Día del padre

Convertirse en padre debe ser una bendición. Dicen que no hay felicidad que se le pueda comparar. Claro, el amor a la pareja es punto y aparte.

Curiosamente, mucha gente cree que nunca seré padre. Mis antecedentes familiares serían suficientes para que muchas personas quisieran desistir de la idea, pero mis pensamientos son firmes y mis sueños lo son más: Desde hace mucho tiempo me he imaginado como papá, y, conocido por muchos e ignorado por otros, quiero que mi primer hijo sea niña, y su nombre ya está escogido: Midori. De ahí parte del nombre de este dominio (midoriparadise).

¿Por qué Midori? Primero, en japonés hay varias formas de escribirlo. La que a mí me gusta es 翠, que viene de Hisui (翡翠), que significa “jade” en japonés. Segundo, es un juego de palabras, porque normalmente Midori se escribe 緑, y significa “verde”, y como habrán notado, es mi color favorito.

¿Que ese nombre implica que me casaré con una japonesa? Quizá. Las japonesas me gustan mucho, y siendo sinceros, no me imagino casado con alguien de otro país que no sea Japón (aunque uno nunca sabe qué pueda pasar en el futuro). Y como también muchos de ustedes saben, precisamente quien me trae suspirando en estos momentos, la razón de la inspiración que volvió después de no sé cuánto tiempo, es japonesa.

De mi padre aprendí mucho, y puedo decir que gracias a él soy quien soy ahora, gracias a todo lo bueno y lo malo que sucedió. Mi padre a veces se refugia con “Nadie nace sabiendo ser padre”, y secundo su afirmación, pero no su actitud: Nadie nace sabiéndolo todo, pero se puede aprender. Nunca es demasiado tarde. Quiero a mi padre y no le guardo rencor, solo que no concuerdo mucho con su forma de hacer las cosas. Como sea, mi padre me enseñó algo últimamente, y estoy seguro que ni él lo sabe: Me ha enseñado lo que no debo hacer cuando sea padre. El comentario parece sarcástico, pero de verdad que no lo es. ¿Qué fue lo que pasó para comprender su enseñanza? Siento no poder mencionarlo aquí, pero es algo que solo mi familia y mis amigos más cercanos saben.

Sueño con ser padre algún día, pero antes de eso sueño con poder encontrar a quién será la madre de mis hijos. Me he esforzado, me he preparado, pero todavía no es suficiente, aunque ciertamente he sufrido mucho. No quiero ser perfecto, porque me pasaría toda la vida intentándolo y es un hecho que no lo lograría, pero quiero ser capaz de darlo todo por esa persona que decida compartir su vida conmigo, porque no le quiero fallar en nada.

Para todos los hombres que tienen la fortuna de ser padres, y muy en especial para el mío: ¡Felicidades! Algún día me uniré a su club.

One thought on “Día del padre”

  1. =O ahora veo el porqué del nombre del blog… es un bonito significado =) [se nota q hoy no tuve mucho qué hacer (?) xDD]
    No sé cómo esté tu situación familiar actualmente u_u pero de todo corazón deseo que las cosas estén mejor y pues gracias a Dios por las pruebas! Aunque no las entendemos en el momento, como he mencionado antes, siempre nos enseñan cosas importantes y nos empujan a ayudar a quienes pasan después por lo mismo. Además que son un buen escalón para la madurez =)
    Y se dice que Dios no da cosas que no podamos soportar, y con las pruebas Él da también las salidas… así que todo lo que has pasado es con un propósito.
    Voltea un poco a mirar atrás… ves toooodas esas cosas que has aprendido? Ahora mira para adelante… aún falta mucho por recorrer =D
    Qué linda es la vida, no?
    Ganbatte ne ;D

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *