“Es mejor que no estudies chino, porque para un extranjero, es imposible”

Esas fueron las palabras de la “princesita” del laboratorio, hoy antes de regresar a casa. Ciertamente tengo interés por estudiar chino, y entiendo un poco escrito, pero lo difícil de la pronunciación hace que todavía no pueda reconocer mucho de lo hablado. Aún así, todavía no me pongo en serio a estudiar. De momento, solo lo hago por diversión.

Comentarios como el que recibí ahora me sirven mucho, porque:

1. Sé la fe que las personas tienen en mí
2. Conozco realmente quién me apoya y quién no.
3. Me motiva a estudiar para demostrarles que sí se puede a los que no creyeron.

La prueba es que hace unos 8 años recibí comentarios similares, cuando mi japonés apenas comenzaba a elevarse (o sea, cuando todavía no era ni medianamente bueno), y ahora vean dónde vivo 🙂

En fin… pobre princesita. Va a sufrir mucho una vez que comience a trabajar.

Por otro lado, termina el mes y se viene TODO encima. Es curioso y sorprendente a la vez que el tiempo pase tan rápido. En un mes más, estaremos anunciando la llegada del nuevo año, uno muy especial para mí, porque, si todo sale bien, me convertiré en maestro, y lo mejor, iré de visita a mi tierra. Por lo pronto, hay que seguir trabajando y duro.

Para terminar, un agradecimiento especial a mi amiga Mayra, allá en Guadalajara, por tomarse la molestia de tejerme una bufanda verde (MUY CHIDA, por cierto), y enviarme además algunas cosas desde allá. De verdad lo aprecio mucho.

Buenas noches. Estoy viendo un capítulo de Lost (1era. temporada) antes de dormir. Está buena la serie.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *