Y entonces… ¡nevó!

Desde ayer por la tarde amenazaba con nevar, e incluso estuvo cayendo aguanieve durante un rato. Por la noche, ya después de las 12, comenzaron los anuncios en TV sobre caminos cerrados por la nieve. Y hoy por la mañana, aunque el cielo ya está medio despejado, los techos de las casas están totalmente blancos.

Entramos de lleno en invierno, y parece que hasta por este lugar vamos a tener una verdadera “blanca navidad”. Si lo veo por ese lado, es muy lindo, pero por el otro, es señal de que todo lo que estoy haciendo tiene que ser terminado pronto.

Las presntaciones de medio curso son del 20 al 26 de diciembre. Todo mundo está apurado y realmenta nadie quiere ser el primero. Creo que seré yo quien pida exponer primero, para que me destrocen los profesores, pero al mismo tiempo liberarme de esa presión antes de todos y poder tener libres los últimos días del año. En enero, comienza la carrera por terminar la tesis, así que unos días de descanso me caerían muy bien.

Me duele la garganta. Está helando allá afuera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *