo no difiere mucho de lo que comentaba hace años aquí mismo. Los errores son básicamente los mismos; el uso de los acentos está prácticamente olvidado; los signos de admiración e interrogación al inicio de un enunciado no se ven por ningún lado. ¡Ah! Pero no escribas mal el nombre de Justin Bieber, porque entonces sí mereces ser crucificado y Barrabás merece ser liberado.

¿Qué ha cambiado entonces?

Una de las principales causas, y al mismo tiempo pretexto, de las fallas ortográficas es la autocorrección de los teléfonos inteligentes, smartphones. Cierto es que es una función muy útil, pero es muy diferente que termines con un mensaje estilo “Tu fruta madre”, a que escojas a diestra y siniestra palabras con o sin acento, especialmente algunas como “el” y “él”, “por que”, “por qué”, “porque” y “porqué”, “cómo” y “como”, etc. Es decir: es muy diferente terminar con un mensaje diferente al que queríamos escribir por la prisa de hacerlo rápido y de escoger, o que el teléfono escoja, una palabra cercana a lo que queremos decir, que ignorar cuándo hay que escoger una palabra acentuada y cuándo una sin acento.

Lo malo es que los errores se han vuelto tan comunes, que se ha perdido el sentido de culpa, fracaso o vergüenza al cometerlos, y al parecer esa pérdida se convirtió en la norma: ahora no está in escribir bien. Siento como que la “onda” actual es: “pues si nadie escribe bien, yo tampoco, y váyase a la verdura quién me diga algo”.

He visto cada joya en las redes sociales, que ponerlas todas aquí sería cuento de nunca acabar. Nada más dense una vuelta por la mayoría de cuentas de Facebook que ponen memes en español. Pero lo más interesante, y al mismo tiempo decepcionante, es ver esos errores en lugares donde no esperaría encontrarlos: anuncios oficiales de la embajada, periódicos (al menos en las versiones en línea) y revistas. ¿Televisión? No la cuento, porque de todas formas es un chiste.

Quizá en México y entre puro hispanohablante ya no dé pena, pero cuando se está en un país diferente y se tiene la oportunidad de enseñar nuestro idioma, equivocarse significa enseñar algo que está mal a alguien que lo va a tomar como correcto. Una vez, en Fukuoka, me tocó cubrir la clase de español de un latino (no José, el cubano-japonés que menciono en la última parte de “Los años maravillosos”). Durante un ejercicio de escritura me percaté de un par de detalles en los alumnos:

  • Ninguno acentuaba las mayúsculas.
  • Escribían los días de la semana y los meses del año siempre con mayúscula inicial.

Al preguntarles por qué, me respondieron que así les había enseñado el maestro. Ciertamente no es un error de vida o muerte, y probablemente muy poca gente le pondría atención a eso o quizá pensaría que no es un error, pero a fin de cuentas lo es, y como tal, tiene que ser corregido.

Sí, estoy perfectamente consciente de que la finalidad del lenguaje es la comunicación, la transmisión de ideas, y que si el interlocutor entiende lo que el emisor intenta decir, entonces no hay tanto problema. También entiendo a la perfección el hecho de que el lenguaje es una entidad dinámica, que cambia y se ajusta con el tiempo. No obstante, mientras ese cambio no sea oficial (nos guste o no, la RAE al menos define los estándares de nuestro idioma, y estoy totalmente de acuerdo en que algunas veces se mancha), un error es un error, y escribir bien facilita la comunicación, además de ser una señal de profesionalismo y de calidad, sin querer decir que todo lo que esté bien escrito (ortográficamente hablando) tenga que ser siempre algo de calidad.

Ahora mis preguntas son: ¿Ya de plano no se le pone atención a las reglas ortográficas? ¿Ya no se hacen exámenes de español en las escuelas? ¿Vivo en el México del pasado, envejecí y ya no estoy a la moda?

18 thoughts on “Ya (casi) nadie escribe bien… y a (casi) nadie le importa”

  1. Estoy de acuerdo con que es frustrante ver a los medios ignorar muchas de las reglas de otrografía con las que crecimos. Lo que más me molesta es cuando abrevian Estados Unidos como EU en lugar de EEUU.
    Por otro lado, los idiomas están en constante evolución, que cambian y se adaptan de una manera orgánica a como la gente los usa. Si bien la RAE, en el caso del español, nos ha servido para estandarizar el idioma entre tantos paises, lenguas como el inglés, nos demustran que el lenguaje puede sobrevivir sin tal tipo de academia.
    El español de hace 200 años , el de hace 100 e incluso el de hace 50, no es el mismo. Por ejemplo, eso de acentuar las mayúsculas tiene a lo mucho 30 años de haber sido aceptado por la RAE.
    Entonces, qué hacemos. ¿Escribimos bien, mal o no importa?
    Yo creo que un texto bien escrito se va a dar a notar e impresiona mucho más. Lo que nos queda es seguir apoyando a la educación y a la lectura, aunque eso está en manos de la sociedad.
    Individualmente yo intentaré seguir haciendo un esfuerzo de escribir bien, pues se que hay gente que aun lo aprecia.

    Muy buen post.

    Salu2

  2. Interesante post, es verdad manuel al parecer las reglas ortograficas estan pasando a segundo plano, personalmente no soy el gran conocedor de la RAE, pero siempre procuro escribir lo mejor posible y me molesta que la gente le reste importancia.

  3. Ejemplo, tal vez no tenga mucho que ver pero,recuerdo que hace unos meses una colega del trabajo posteo en su muro de facebook un mensaje que supondo era para su novio.
    El mensaje decia : “shit shit shit, si tú el dueño de mi corazón , te quiero”.
    Al estar viendo las publicaciones del dia y ver estó, lo primero que pense fué ¿Qué quizo decir?, al darle una segunda leida mi reacción fue :):):):) muero de risa, por qué analizando el mensaje la chava quizo utilizar una “onomatopeya” para referirse o darse a entender que lo llamaba, pero en ese caso seria “pst, pst pst”, y no la otra palabra que obviamente no hace falta ser un maestro en el ingles para saber lo que significa, yo pensé, que alguien mas le haria ver su error, pero nadie le dijo nada, o algunos se percataron y no la quisieron ridiculizar, o de plano se percata de su error por que leen los mensajes por leerlos, sin ver lo que se escribe o como se escribe.

  4. simplemente estamos acostumbrados a que word corrija todo, mientras mas inteligentes nuestros dispositivos, mas ignorantes nos volvemos

    pd. equiovcarse
    es un poco ironico escribir mal en un articulo que habla sobre escribir mal

    1. ¡Gracias por tu comentario!

      Es justo lo que comentaba: dejamos que los dispositivos sean los que decidan cómo escribimos, sin tener en cuenta que las correcciones semánticas todavía están muy lejos de ser perfectas.

      Muchas gracias por la observación. Ya he corregido esa parte. No justifico el error, pero es muy diferente un “dedazo” (que si te fijas, no se menciona en el tema), a una serie de errores comunes y frecuentes. Con todo, no me doy baños de pureza, ya que a mí también se me van errores cuando escribo, pero no creo estar tan “tirado a la calle” tampoco.

      ¡Saludos!

      1. Definitivamente falta de interés en escribir correctamente. Por ejemplo, QUERER saber la diferiencia de algo como: Esta cosa que está junto a ésta.

        La verdad tampoco se muy bien como esté la situación en la educación básica en México (y eso que tengo una hermana en primaria). Sin embargo cabe mencionar que en la facultad que estoy (ingeniería) tenemos creditos de lengua española ;).

        Creo que aprender las reglas de los tipos de palabras, sílaba tónica y algunas categorias gramaticales bastan para arreglar la mayoría de los errores de acentuación, que para mí eran mi coco :(.

        Por cierto según lo que he visto los monosílabos no se acentuan a menos que tengan diferencia de significado como: Él fue por el coche.

        ¡Saludos!

  5. Pues sencillo, @medinamanuel… En tu excelente artículo estás dejando el texto alineado a la izquierda, supongo, porque así está pre-configurado tu editor de contenidos, el cual a su vez, otra vez supongo, está localizado en inglés. Lo correcto -por lo menos en español- sería tener el texto justificado y evitar las “viudas” tanto como sea posible. El “hypernation” (las “viudas”) son una característica del inglés que se ha colado al español desde la época de “la máquina de escribir” pero que pierde validez con la llegada de las computadoras y el protocolo “postscript”. Así que aprovecho esta breve disertación para invitarte a que justifiques los textos de tu muy bien apreciado y siempre pertinente blog. Saludos, ¡Los más cordiales!

  6. Hola Manuel: cuando encuentro un error sencillamente dejo de leer, a menos que la idea sea interesante (lo cual casi nunca ocurre), ya que va muy de la mano con el grado de educación de la persona.
    Saludos.

  7. Sinceramente la gente en general se ha vuelto más intolerante a la crítica y cualquier corrección o llamada de atención lo toma mucha gente como agresión, Además socialmente se ha promovido la intolerancia y la burla por lo que es común, sobre todo entre la gente joven, el burlarse de cualquier error o equivocación.
    Por otro lado los sistemas educativos últimamente estan en pro de capacitar, no de educar, sumémosle la consigna de las escuelas y docentes de cubrir una cuota de aprobados por lo que hay un flujo de alumnos sin el mínimo de educación para su nivel, por lo que es común que muchos jovenes lleguen a la universidad con un nivel de preparación que sería equivalente al de nosotros lo más viejos cuando ibamos en secundaria.

  8. Oshe biejo hezo lla pazo de moda, lo de oi ez ezkrivir mal.

    Realmente la forma de escribir no tiene nada que ver con el nivel de educativo, social o económico de una persona.

    Puedes ser una persona con 2 Doctorados y escribir mal por gusto o moda, o puedes ser una persona con solo nivel preparatoria y escribir demasiado bien el idioma español.

    1. Ciertamente la ortografía no es necesariamente reflejo del nivel educativo, social o económico de una persona, pero alguien que escribe bien tuvo que aprenderlo de algún lado, el cual no siempre es la escuela. Leer es un gran recurso, y una visita a la biblioteca local provee mucho material sin necesidad de gastar dinero. El problema es que, al menos en México, la mayoría de la gente no lee, la televisión es la que educa, y por lo poco que he visto de televisión mexicana en los últimos años, la calidad de los programas transmitidos y la ortografía que usan no son nada que presumir.

      En resumen, no es cuestión de dinero o posición social, sino más bien de decisión y disciplina.

      ¡Saludos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *