La triste historia del Salary Man

Levantarse temprano, ponerse traje, desayunar lo que se pueda, correr a la estación, abordar el tren repleto para no llegar tarde, llegar 10 minutos antes de la hora de entrada… la vida de un salary man es ajetreada, y al mismo tiempo, monótona desde el punto de vista de un extranjero (puesto que habrá quienes se sientan felices con ella).

Para entrar en contexto, un salary man es una persona (hombre o mujer, aunque generalmente se aplica solo a hombres) que tiene sus ingresos económicos basados en un salario fijo. Hasta aquí todo bien. Lo malo es que el término conlleva también largas jornadas de trabajo, pocos días de descanso, mucha presión, pérdida de la individualidad y, más alarmantemente, muerte por cansancio. Por lo anterior, el término, aunque no es despectivo en ningún aspecto, no tiene un significado “bueno”.

Aclaro que hablo del salary man promedio. Puede haber excepciones.

Analicemos:

  • Largas jornadas de trabajo. La mayoría de las empresas japonesas tienen el horario de 8 am a 5 pm, con una hora para comer (12 pm). Si hacemos cuentas, son exactamente 8 horas de trabajo. Sin embargo, son rarísimas las empresas que permiten que sus empleados salgan a la hora exacta, por lo que las horas extra se convierten en el pan de cada día. Incluso si uno ya no tiene trabajo, le es casi imposible salir del trabajo antes que su jefe… Sí: sí el jefe está presente, los empleados se quedan, debido a la idea de “No me puedo ir porque el jefe todavía está trabajando. Sería inapropiado“. Incluso, y esto me lo han corroborado 2 personas diferentes, hay japoneses que de plano se ponen a papar moscas durante el día y comienzan a hacer el trabajo real después de las 5 pm. ¿La razón? Horas extra = más sueldo.
  • Pocos días de descanso. Del punto anterior se deduce que el tiempo que tienen para descansar es mínimo, y a veces ni siquiera los fines de semana tienen libre. De ahí que los “salary man” tengan el síndrome de “no saber descansar” porque se les hace raro tener tiempo libre. Incluso hay cursos para aprender a descansar.
  • Mucha presión. El trabajo nunca termina. Aunado con los problemas que carga la vida diaria, el salary man vive cada día bajo presión. De ahí que se entienda, más no justifique, que quienes tienen la oportunidad de ir a la universidad se la pasen lo mejor que pueden sin importarles mucho el estudio, pues una vez graduados es muy probable que terminen siendo pseudoesclavos de una gran corporación. Sí. Los sueldos pueden ser mucho más competitivos que en otros países, pero el precio de las cosas también es caro, y nunca tienen tiempo para disfrutar lo que están ganando.
  • Pérdida de la individualidad. Si bien Japón se caracteriza por ser un país homogéneo, en donde las excepciones no son del todo bienvenidas, un salary man pierde su esencia casi del todo. Es fácil deducirlo de los puntos anteriores: poco tiempo libre se traduce en poco tiempo para dedicarle a algún pasatiempo, y mucha presión se traduce en no disfrutar esos ratos libres porque siempre se está pensando en el trabajo. Los días de descanso suelen convertirse en días para quedarse sin hacer nada en casa, en pijama todo el día o bien dormir todo lo que no se ha podido durante la semana.

No obstante, se forma una costumbre entre ellos: juntarse a beber después del trabajo. Es quizá lo que les da la fuerza para seguir trabajando día con día. Basta con ir un día por la noche a lugares como Shimbashi (新橋) o Shinjuku (新宿) en Tokio para ver las “fondas”, restaurantes e Izakaya repletas de salary man quienes, ya sea por gusto o por acompañar al jefe o al “sempai” tienen que estar ahí. Risas, cervezas, comida, y quizá alguna chica joven acompañando a quienes van a los snack. Al final, todo termina justo a tiempo para regresar en el último tren, pero nunca falta el grupo que no lo alcanza y la regresada es en taxi. ¿Qué le resta al salary man en su día? Llegar a casa, bañarse y dormir.

No es que el salary man elija ser así (¿quién en su sano juicio lo haría?), sino que la sociedad japonesa ha forjado esta imagen desde hace varias décadas. Además, la lealtad y el sacrificio por el trabajo datan de la época de los shogun y samurai (y quizá desde antes). Para alguien que acaba de salir la universidad (o la preparatoria y se va directo a trabajar) y sin nada de experiencia en la sociedad, todo es nuevo, y las mismas empresas le dan la bienvenida debido a que pueden ser entrenados de la mejor forma a la que compañía le convenga. Por consecuencia, ese tipo de vida se convierte en el estándar, y muchos viven, y mueren, con esa idea.

Con todos los problemas que se carga un salary man, es más que obvio que tarde o temprano caerá enfermo, y en muchos casos, muerto. Lamentablemente la muerte por cansancio no es rara en Japón, y aunque se quiere combatir, la realidad es que cambiar a toda una sociedad no es tarea sencilla: acostumbrarlos a tomar sus vacaciones, a tener vida propia además del trabajo, a distraerse y saber descansar. El proceso es largo, y muchos creen incluso que no cambiará. Yo lo veo a diario con mi jefe, y en verdad espero que uno de estos días no caiga en cama, porque la empresa se vendría abajo.

Todo el ajetreo del salary man tiene repercusiones: si han notado el poco tiempo libre que tienen, imaginen cuando se tiene una familia. ¿A qué horas ves a tus hijos? ¿a qué horas los atiendes? ¿a qué horas ves cómo se van desarrollando? De aquí se genera el problema de la falta de comunicación, de la falta de una figura paterna en la familia y, por ende, de las conductas anormales que tienen algunos jóvenes japoneses: hikikomori, tendencias suicidas, etc. Y también da lugar a las relaciones extramaritales, por parte del hombre, de la mujer, o de los 2 al mismo tiempo: al hombre nada le cuesta decir que tiene que quedarse más tiempo en el trabajo porque es totalmente creíble; la mujer no ve al marido en casi todo el día, y los días de descanso o se la pasa durmiendo, o se va al pachinko (casino japonés). Sé personalmente de casos en donde amas de casa le piden a estudiantes extranjeros que sean sus novios, argumentando que “el esposo es una cosa y el novio es otra“.  Hay incluso amas de casa que permiten que su esposo tenga aventuras con otras mujeres o vaya a los Soap Land porque lo consideran necesario para que el hombre pueda aguantar todo lo que trae encima. Algunas otras dicen que mientras no los atrapen in fraganti, no hay problema, mientras que otras, al descubrir la aventura, simplemente piden que les compren una bolsa cara o las lleven a cenar a un restaurant lujoso en castigo.

¿En castigo? Efectivamente. Todo el sueldo del hombre termina en manos de la mujer, que es la que lleva la economía de la casa. Es la mujer quién decide cuánto le da al hombre para gastar al mes. De ahí sale el dinero para las idas a beber después del trabajo, el pachinko, y demás gastos que el salary man realiza. Si la mujer le pide al hombre que le compre una bolsa (de unos 100,000 yenes) o una cena lujosa, imagínense el sacrificio que éste tiene que hacer para poder lavar su culpa… así que el salary man trabajaría solamente para poder mantener su casa sin ningún tipo de estímulo o incentivo para él.

Como ya mencioné, esto se puede considerar un estándar, pero a mí me llega a molestar a veces que me digan que soy “un salary man”. Sí, mi sueldo, al igual que el de muchos de ustedes, es fijo, y depende de una compañía, pero el ser un empleado en México o Estados Unidos (porque lo fui en 3 diferentes compañías) no se compara para nada en serlo en Japón, y yo no caigo en ese estereotipo. La semana antepasada que estuve en Tokio y tuve muy poco tiempo para mí, experimenté por unos días la vida del salary man, y lo primero que pasó por mi mente es “no puedo hacer ni mantener a una familia con este estilo de vida. Dejaría de ser yo, y me perdería del crecimiento de mis hijos (cuando los tenga). Fui partícipe también de cómo Emi sufrió esta vida durante 2 años (muy difíciles para ambos, dicho sea de paso) y, por mi parte digo que, en el momento en el que me vuelva o me comience a convertir en un salary man, dejo Japón sin pensarlo.

Con base en todo lo anterior digo: ¡pobre salary man! Una vida triste, que quizá no escogió 🙁 No queda de otra más que 頑張って下さい! (Gambatte Kudasai!).

27 thoughts on “La triste historia del Salary Man”

  1. Yo lleve una vida de salary man por 3 años y es horrible, siempre trabajaba 3 horas diarias extras, sin derecho a tomar mis vacaciones como yo escogiera sino que solo podía tomar máximo dos días al mes, solamente dormía y trabajaba porque aparte de las 3 horas extras eran otras 3 horas de transporte. Alguna vez junte el final y comienzo de un mes mas días festivos y mi ex jefe casi se arranca los ojos porque encontré la forma de tomarme 10 días de vacaciones y me pidió que no lo volviera a hacer :s. El llevar ese tipo de vida es una de las cosas que realmente me hace pensar si quiero quedarme definitivamente a vivir en Japón o no. El sueldo es competitivo pero en mi caso mi familia y disfrutar de la vida es mas importante.

  2. En México también pasa mucho y mas en el ramo de informática, ese chantaje de los jefes de quedarse para que todos los demas se queden, que uno mismo diga, “aunque haya terminado no me voy porque mis compañeros y jefe aun siguen trabajando… como les voy a hacer eso??” también esta vigente en muchos lugares. En México me tocó serlo por dos años y medio, termine huyendo y ahora no entiendo como la gente que estaba ahi conmigo sigue en el mismo lugar, con la misma rutina. En Europa que se tienen mas vacaciones y las condiciones son un poco mejores también hay empresas de este estilo. Afortunadamente desde que estoy aquí los casos de sobretrabajar han sido contados, pero la maldita tendencia va a que todos trabajemos así como hormigas sin importar nuestra vida.

    trabajar para trabajar no es vivir. Uno debería trabajar para vivir

  3. Gracias por tu punto de vista Manuel. Me he planteado bastantes veces el como sería mi vida si fuera como un salary man y no puedo ni imaginar lo deprimido que me sentiría. ¿Cómo crees que se podría cambiar esto? Ya se que la pregunta es complicada pero si vives allí, tu punto de vista me interesa bastante. ¿Quizá el gobierno debería tomar cartas en el asunto? Que situación más complicada…

  4. Tengo entendido que “salary man” en mujer se dice “office lady”.
    Ahora mismo empieza la temporada de buscar trabajo y esto es algo que me preocupa.
    Saludos

  5. También yo ceo que en México no distamos mucho de eso, sólo que con una gran desventaja, aquí las horas extras es rarísimo que te las paguen o en su defecto que te las paguen como marca la ley y el fenómeno del outsourcing es cada vez más común, entonces, tienes salary mens a los que no les pagas horas extra y que además no gozan de ninguna otra prestación, ni vacaciones, aguinaldo, seguro, etc… Realmente es preocupante que la ley federal del trabajo sirva para 2 cosas… Se ha hablado varias veces de impulsar una reforma laboral, una de tantas otras que urgen, pero nadie ha querido entrarle, por un lado los empresarios presionan, ya que, como están las cosas actualmente tienen menos obligaciones y por el otro, hay los grupos que proponen privatizar la seguridad social y los fondos de pensiones y hogar… tema muy delicado, porque ya sabemos cómo se han hecho en el pasado ese tipo de cosas en este país…

  6. Concuerdo con Ulises en que en México también pasa algo similar en muchos lugares (no en todos obviamente), cuando estaba en bachillerato durante vacaciones me metia a trabajar por algo de dinero extra, trabajando en un taller de serigrafia tenía un horario de 8 a 6 pm sin hora especifica de comer, nos turnabamos 4 “operarios” para comer en 15 minutos para no dejar de sacar el trabajo. Después estube en el almacen de una tienda departamental te hacian trabajar una jornada de 10 hrs y cada vez que había inventario te tenías que quedar casi todo el día también sin paga de horas extras, pensando que solo pasaba en esferas “no profesionales” me llevé una sorpresa al empezar a hacer prácticas y ver que, en una manufacturera de acero, los ingenierieros al aceptar mas trabajo del que podían realizar terminaban qudandose casi siempre 2 horas mas y iendo toda la semana :S Ciertamente esto no pasa en todas las empresas de México, pero sucede en mas de las que uno se puede imaginar…

    Una pregunta. En Japón no hay compañías o rubros en la que el “Salary Man” no sea tan común? o para ser mas especifico, este síndrome pasa también en el ramo manufacturero/industrial?? (Que es mi giro profesional y del que me interesa hacer un posgrado por allá xD )

    Saludos.

  7. Tal vez suene a desahogo pero en México estoy llevando exactamente esa vida (sin alcohol pero en escencia es lo mismo) y paradojicamente apenas me alcanza para vivir yo, ni que decir de tener pareja o amigos y gastar en ellos. La verdad con gusto cambiaria mi vida de “salary man region 4” por al menos una de salary man region (cualquiera que le haya tocado a japon) si bien tampoco tendria vida al menos recibiria un sueldo medianamente digno, pero bien me dicen en casa “querias trabajar con computadoras ¿no? pues ahora jodete”.

    Saludos.

  8. mmmmm que mal!!!! pues como veo por aca en méxico no he visto de esos xD pero a veces las horas extras no son bien pagadas por aca hehehe, pero igual seria muy aburrido ser un Salary Man perderte momentos que nunca volveran a pasar no los cambiaria por nada del mundo la familia es primero, y los hijos son muy importantes. A mi me gustaria tener una familia en japón, pero tampoco descuidarlos asi!!!.Pues espero que no te conviertas en uno de esos Manuel, y que las cosas salgan mejor. Saludos.

  9. Jejeje, yo trabajo diez horas con una de comida, sin Seguro Social, prestaciones de ningún tipo, obviamente cero vacaciones…pero lo bueno es que mi horario es estrictamente ese, aunque a veces (muy contadas) hay que quedarse unos cuantos minutos más, o trabajar en mi casa o un par de veces al ño, ir en fin de semana.

  10. Jaime tiene razón, al menos en Japón sí pagan las horas extra, en cambio en México, de mi último trabajo no tenía ni una bendita prestación, qué me iban a andar pagando horas extra…

  11. Así es, en México se vive ya una situación similar, con la enorme diferencia de salarios.

    Y dicen que los mexicanos somos huevones.

    Eso dicen los empresarios, claro.

  12. Hola disculpa yo no comento para comentar sobre el topico…intente mandarte un correo personalmente pero el programa no me funciona… yo queria comunicarme contigo personalmente ya que necesito un favor de ti… que agradeceria mucho que me tomaras la palabra… mi correo es portadorX4@live.com.mx … muchas gracias por la atencion..

  13. Quiero hacerte una pregunta crees que todo lo que has hecho tu maestria ,doctorado en japon te ah hecho feliz , tu estancia en japon te hace feliz, no extrañas a tu familia? bueno claro que si debo aplaudirte por todo lo que has logrado te tengo una pregunta si valio la pena? las personas de doctorado en japon cuanto ganan al mes cuanto es tu salario? solo pregunto sigo para yo intentarlo hacer como tu lo hiciste gracias y espero tu respuesta.

  14. Como supiste cual era tu camino de vida ,tu destino ,tu decision me gustaria que me dieras tu mail para charlar un rato.

  15. Y por fin puedo opinar, Manuel vengo leyendo tu blog desde hace unos dos meses creo, pero me pareció algo tan inspirador que lo leí como decimos por acá: “de pe a pá” o sea que lo leí desde el principio hasta el final (si, ya sé no te has muerto y las primeras entradas no aparecen pero leí desde donde se puede hasta donde se puede), perdón por mi redacción pero mejor es que sea espontanea no?, leyendo esta entrada me di cuenta que tus ideas y percepciones de Japón son muy maduras, esta entrada es como la reunión de otras ideas tuyas que habías tenido y escrito desde antes, cuando decías que a cierta persona le deseabas una triste y monótona vida de salariman, o cuando decías que los japoneses tenían maratónicas jornadas de trabajo y que por eso son tan populares esas bebidas basadas en la taurina y/o cafeína, o cuando decías que tu novia llegaba hecha polvo del trabajo, esto por dar algunos ejemplos, pero bueno ahora si te escribo mi opinión.

    Los japoneses tienen esa idea del sacrificio personal para el bienestar grupal y las empresas en Japón no son la idea que todos tienen de empresas sino que son mas bien como unas familias, en las cuales todos están sumamente comprometidos con los ideales y fines de la misma, por ejemplo es raro que un japonés se cambie de empresa, lo normal es que si entras a una empresa allí te mueres, existe una lealtad por la compañía como no se ve en occidente ni mucho menos en América latina, en América existe la idea de trabajar lo menos posible (eso lo dijo Manuel sobre México) y es cierto y es lo que se hace. Otra cosa es que Japón a pesar de ser un país de primer mundo no puede hacer que los japoneses sean felices, hay una encuesta de felicidad y Japón salió terrible (aunque esas encuestas dejan mucho que desear no podemos perder de vista que algo han de indicar). Otra cosa, si ustedes son de la clase trabajadora (lo somos verdad?) lo mejor es que huyan despavoridos de Japón porque a pesar de tener buenos salarios, no vas a poder disfrutarlos como quisieras (Miguel de nuevo lo había dicho) Los trabajadores que si la gozan son los alemanes con la jornada laboral mas corta del mundo y los sueldos mas altos y como si fuera poco con los sindicatos más fuertes del mundo, allá si que se la pasaría bien.

    Resumiendo, éste es uno de los puntos para pensar dos veces antes de irse a Japón, normalmente se dice que este exceso de trabajo y compromiso es lo que sacó a Japón de la pobreza, eso pensaba hasta que me enteré que Alemania salió de la pobreza post guerras mundiales respetando a los trabajadores sin explotarlos y uno se pregunta entonces que está pasando en el mundo?, ya terminando te felicito por el blog pero más por la redacción casi que impecable, haría falta una entrada que se llame algo así como: mis cinco razones para que te lo pienses dos veces antes de venir, Manuel ¿con lo que has vivido volverías a elegir Japón? yo creo que sí, saludos.

  16. Tenia pensado hacer mis postgrados y quedarme a trabajar en japon, pero con esa historia lo tendria que pensar mejor, Mi novia vive ahi y tiene un part time job que parece un trabajo fijo, horas extras de trabajo y en fines de semana, thats crap.. pero bueno aver que sale con esto.

  17. Y por esto se que definitivamente no me gustaría quedarme a trabajar en Japón, y de paso chance ni en México, aunque digan lo que digan si son mucho más flexibles en nuestro país.

  18. estoy totalmente deacuerdo con lo que muchos han posteado ya, sobre este polemico tema . yo soy un mexicano viviendo en Mexico que trabajo en sistemas y la verdad las jornadas laborales consumen casi todo mi tiempo.
    mucho es lo que se puede decir sobre este polemico tema.
    aunque la verdad yo siempre he sido partidario del optimismo asi que conviene analizar ciertas cosas que han pasado en Japon los ultimos 100 años:
    * desparecio la costumbre de elegir la persona que se casara con tus hijos
    * desaparecio la costumbre de creer que el emperador era un Dios.

    y precisamente hace 100 años a la vista de que cualquier extranjero. parecia imposible que eso fuera a cambiar.

    solo queda agregar: ¿cuanto tiempo pasara para que desaparezca esa costumbre de sacrificar la vida personal por el trabajo de esa
    forma tan enfermiza???
    ahi como dices esta el problema de los hikkomori que es causa directa de esto y no sabemos de que forma vaya a empeorarse ese problema al paso del tiempo.
    yo digo que si esto sigue asi. su sociedad terminara desquebrajandose.

    ademas me he enterado que por ahi anda haciendo ruido el partido Socialista japones , en la politica de ese pais….. debe ser por algo.
    si bien el socialismo busca hacer algo de contrapeso al capitalismo explotador.

  19. Hola

    Yo soy un mexicano que proximamente metere mis papeles para sacar un postgrdo en japón, soy diseñador grafico y encontre una oportunidad en la Tokyo Geijutsu Daigaku, me intereso el postgrado de Nuevos Medias, en primera se que mi carrera es de trabajar duro y me ha tocado trabajar horas extras feamente (casi 12 horas de trabajo -_____-) me gustaria saber como es tu vida alla, y me gustaria saber que importancia tiene alla el grado de estudios con relación a sueldos y vida, disfrutas tu vida alla o te la pasas chambeando?

    Saludines

  20. Hola vivo en mexico, exactamente en Quintana Roo. Me parece increible lo que has escrito, porque a mi me encantaria viajar al extranjero, mas exactamente a Japon, y vivir la experiencia. La verdad no se que onda, porque tambien me gustaria tener un trabajo que estuviera acorde a mi carrera, soy abogada, aun no se que especialidad tomar, un posgrado, porque aunque si me gustan las leyes, tambien me encanta el arte, en fin, no puedo creer que la gente de ahi trabaje tanto, se que es cuestion de costumbre y tradicion pero me parece que eso no llena lo suficiente, porque una de las prioridades de la vida es la familia, y que haya tanto materialismo de parte de los matrimonios, pues se me hace triste, e inmaduro. Ahora bien, en Mexico, puedes trabajar mucho es verdad, pero al menos sino te pagaron tus horas extras, tus dias inhabiles, tus vacaciones, osea tus prestaciones de ley puedes reclamarlas en la Procuraduria Federal del Trabajo , alla prestan los servicios abogados versados en la materia laboral, y no te vayas con la finta con coyotes los (abogados que solo sacan dinero y nunca es tu vida los vuelves a ver).
    Bueno un saludo, y si por favor alguien sabe de alguna pagina de becas de posgrados,ya sea de leyes o lo que sea, me harian increiblemente feliz, se los agradeceria muchisisisimo.

  21. [quote comment=””]Hola vivo en mexico, exactamente en Quintana Roo. Me parece increible lo que has escrito, porque a mi me encantaria viajar al extranjero, mas exactamente a Japon, y vivir la experiencia. La verdad no se que onda, porque tambien me gustaria tener un trabajo que estuviera acorde a mi carrera, soy abogada, aun no se que especialidad tomar, un posgrado, porque aunque si me gustan las leyes, tambien me encanta el arte, en fin, no puedo creer que la gente de ahi trabaje tanto, se que es cuestion de costumbre y tradicion pero me parece que eso no llena lo suficiente, porque una de las prioridades de la vida es la familia, y que haya tanto materialismo de parte de los matrimonios, pues se me hace triste, e inmaduro. Ahora bien, en Mexico, puedes trabajar mucho es verdad, pero al menos sino te pagaron tus horas extras, tus dias inhabiles, tus vacaciones, osea tus prestaciones de ley puedes reclamarlas en la Procuraduria Federal del Trabajo , alla prestan los servicios abogados versados en la materia laboral, y no te vayas con la finta con coyotes los (abogados que solo sacan dinero y nunca es tu vida los vuelves a ver).
    Bueno un saludo, y si por favor alguien sabe de alguna pagina de becas de posgrados,ya sea de leyes o lo que sea, me harian increiblemente feliz, se los agradeceria muchisisisimo.[/quote]

  22. El asalariado es una de las muchas formas en la que la sociedad japonesa viola los derechos laborales y los derechos humanos, para ellos las personas sólo son máquinas sin criterio para exclusivamente trabajar agacharse y seguir órdenes. Para condimentar la vida de estos desgraciados, los atiborran de manga anime y pornografía ( que muchas veces divergen en una sola cosa) para tenerlos controlados, sin pareja, sin reproducirse… Cuando la persona no soporta la presión, opta por un buen plato de fugu (suicidio)… Siempre sobre ellos la amenaza de correrlos y quedar sin otro empleo… El pueblo japonés debería de levantarse en armas así como lo hicieron contra la dictadura nazi, la dictadura soviética y muchas otras, no se necesita ser rojillo para violar los derechos humanos…
    Japón es una dictadura perfecta. Nunca vivan allá, su vida no valdrá nada, y menos como extranjeros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *