Surfers Paradise – Día 4

Si me preguntaran en dónde quiero pasar las siguientes vacaciones que tenga, o cuál es la playa que más me gusta, sin lugar a dudas respondería: ¡Surfers Paradise, Gold Coast, Australia!

Este lugar es simplemente increíble: La playa es enorme, y créanme cuando digo enorme. A donde voltees, solo ves playa y más playa, sea para la izquierda o para la derecha. Las olas enormes, perfectas para quienes quieren surfear, el clima no puede ser mejor, las chicas en bikini y algunas en topless tomando sol. Y fuera del mar, las tiendas, centros comerciales, bares, antros, night clubs, parques de diversiones, tours, etc., hacen de este lugar algo mágico. Insisto: Jamás he ido a Cancún, así que no me digan malinchista (a lo mejor Cancún está más chido).

Así como andaba (todo sudado, sin peinar, con short y el jersey de la selección de México) me fui al Holiday Inn para ver qué onda con las actividades de la conferencia, y cuál va siendo mi sorpresa que ya estaban registrando gente a esa hora. Sin otro remedio, me formé y así me registré. Me dieron una mochila con todo lo que necesitaría para la conferencia, incluído el valiosísimo libro de los "Proceedings" de la conferencia, es decir, un libro que contiene todos los papers que fueron aceptados. Eso es lo que me cuentan en la universidad. Acto seguido, me fui al hostal.

Después de hacer el checkin, bañarme y cambiarme, era hora de conocer los alrededores. Ya había caminado mucho ese día, así que decidí subirme a un autobús. Los amables choferes tuvieron el poder de recordarme a mi adorado México: Manejan como locos. Eso sí: Respetan las paradas y sí son amables con la gente, pero nomás arrancan y parece que van jugando carreras. En fin, para no andar sacando dinero a cada rato, y considerando que el hostal está lejos del centro, y por ende lejos del lugar de la conferencia (Holiday Inn Surfers Paradise), decidí comprar un boleto por una semana, que da acceso a todos los autobuses de la ciudad. Me costó 42 AUD, pero los vale. Me subí al autobús, y de regreso al centro.

Básicamente ese día la pasé solo recorriendo toda la zona principal de la ciudad. Pensaba agarrar un tour de esos de medio día, pero estaba tan cansado que mejor opté por irme al hostal, jugar con el PSP un rato y quedarme dormido. Las actividades de la conferencia comenzaban hasta el martes, así que el lunes tenía que disfrutarlo de alguna forma, y creo que lo hice. Pero eso va en otra entrada.

Por cierto: Ningún koala ni tampoco ningún canguro todavía. A ver si voy al zoológico el viernes. Ahí le tomaré foto a uno especialmente para Guolquen 😀

Omar: Escribo esto desde cafés internet que me encuentro. El promedio son 3 AUD por hora, y son SÚPER ADSL (extraño la conexión de mi casa). 

2 thoughts on “Surfers Paradise – Día 4”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *