Gran barrera de coral – Día 12

El día que más había estado esperando llegó.

Este tour fue lo último que reservé cuando estaba planeando el viaje. Sinceramente lo pensé mucho, porque no es nada barato (165 AUD), pero después de un rato, decidí apretarme la tripa y pagarlo, ya que posiblemente sea la única vez en mi vida que vaya a Australia.

El tour se llama Ocean Freedom, y es una especie de yate que te lleva a bucear / snorkelear a la gran barrera de coral, y después te lleva a una pequeña isla, pero realmente pequeña, en medio de la nada, rodeado por el mar azul y el coral que en él habita, a volver a realizar la misma actividad.

El día comienza con una explicación de lo que será el tour, la presentación de la tripulación, y el llenado de las formas para quienes quieran bucear. Yo lo quería intentar, pero había que pagar 90 AUD extras, por lo que decidí que mejor practicaba snorkeling por primera vez.

Al principio estaba lluvioso, pero conforme nos adentrábamos en el mar, el clima fue cambiando hasta ponerse totalmente soleado. El mar poco a poco iba mostrando un color azul claro, realmente claro, recordándonos el verdadero color del mar, no el verde que vemos normalmente en las playas todas sucias.

Nos detuvimos en medio de la nada, y de ahí, ¡al agua! Lo que se aprecia viviendo bajo el mar es algo que definitivamente hay que ver una vez en la vida, porque es precioso, realmente indescriptible. Estuvimos ahí como por hora y media, y después llegó la hora de la comida, momento en el cual me pasó lo que nunca me había pasado: Me mareé. No pude comer nada hasta después de que la pastilla que me dieron contra el mareo hizo efecto, lo cual sucedió unos 40 minutos después. Pero después de eso, todo tranquilo y sí pude disfrutar del buffet que nos tenían preparado.

Acto seguido, fuimos a la isla llamada Upolu Cay, que sencillamente es un banco de arena en medio del mar. Nos llevaron en lancha hasta ahí, y la actividad consistía en, después de las fotos del recuerdo, regresar nadando al barco, deleitándose claro con el espectáculo que ofrecía la vida marina del lugar. Precioso, simplemente precioso.

De ahí fue simplemente el regreso a Cairns, al que llegamos poco después de las 5 pm. Algunos estaban cansados, pero yo todavía tenía cuerda para rato, así que solo fui a cambiarme al hostal y me dispuse a ir a comer comida "mexicana", que era más estilo "Tex Mex", pero al menos guacamole sabía a lo que tiene que saber. Y por la noche me fui a un antro, en donde, por ser lunes, no había tanta gente, así que solo estuve como hora y media y después me regresé a caer rendido. 

One thought on “Gran barrera de coral – Día 12”

  1. Orale, suena muy bien el viajesito. Poco a poco he superado mi fobia a los peces así que si voy a Australia me gustaria darme una vuelta por ahí (antes de que desaparescan las islas por el calentamiento global)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *