¿De verdad los kanji son tan difíciles?

Respuesta corta: no.

Respuesta larga:

No, siempre y cuando sepas cómo estudiarlos. Y es ahí donde hay que hacer un cambio en la forma en la que percibimos aprender un idioma como el japonés. Explico:

Cuando estudiamos otro idioma similar al nuestro, obviamente lo primero que hacemos al encontrar estructuras o palabras nuevas es tratar de relacionarlas con las que conocemos en español.  Esto no es del todo incorrecto, y en muchos de los casos funciona. Sin embargo, en el caso de los kanji intentar estudiarlos de esa manera solamente puede ser útil para quienes les sea fácil aprenderse una listota de texto y no se les olvide nada de lo que está en ella. ¿Por qué? Porque vemos un kanji, y lo primero que queremos entender es cómo leerlo, cómo pronunciarlo. Ésa es una de las razones por las que muchos desisten de estudiar japonés.

Como extranjeros, nos enseñan que un kanji tiene 2 lecturas principales, y al principio estamos haciendo planas y planas (yo también lo hice) para aprenderlas. Funciona, sí, pero cuando vemos una palabra nueva e intentamos leer los kanji usando lo que sabemos, resulta que ahí no se lee de esa manera. Frustración. Ése es el punto que se tiene que cambiar: la estrategia no es intentar leer todo lo que se nos pone enfrente, sino entender el concepto que está transmitiendo. Si se entiende el concepto, la lectura de los kanji pasa a segundo plano, y se vuelve mucho más fácil de aprender.

Cada kanji tiene conceptos; algunos nada más uno, otros tienen varios. Entender los conceptos que representa un kanji es, desde mi punto de vista, la clave para que dejen de ser un dolor de cabeza, porque de no hacerlo, nos vamos con la finta de que el kanji se lee de tal forma y significa X cosa, y cuando nos topamos con una excepción (de las muchas que hay), nos damos de golpes en la cabeza o simplemente mandamos el cuaderno o el libro a volar.

Pongamos un concepto como ejemplo:

人 (hito). El kanji de “persona”. Tan simple y tan bonito. Lo encontramos en palabras como “人間” (ser humano), “人類” (raza), etc. Pero no es el único kanji que encierra el concepto de “persona”. También existen:

  • 家. Literalmente “casa”. También encierra el concepto de “persona”. ¿Dónde? Vean palabras como 漫画家(mangaka) o 空手家(karateka), que creo que no necesito traducir, o también 作家 (sakka, “autor”). En mangaka y karateka, es claro que la idea es “persona que hace X” o “persona que practica X”. En “sakka”, la idea es “persona que crea” o “persona que hace”: primer kanji 作, de 作る (tsukuru, hacer).
  • 員. Literamente “persona” también. ¿Dónde se usa? 店員(Ten-in, persona que trabaja en una tienda), 会社員(Kaishain, persona que labora en una empresa), 銀行員 ( ginkoin, persona que trabaja en un banco), etc. ¿Notan la forma de usarse y la pequeña diferencia que hay?
  • 手. Literalmente “mano”. Ejemplos: 選手 (Senshu, atleta), 歌手 (kashu, cantante).

Ahora, tomemos el kanji de casa, 家. Ya sabemos que puede referirse a casa o persona. Otro concepto que encierra también es el familia (家族). Entendido eso, es mucho más fácil aprenderse el significado de palabras en donde se usa, aunque no sepamos cómo leerlas:

  • 家計. Casa y cuentas. Economía del hogar.
  • 家事. Casa y cosas. Quehaceres, labores domésticas.
  • 家内. Casa y dentro. Sexista si quieren, pero significa “mi esposa”.
  • Y si aquí pongo 脚本家, y les digo que los 2 primeros kanji significan “guión”, ¿cómo traducimos esta palabra en español?

Sin entrar en muchos detalles, arriba mencioné a 手 como otro kanji que se refiere a persona; en realidad, 手 tiene otras acepciones que hay que saber distinguir, como:

  • Método. その手もあった! (¡también existe esa forma de hacerlo!)
  • Fuerza de trabajo. 手が足りない (no hay suficientes fuerza de trabajo. Literalmente “las manos no son suficientes”).
  • Habilidad. Ésta es fácil de distinguir: 上手 y 下手.

Entonces, ¿cómo distinguir cuándo un kanji se usa de una u otra manera? De la misma manera en la que nosotros sabemos la diferencia del significado de “pasar” en las frases: “pásame la sal, por favor” y “¡pásele, pásele!”: el contexto. Si entendemos bajo qué contexto una frase está siendo dicha es mucho más fácil comprender la idea que quiere transmitir.

Y vean que casi no se han mencionado lecturas. Ésas se aprender, o mejor aún, se infieren, con la práctica. De tanto que escuchamos palabras como “jouzu” para decir que alguien es bueno en algo, o “heta” para cuando es malo, es fácil usarlas al hablar. Cuando se comienzan a entender los conceptos de los kanji, involutariamente comenzamos a buscar en nuestro repertorio qué kanji podrían formar la palabra X que tanto usamos al momento de conversar, pero que si la vemos escrita ni de chiste la entendemos. Justamente “jouzu” y “heta” son un buen ejemplo. Se escriben tal y como lo hice cuando mencioné que 手 también significa “habilidad”: 上手 y 下手 respectivamente.

Por supuesto que aun con esta forma de pensar salen algunas excepciones, pero el número es menor al que obtenemos si tratamos de memorizar todas y cada una de las lecturas posibles de un kanji. Al final sí tenemos que saberlas todas (o las más comunes), pero el proceso para aprenderlas debe ser graduado, no de jalón, si no, nos frustramos. Ejemplo:

  • Cuando aprendemos el kanji 米, nos enseñan que: 1) significa “arroz”, y 2) que se lee “kome”.
  • Alguien un poco más letrado en japonés sabrá su otra lectura es “mai”.
  • ¿Qué pasa cuando vemos palabras como 久留米, 米良 o 米倉? Suponiendo que sabemos cómo se leen los otros kanji (qué también entra en el problema mencionado), la primera “ku” + “ru” + ¿”kome” o “mai”?. La segunda: ¿”kome” o “mai”? + ¿”yo” o “i” o “ryo”? . La tercera ¿”kome” o “mai”? + “kura”?
    Si pensaron de la forma anterior, lamento desilusionarlos: 久留米 se lee “kurume”. 米良 se lee “mera” y 米倉 se lee ” yonekura”.

Cierto es que en el ejemplo anterior usé nombres de lugares y de personas, donde los kanji se leen de forma diferente (y a veces ni los japoneses pueden leerlos), pero se da el caso también en otros más comunes, como el de 人:

  • 人間: Ningen
  • 人類: jinrui
  • 人手:hitode
  • 大人: Otona
  • 一人: Hitori
  • 二人: Futari
  • 狩人: Karyuudo
  • 仲人: Nakoudo
  • 素人: Shirouto
  • 玄人: Kurouto

Y ninguna de las palabras anteriores es nombre de lugar o de persona. Son sustantivos comunes.

Muchos pueden alegar que aprender kanji es una pérdida de tiempo (en serio, me he encontrado gente que ha estado en Japón por más de 10 años y apenas medio saben leer hiragana y katakana). Yo soy de la idea de que aprenderse las lecturas de “machetazo” es la peor manera de entenderlos. Insisto: sí hay que aprenderse las lecturas, pero eso pasa a segundo plano. Entendiendo el concepto y practicando japonés lo más que se pueda son la puerta a entender mejor los kanji y a aprender más fácilmente sus lecturas. Por lo menos el método a mí me funcionó, y cada que veo una palabra nueva, la desglozo en los kanji que contiene para tratar de entender el significado. Una vez que lo entiendo, la lectura sale solita, aunque, como referí anteriormente, existen excepciones y veces me topo con alguna.

Ojalá que lo anterior les sirva como referencia en su aventura de estudiar el idioma japonés.