Y se hizo justicia al fin.

Por fin es oficial lo que veníamos anticipando desde hace varios meses: A uno de mis mejores amigos, Omar, por fin le dieron la beca a Japón. Ya se había hecho el anuncio previo, pero hoy recibió el correo donde ahora sí es oficial.

Se hizo justicia, porque lo intentó, lo intentó y lo intentó, y a pesar de no lograrlo, de las burlas de sus ex-jefes, y de los comentarios tan sin sentido y llenos más de envidia que de otra cosa de gente que estudió en los mismos salones de clase que nosotros 2 (¡hola ICO2000! *Aclaro*: No todos, gracias a Dios), siguió y siguió hasta que por fin cumplió otro de sus sueños.

¡Claro que se puede! No es fácil lograr un sueño. Se tiene que sufrir y hay que hacer muchos sacrificios, pero el resultado final lo vale.

¡Felicidades Omar! Nos vemos en marzo en Guadalajara y en mayo en Sendai. ¡Échale ganas con el japonés!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *