Viento… mucho viento

Estos últimos dos días el viento ha soplado de tal manera que hasta parece que se acerca un tifón. Es difícil incluso ir en bicicleta ya que cuando tienes el aire en contra, casi no se puede avanzar. Ayer terminé ensopado porque la lluvia me agarró a la mitad del camino de regreso a casa, y con tanto viento, era difícil pedalear.

Hablando del clima, ayer fue un muy buen día: Soleado y calientito (rebasamos los 20 grados). Claro, sin contar la noche (por la lluvia antes mencionada. Sin embargo, hoy la temperatura bajó casi 10 grados e hizo un poco de frío. Poco a poco nos acercamos al inicio del calor en serio (mediados de mayo), pero parece que el aire frío que caracteriza a la primavera se rehusa a desaparecer.

Tengo ya en mis manos el boleto para ir a Sendai a visitar a Omar. Pasaré la semana dorada (la primera semana de mayo, que es feriada en Japón) por allá y planeo visitar algunos lugares interesantes de por allá. Si se arma, nos lanzamos hasta Aomori. Estamos contemplando la opción de rentar un carro, ya que nos daría mucha más libertad de movimiento.

Sobre mi proyecto, estoy por hacerle “cirugía” a mi sistema, porque hay algunas partes en donde la función es tan larga que es difícil entender lo que hace. Además, necesito agregarle algunas mejoras en víspera del próximo cambio grande que sufrirá. Si mis cálculos son correctos, me tomará entre 3 semanas y un mes, pero es una inversión que redituará más adelante. Debo también hacer un extracto de mi tesis para enviarlo a alguna conferencia internacional y rezar porque me lo acepten. Para los que no están enterados, la condición para que vaya a México o a fin de este año o en marzo del siguiente es precisamente que asista a una conferencia internacional (necesito al menos 2 para poder graduarme como doctor).

Comenzaron las clases de inglés, y aunque cueste trabajo creerlo, me equivoqué de escuela: Cuando iba de camino, recapacité y me di cuenta de que todo este tiempo estuve confundiendo una escuela con otra. Apurado, corregí el rumbo y afortunadamente pude llegar a tiempo. Para mi buena suerte, la escuela no es del todo mala, y aunque sí hay niños que no hacen mucho, será menos friega que en la que estaba antes.

Para finalizar, el acontecimiento T me contactó. Lástima que se regresa a Guadalajara el próximo martes. Pero de cualquier forma me dio gusto recibir un correo (con foto incluida).

Recomendación de la semana: Air Gear y Aa Megami Sama: Sore zore no tsubasa. En manga, Death Note se sigue llevando y por mucho el primer lugar en mis gustos (y en el de muchos japoneses).

One thought on “Viento… mucho viento”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *